Saltar al contenido

Valeriana, un relajante natural

Valeriana, un relajante naturalSu efecto sedante alivia la tensión nerviosa y la convierte en una alternativa saludable a los fármacos tranquilizantes e inductores del sueño.

Conocida tradicionalmente por su acción relajante, la afamada valeriana (valeriana officinalis) es una planta que ha demostrado tener una actividad similar a muchos efectos tranquilizantes (benzodiacepinas). Por ello se ha ganado la confianza médica, y en muchos países se receta de forma habitual en lugar del valium para calmar la ansiedad y combatir la tensión nerviosa.

La ventaja que presenta frente a los fármacos es que no crea dependencia ni provoca los efectos secundarios que se atribuyen a éstos, como somnolencia o dificultad de concentración.

Cómo actúa


Las propiedades medicinales de la valeriana se conocen desde la época romana. De hecho, su nombre parece derivar del término valere, que en latín significa “estar bien de salud”.

Inicialmente su efecto calmante fue atribuido al aceite esencial que se extrae de la raíz. Este aceite tiene un olor penetrante y desagradable, que atrae a los gatos ( de ahí que se conozca popularmente como “hierba de gatos”. El aceite esencial supone hasta un 1% de su peso, y contiene alcaloides (valeriana, valerianina, chatinina), taninos, resinas, ácido valeriánico, ácido isovalérico, etc.

En 1966 se aislaron otros de sus componentes, los valepotriatos (que tienen una actividad biológica depresiva sobre el sistema nervioso central), y se dijo que su acción sedante se debía solo a ellos, a pesar de su gran inestabilidad ante el calor y su escasa presencia en la mayoría de las presentaciones comerciales.

Finalmente, en 1988, se demostró que los componentes de esta planta no ejercen una acción sedante importante salvo que se presenten todos ellos en conjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.