Qué es la vanidad y cómo afecta a tu vida

chica vanidosa con baja autoestima

Quizá tienes vanidad pero nunca antes te habías dado cuenta de ello… O quizá alguna vez te ha dicho que eres una persona vanidosa pero no le has dado mucha importancia por falta de entendimiento en el significado o porque simplemente no lo crees así. Vivimos en un mundo rodeado de vanidad por todas partes, todas las personas quieren verse bien para sentirse mejor y no hay nada que les detenga para lograrlo los sentimientos deseados.

Las personas que son vanidosas, son también soberbias… Aunque intentan disimular los rasgos más negativos de su personalidad, siempre pueden haber contextos en los que despunten. En la actualidad, las personas son capaces de endeudarse por tener el coche más grande o la casa más llamativa, todo lo que haga falta para encajar con la sociedad en lugar de encajar con uno mismo. Hoy en día, muchas personas pasan mucho tiempo mirándose en el espejo en lugar de centrarse en disfrutar del amor hacia los demás. Desgraciadamente, muchas personas luchan por intentar aparentar cosas que no son.

El lado oscuro de la vanidad moderna

La vanidad en la actualidad es un rasgo de personalidad que se considera oscuro y sobre todo, peligroso. Muchas personas hoy en día sufren cáncer de piel por pasar horas al sol y estar algo más morenas y sentirse más atractivas ante los ojos de los demás… O aquellas personas que están luchando contra un melanoma en su piel por haber abusado de las cabinas solares por el mismo motivo.

O los niños vanidosos que acosan a otros en la escuela para sentirse superiores y las víctimas, cansadas de la presión sometida acaban quitándose la vida… Aunque es un ejemplo algo extremo, es una realidad que desgraciadamente ocurre y es necesario tener en cuenta para darse cuenta de que la vanidad de las personas puede tener un costo muy alto, porque es peligrosa.

chica vanidosa mirandose al espejo

El peligro de la vanidad en la sociedad y en tu vida

Si se cuela en la sociedad corremos el peligro de individualizarnos aún más y de atacarnos unos a otros. Una persona vanidosa tiene orgullo excesivo y un alto concepto sus propios méritos y un afán excesivo de ser admirado y considerado por ellos… Esto llevado al extremo puede ser realmente dañino. Algunos peligros de la vanidad en sociedad son:

No se admiten los errores

Las personas vanidosas no admiten que se equivocan puesto que eso doblegaría su “perfecta” imagen… esa que les está costando tanto construir. Pero, si nadie en el mundo se equivoca, ¿quién tiene la razón realmente? Se puede creer que estamos en lo cierto, pero en realidad simplemente estamos alejando la verdad. Y un día, se colará y realmente sentiremos un tortazo en la cara. La verdad tiene una forma divertida de hacer eso…

No se puede confiar en una persona vanidosa

Si eres una persona vanidosa, soberbia y con mucha presunción… le estás diciendo al mundo que no se puede confiar en ti. La vanidad causa obsesión. Si estás obsesionado contigo mismo, entonces esa es la única persona que realmente te importa. Así no puedes ser un buen amigo, tampoco podrías ser un líder y mucho menos, ser una persona en la que se pueda confiar.

Ceguera ante los propios defectos

La auto-obsesión conduce a una mentalidad rígida que puede cegarte temporalmente a tus defectos, pero cuando esto ocurre, seguro que vas a fallar a lo grande. Vas a fallar lo suficientemente grande como para que ni siquiera tu vista distorsionada de ti mismo lo oculte de tus ojos. Y como estás tan obsesionado con la perfección, te vas a hacer mucho daño emocional cuando fracases. La vanidad es una montaña rusa emocional de elogios constantes y duras caídas al suelo de la realidad. Ese tipo de paseo nunca es divertido… Cuanto más te castigues, más te odias. La vanidad es como una droga. Durante un tiempo te sientes bastante bien, pero si te entregas demasiado, terminas en una espiral descendente muy mala.

chico vanidoso que quiere ser perfecto

La imagen pública es muy importante

La vanidad y la soberbia siempre están relacionadas con la opinión que otras personas tienen de uno mismo. Por eso, una persona vanidosa necesita que otros le elogien para tener buena autoestima. En cambio, quieren aparentar al mismo tiempo que no les importa nada lo que otros opinan de ellos… Porque creen que ser natural es positivo y mostrar este interés les hace parecer vulnerables y débiles ante otras personas.

Se enfadan con facilidad

Ser vanidoso se trata de fingir una falsa versión de uno mismo por lo que es difícil entablar cualquier relación con estas personas sin que existan ciertas fricciones. Cualquier pequeño detalle puede provocar un gran enfado. Si intentas tocar sus máscaras se enfadarán descomunalmente para evitar ser desenmascarados.

Puedes dejar la vanidad

Aunque si lo tienes muy arraigado puede ser complicado, la realidad es que si te has dado cuenta de cómo la vanidad afecta a tu vida y a la de las personas que te rodean, es un paso para cambiar estos malos hábitos mentales. Poder dejar de ser vanidoso es una realidad y si quieres, puedes lograrlo. La confianza y el amor propio son imprescindibles para conseguirlo.

Existe una delgada línea entre la confianza y la vanidad. Una vez que cruzas hacia la vanidad, pierdes tu autoconciencia. Pierdes la responsabilidad por quien eres. La verdad es que la vanidad proviene de la inseguridad, por lo que, en realidad, las personas vanidosas son muy inseguras. Ellos constantemente buscan elogios y afirmaciones de los demás. Ellos quieren ser “cool” y encajar. Deja la vanidad a un lado, y comienza a mostrar más confianza en ti mismo, ¡así es cómo!

chica vanidosa que quiere cambiar

  • No te compares con los demás. Tú eres quien eres, y así eres perfecto… no tienes que parecerte a nadie.
  • Construye tu humildad. Nunca pierdas de vista el hecho de que eres muy pequeño en este gran mundo. No eres bueno en todo, y hay personas que saben mucho más que tú. No eres tan poderoso como te gustaría pensar. Sé humilde y abandona ese orgullo que te envenena.
  • Sé agradecido.  ¿Tienes un techo sobre tu cabeza? ¿Comida en tu plato? ¿Un sueldo a final de mes? ¿Sabes que hay millones de personas que desearían tener esas cosas? Esta es la realidad. Mientras estás ocupado preocupándote por lo perfecto que es tu cabello, alguien con cáncer está perdiendo el suyo. Miles de personas duermen en las calles y piden comida todos los días. Hay personas que mueren de enfermedades contra las que tú tienes la suerte de estar vacunado. Convierte en un hábito el estar agradecido por las cosas que tienes, porque no necesitas más. Puedes ser feliz con lo que tienes ahora mismo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.