Como apasionado de viajar y conocer sitios nuevos me quedo con la idea de que “nos hace ser más humildes”. Viajando te das cuenta de que NO ERES EL CENTRO DEL UNIVERSO, y que el mundo (incluso el espacio) es muy grande y está LLENO de cosas interesantes y experiencias fascinantes. Un abrazo, Pablo

Responder