Una Anécdota que nos ayuda a sentir que todo está bien

Cuenta que hoy entró a la habitación de su hija de 15 años.

Estaba encima de la cama cantando a pleno pulmón. Su cara estaba radiante de felicidad y energía.

A él le hizo gracia. Ella le dijo:

“Cuando estoy sola en casa pongo la música a todo volumen. Me gusta cantar. Cuando suena la música todos los ruidos de fondo desaparecen y siento que no hay nada malo en el mundo. Siento que todo está bien.”

La música para ella es plena libertad porque la vive con pasión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.