Saltar al contenido

¿Crees en los adivinos? No existen, siempre hay un truco…

leer la mente

Pusieron una carpa en el centro de Bruselas e invitaron a los transeúntes que pasaban por el lugar a entrar en ella. Les dijeron que dentro había un mentalista capaz de leer la mente.

El interior de la carpa estaba decorada con un estilo muy esotérico. Una vez que los invitados se presentaron con su nombre y apellidos, el mentalista empezó su numerito particular y a decirles ciertos aspectos de su vida privada. Las personas quedaban asombradas. ¿Tenía el mentalista algún tipo de poder sobrenatural?

Descúbrelo en el siguiente vídeo:

[mashshare]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.