Biografía de William James: padre de la psicología pragmática

“Cuando debemos hacer una elección y no la hacemos, esto implica de por sí una elección”. William James.

William James, conocido como el padre de la psicología americana. Fue un profesor de psicología de la universidad de Harvard reconocido por su enfoque filosófico del estudio de la mente, aunque él se centró en la observación de la naturaleza del hombre.

Fue un hombre de pensamiento pragmático, para él sólo podía considerarse como válido aquello que funcionaba, es decir, que bajo este fundamento sólo los eventos de comprobación práctica, podían ser considerados verdaderos.

Biografía de William James

Siempre fue un pensador apreciado y admirado por muchos, incluso a día de hoy. Nació en 1842 Nueva York, hijo del escritor teologista Emanuel Swedenborg. Tuvo una infancia rica al peregrinar con su familia en Europa, pudo educarse en escuelas de varios países y le encantaba tener grandes tertulias. Al no tener unos estudios regulares y al tener ciertas inquietudes internas no sabía que estudiar hasta que se decantó por la ciencia. Hizo cursos en Harvard Medical School que compaginó con una expedición en la cuenca del Amazonas y una estancia de 18 meses en Alemania. También tuvo muchos altibajos emocionales que incluso le hicieron pensar en el suicidio.

Tenía muchos valores morales y espirituales y sus ideologías junto con la religión le daban problemas sociales e internos. No podía compaginar la fe con el pensamiento científico. Cuando volvió a América en 1868 lo hizo con una fuerte crisis nerviosa que le hizo quedarse al borde de la locura y que dio lugar finalmente a un juicio quizá algo místico y era capaz de formular frases bien pensadas y con crudeza…. Dejando claro que la existencia y la vida en sí misma merece ser vivida. Sus estudios comenzaron a ampliarse gradualmente e incluían biología, filosofía, psicología… se casó en 1878 y tuvo 5 hijos. Seguiría investigando y en 1890 publicó “Principios de la Psicoloía” como disciplina científica independiente. En los siguientes años publicaría más obras de pensamiento que sin duda, comenzarían a resonar en las bibliotecas de muchas personas y pensadores de todo el mundo.

Realizó estudios de medicina en la universidad de Harvard, graduándose en el año 1869. Aunque consiguió una plaza en esta universidad como profesor de la cátedra de fisiología, a partir del año 1880 adoptó el papel de asignaturas que despertaron su interés pragmático: filosofía y psicología.

Se le considera el padre de una corriente denominada empirismo radical, que es una doctrina pragmática que busca definir la verdad, en términos explicables a través de la experiencia.

Publicó diversas obras, que lo posicionaron como una autoridad en temas psicológicos y filosóficos:

  • Año 1890: Principios de la psicología.
  • Año 1902: Variedades de la experiencia religiosa.
  • Año 1907: Pragmatismo: un nuevo nombre para algunos antiguos modos de pensar.
  • Año 1912: Ensayos sobre el empirismo radical.

Enfoque psicológico de William James

Para aquel entonces, los paradigmas conductistas impregnaban las tendencias psicológicas de la época, y muchos científicos no se atrevían a abordar temas que podían generar polémicas, sin embargo, este no fue el caso de James, quien abordó un estudio consciente que trascendió las barrearas impuestas por los paradigmas sociales, que el mismo James calificaría de absurdos.

Fue un crítico frontal de la postura sustancialista que caracterizaba los estudios desarrollados en esta rama en esa época. Se piensa que los postulados de este filósofo eran avanzados, para el tiempo en el que los desarrolló.

En su libro “principios de la psicología”, James aborda el ámbito de los procesos mentales, la correspondencia de esos procesos con la fisiología del individuo, la consciencia y su función, entre otros temas. Definió la psicología como la ciencia de lo mental, tanto en fenómenos como en condiciones, estableciendo como fenómenos aquellos estímulos que inducen alguna alteración en esa estructura de la mente (sentimientos, deseos, razonamientos).

Formuló los principios de esta ciencia, determinando la unidad, autonomía y naturaleza de aquello que considera el eje de la misma, y que es el plano mental. Para James, las alteraciones en el plano mental, no eran solo producto de los que el definió como fenómenos, si no que consideraba que la parte fisiológica también desempeñaba un papel fundamental, por lo que estableció que la mente era la resultante de un organismo y un medio, y sin embargo era una estructura compleja que no podía ser definida por los principios de la fisiología, ni por los agentes de alteración del medio externo.

Enfoque religioso

Su pragmatismo abarcaba todos los ámbitos de su vida, y aunque en su época la religión era un aspecto importante en la sociedad, su visión respecto a ella distaba estar apegada a los lineamientos de la época. No estaba de acuerdo con las ataduras generadas por algunas religiones, ni en la visión sesgada de la divinidad como fuente de castigo, para él la religión debía ajustarse y la naturaleza y carácter del hombre. En alguna oportunidad manifestó su desacuerdo al concepto religioso centrado en una iglesia, donde las acciones preponderantes son tiránicas e hipócritas, lo que a su parecer los alejaba del concepto divino.

Esta visión es bastante avanzada para una época en la que la iglesia católica, tenía un dominio y poder relevante en la sociedad, al punto de gestar acciones en el campo político. Sin embargo, para un pensador de la talla de William James, las ataduras religiosas eran absurdas.

Pese a no formar parte del paradigma religioso de la época, él aceptaba la figura de Dios, como algo superior y divino. De sus disertaciones al respecto, definió dos personalidades en el individuo: mente sana (healthy mind) y alma enferma (sick soul).

Mente sana vs alma enferma

Producto de sus observaciones centradas en la naturaleza del hombre, y en sus estudios desde el ámbito científico de la religión, William James, define dos tipos de personas, basando su criterio en las experiencias vividas por cada tipo, en el escenario en el que se solían desarrollar:

  • Mente sana: Podríamos compararlo con el estado de autorrealización en la escala de Maslow. Las personas que se engloban en esta definición, son aquellas que manifiestan confianza en el poder supremo, lo cual los empodera de coraje, esperanza y confianza, manteniendo  a raya la sensación de duda, miedo y nerviosismo. Muchos consideran esta clasificación, como la pionera de las actuales tendencias de autoayuda, donde se establece que por ley de atracción, el pensamiento positivo atrae experiencias positivas (y viceversa).
  • Alma enferma: Abarca, por su parte, a personas que se desarrollan en el plano de consciencia de la maldad y vileza del mundo. Este tipo de personalidad parece atraer “todo lo malo” o experiencias oscuras. Luchan por conseguir conectarse con un propósito de vida, sin embargo nunca parecen encontrarlo.

Respecto a esta clasificación, se tiene registro que James comentó al respecto que: “Existen hombres que parecen haber empezado la vida con una botella de champagne en la mano, mientras que otros paren haber nacido muy cercanos al dolor… ¿No pareciera como si el que viviera habitualmente en el umbral del dolor, pudiera necesitar un tipo diferente de religión que quién vive en el otro?”

Empirismo radical

El empirismo es una tendencia opuesta a la racionalista, centrándose en el estudio de las partes (a diferencia de la forma de proceder racionalista). El carácter radical lo denota el hecho, de que en esta tendencia no se excluye ningún hecho que haya sido comprobado en forma experimental, ni se acepta como real o verdadero aquello que no presente concordancia con el entorno observable. Lo que no puede ser comprobado, no existe.

Centrado en esta filosofía, se planteó diversas preguntas respecto  a la vida y a sus sistemas de funcionamiento.

Frases de William James

Durante toda su vida William James tuvo relaciones con otros filósofos y psicólogos de Europa y en sus últimos años recibió honores oficiales por toda su labor. William James definió la consciencia como si fuese un río, como un flujo continuo de pensamientos, ideas e imágenes mentales. Según él todo estaba ligado.

Con las frases que vas a conocer a continuación de William James podrás conocer un poco mejor cuál era su pensamiento y cómo acoge el funcionalismo de principios de la psicología del momento, para entender la conciencia humana como un todo. 

  1. Nuestra visión del mundo está formada por lo que decidimos escuchar.
  2. Estamos listos para ser salvajes por alguna causa. La diferencia entre un buen hombre y un mal hombre es la elección de la causa.
  3. Cree que merece la pena vivir la vida y esa creencia ayudará a crear el hecho.
  4. Es nuestra actitud al comienzo de algo difícil, más que cualquier otra cosa, lo que afectará a un resultado exitoso.
  5. Comparado con lo que deberíamos, estamos medio despiertos.
  6. Cada forma de clasificar una cosa es solamente una manera de manejarla para un cierto propósito particular.
  7. La mayor arma contra el estrés es nuestra habilidad para elegir un pensamiento sobre otro.
  8. Un paraíso de tranquilidad interna parece ser el resultado de la fe.
  9. El sentido común y el sentido del humor son lo mismo aunque moviéndose a diferentes velocidades. El sentido común es como el sentido del humor pero bailando.
  10. La aceptación de lo que ha pasado es el primer paso para superar las consecuencias de cualquier desgracia.
  11. Es nuestra actitud al comienzo de algo difícil, más que cualquier otra cosa, lo que afectará a un resultado exitoso.
  12. Si crees que sentirte mal o preocuparte cambiará el pasado o el futuro, estas viviendo en otro planeta con una realidad distinta.
  13. Parece que la acción va seguida de la emoción, pero en realidad la acción y el sentimiento van juntos; y al regular la acción, la cual está bajo control de la voluntad, podemos regular directamente la emoción.
  14. Estudiar lo anormal es la mejor forma de entender lo normal.
  15. La edad es un precio alto a pagar por la madurez.
  16. Nada es tan fatigante como dejar eternamente una tarea inacabada.
  17. Puede que la acción no traiga la felicidad pero no hay felicidad sin acción.
  18. El hábito es el enorme volante de inercia que mueve a la sociedad, su más valioso agente de conservación.
  19. Mucha gente cree que están pensando cuando están reorganizando sus prejuicios.
  20. Cualquier cosa que puedas mantener firmemente en tu imaginación puede ser tuya.
  21. Lo más grande en toda educación es hacer a nuestro sistema nervioso nuestro aliado en lugar de nuestro enemigo.
  22. Si puedes cambiar tu mente puedes cambiar tu vida.
  23. Todo el mundo debería hacer al menos dos cosas que odia al día, y más de las que desea.
  24. Comienza a ser ahora lo que serás de ahora en adelante.
  25. Siempre que estés en un conflicto con alguien, hay un factor que puede marcar la diferencia entre dañar la relación o reforzarla. Ese factor es la actitud.
  26. Es nuestra actitud al comienzo de algo difícil, más que cualquier otra cosa, lo que afectará a un resultado exitoso.
  27. El mayor descubrimiento de mi generación, es que un ser humano puede alterar su vida al alterar sus actitudes.
  28. El arte de ser sabio es el arte de saber qué pasar por alto.
  29. Si crees que sentirte mal o preocuparte cambiará el pasado o el futuro, estás viviendo en otro planeta con una realidad distinta.
  30. En la profundidad de la mente sabemos lo que deberíamos estar haciendo pero de alguna forma no podemos empezar.
  31. Para la mayoría de nosotros, sobre los treinta, el carácter se ha establecido como el yeso, y nunca se reblandecerá de nuevo.
  32. Siempre que dos personas se encuentran, hay seis personas presentes. Como se ve cada persona a sí misma, cómo ve una persona a la otra y cada persona como realmente es.
  33. Para ser un filósofo real, todo lo que es necesario es odiar la forma de pensar de otro.
  34. Ser un genio, en realidad, significa poco más que tener la facultad de percibir las cosas de una manera distinta.
  35. Somos como islas en el mar, separadas de la superficie pero conectadas en la profundidad.

Es posible que algunas de estas frases te hayan parecido frases irónicas sobre la vida y la sociedad, pero en realidad, son frases filosóficas que te ayudarán a comprenderte a ti mismo/a también.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Psicología

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.