Saltar al contenido

Un psiquiatra en la NASA

nasa

nasaYa sabemos que un viaje espacial es duro para el cuerpo humano. Pero, ¿qué supone para la mente humana? Gary Beven, un psiquiatra de la NASA, habla acerca de cómo los humanos se adaptan al espacio y lo que tenemos que hacer para ir a Marte.

“Estoy involucrado en la evaluación médica y psiquiátrica de los candidatos a astronauta… Durante cada misión de seis meses, un colega psicólogo y yo nos reunimos con cada miembro de la tripulación cada dos semanas a través de una videoconferencia privada. Utilizamos el breve tiempo asignado para las conferencias para verificar la salud mental y el bienestar de la tripulación, aprender de su experiencia y difundir las lecciones aprendidas de anteriores miembros de la tripulación con los que hemos trabajado.”

Beven afirma que la ISS (la Estación Espacial Internacional) actualmente ofrece “un sueño adecuado, degustación de comida sana y de calidad, ejercicio, trabajo significativo, tiempo libre, la disponibilidad de actividades sociales y recreativas (música, películas, ponerse en contacto con la familia y amigos), privacidad, espacio adecuado y un equipo de apoyo de tierra.”

De hecho, cuando se le pregunta acerca de qué es lo que más le ha sorprendido en estos años de trabajo responde:

“Con 6 miembros de la tripulación adecuadamente seleccionados y bien entrenados, estas personas se adaptan a su medio ambiente y desearían poder estar más tiempo.”

Permanecer más tiempo, sin embargo, podría dar a la opinión pública un nivel de confianza exagerado en los viajes espaciales de larga distancia:

“Las condiciones en la estación Espacial Internacional no son análogas a un viaje de larga duración a través del espacio. En este último caso la tripulación seguramente estará en un vehículo más pequeño durante aproximadamente 2,5 años (en el caso de un viaje a Marte). Actualmente, la estancia más larga de un ser humano en el espacio ha sido de 437 días.”

Una misión de larga distancia y tiempo supone un “reto supremo” para equipar la nave con las mismas comodidades.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.