Vasopresina: Conoce la hormona que puede salvarte de un paro cardíaco

El cuerpo humano está constituido por una serie de hormonas que inciden en el desenvolvimiento de ciertos órganos o en la regulación de funciones importantes que nos hacen actuar, sentir o pensar. Estas hormonas se producen en las glándulas, las cuales son un grupo celular situados en todo el cuerpo. Las mismas actúan en otro grupo celular siempre distante, es decir, lejos de su lugar de origen.

Existe una pequeña glándula llamada hipófisis o pituitaria, se encuentra ubicada en la base del cerebro, rodeada por paredes óseas, y secreta nueve hormonas que vienen a controlar la producción hormonal de todo el organismo. La denominan también glándula maestra aunque su tamaño alcanza la dimensión de un guisante.

¿Qué es la Vasopresina?

La vasopresina (ADH) es una hormona del lóbulo posterior, una de las partes de la hipófisis, que produce: vasopresina y oxitocina. Conocida también como la hormona argipresina, arginina o antidiurética puesto su principal función va enfocada a la regulación de la cantidad de agua que eliminan los riñones, destacando así su importancia en el equilibrio hídrico del organismo, ya que se libera en el torrente sanguíneo, nivelando la cantidad de agua en el mismo.

Se trata de un oligopéptido, es decir, una molécula compuesta por la unión de un determinado número de aminoácidos, en este particular lo integran 9: grupo amino (-NH2), cisteína (Cys), tirosina (Tyr), fenilalanina (Phe), glutamina (Gln), asparagina (Asn), prolina (Pro), arginina (Arg) y un grupo carboxilo (-COOH). Además aumenta la resistencia vascular periférica elevando la presión arterial. Juega un papel clave equiparando los niveles de glucosa y sales en la sangre.

Uso como elemento exógeno clínico para el tratamiento cardiovascular

La vasopresina es un vasoconstrictor directo de la vasculatura sistémica en piel, músculo esquelético, grasa, páncreas y tiroides, y en relación a ello, desde hace un tiempo la ciencia ha determinado su efectividad en la utilización de esta hormona en la práctica clínica a fin de incidir en ciertas afecciones médicas que ya mencionaremos. Con el conocimiento que la vasopresina es influida por diversas variables. Siendo de ellas la más importante la presión osmótica del agua corporal. Así mismo puede verse afectada por cambios en el volumen sanguíneo.

De esta manera posee pues un efecto vasopresor, que tiene una intensidad moderada, lo que directamente aumenta la presión arterial y ayuda en casos de hipotensión o reanimación cardiopulmonar. En el caso de la reanimación cardiopulmonar vinculada a la hipotensión arterial, cuando ésta se ve estimulada por el reflejo barorreceptor, otras vías vasopresoras son activadas, tales como la liberación de vasopresina y el sistema renina angiotensina.

A través de un estudio realizado con algunas hormonas en pacientes durante reanimación cardiopulmonar se determinó que las concentraciones de vasopresina fueron bajas en las personas donde la reanimación falló.

Por lo que se concluyó que influye en el éxito de dicha reanimación. De acuerdo a lo anterior se han determinado algunos fármacos para la aplicación exógena de esta hormona, arrojando como resultado un elevado número de pacientes que han sido beneficiados por la reanimación a través de estas inyecciones, incrementando así su utilización en la práctica clínica.

Igualmente disminuye la mortalidad en los casos de choque séptico el cual es causado por infección de las bacterias gram negativas, donde ejerce acción vasopresora mejorando el aporte de oxígeno e incrementando la resistencia vascular sistémica.

Beber agua compulsivamente baja los niveles de la ADH

Algunos expertos hablan del consumo de agua, el cual en grandes cantidades no perjudica al organismo, sin embargo, otros estudios han reflejado las afecciones que esto puede causar. Beber agua compulsivamente baja los niveles de vasopresina en sangre. Sin embargo, los niveles por debajo de lo normal también pueden estar vinculados a tener diabetes insípida que se caracteriza por una disminución en la producción de vasopresina.

Algunos de los síntomas que ayudan a reconocer lo anterior expuesto son: micción excesiva, denominada poliuria, seguida de sed extrema, lo que se conoce como polidipsia. En el caso de los pacientes con diabetes insípida es común que se sientan cansados, esto motivado al sueño es interrumpido con frecuencia principalmente por la necesidad de orinar.

Asocian niveles altos de vasopresina a varias enfermedades

Entre ellas destacan todo tipo de cánceres, como leucemia, también linfomas, el síndrome de Guillain-Barré, esclerosis múltiple, porfiria intermitente aguda y epilepsia. Depende de la condición de las enfermedades los síntomas pueden ser náuseas, vómitos, dolor de cabeza. Y ya cuando los la situación es grave, pueden generarse convulsiones o incluso llegar al coma.

También la relacionan al amor y al sexo

Son muchas las hormonas que podemos liberar al momento de enamorarnos o en ese ambiente donde se desarrollan las relaciones íntimas de los seres humanos. Se ven inmersas la dopamina, la cual relacionan al amor, la testosterona implicada en el deseo sexual tanto en hombres como en mujeres.

Y la oxitocina y vasopresina que son hormonas que se encuentran en el lóbulo posterior o neurohipófisis, las vinculan a sentimientos de intimidad. En el caso de la vasopresina, ésta es liberada por el hombre durante la eyaculación y puede llegar a fundar sentimientos de apego o disparar su instinto paternal.

Algunos la llaman la hormona de la monogamia, esto por estudios que se han llevado a cabo con mamíferos roedores de las especies monógamas y no monógamas. En las especies monógamas se le inyectó al macho la vasopresina antes del acoplamiento, lo que generó mayor aumento de la preferencia por la pareja en relación a una extraña; sin embargo, si se le administra un antagonista de vasopresina después de haberse acoplado con una hembra, no formarán ningún vínculo con ésta. Esto nos demuestra que de mantenerse niveles altos de vasopresina en los machos, estos tienden a conservar sentimientos de intimidad.

Influye en conductas paternales

Una hormona que tiene varias funciones y a simple vista pareciera que ninguna se relaciona, además de ser liberada durante la eyaculación y se asocia a sentimientos de apego, aseguran que juega un papel fundamental en las conductas paternales, aunque también influye en la madre pero no con tanto ahínco.

La vasopresina promueve la reorganización cerebral hacia estas conductas ya mencionadas, cuando el hombre se encuentra cohabitando con la mujer mientras ésta esté embarazada, volcándose a la protección del futuro hijo.

Promueve en el hombre la vinculación de éste con el bebé, reconociéndose como tal y deseando ser más parte de la familia, es decir, querer y anhelar ese hogar, quedarse en casa y prefiriendo eso que estar solo o ir de fiesta, esta inclinación protectora no sólo se da hacia el hijo, también sucede con la madre, en este caso la pareja del hombre, en quien se ve reforzada la sensibilidad haciéndolo más razonable. Lo que puede proporcionar mayor estabilidad y una actitud de cuidado y vigilancia para con su familia.

El alcohol es un inhibidor por excelencia

Entendiendo que esta hormona es la encargada de regular los niveles adecuados de agua que eliminan los riñones, al ingerir licor se inhibe la producción de la misma lo que genera mayor ganas de orinar. Actualmente se estudia una teoría sobre la aparición de la resaca del día después del consumo de alcohol etílico, esta puede derivarse de una deshidratación cerebral ocasionada por el exceso de micción.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.