Saltar al contenido

Zig Ziglar ha muerto

Zig Ziglar

Zig Ziglar¿No sabes quién era Zig Ziglar? Era uno de los oradores motivacionales más importantes a nivel mundial… y uno de los primeros. Toda una referencia para los que vinieron detrás de él. Además era el protagonista de muchas de las citas entrecomilladas que tan de moda están en los medios sociales, aquí una de mis preferidas:

“La actitud, no la aptitud, determina la altitud.”

Durante más de 40 años viajó por todo el mundo como orador motivacional, empujando a las personas a ver el lado bueno de la vida.

Zig Ziglar, que murió el miércoles en Dallas, Texas, a los 86 años, dejó muchos citas famosas. Llegó a millones de personas a través de sus libros, audios y conferencias. Eso sí, su motivación no era gratis. Formaba parte del microuniverso ultracapitalista de los EEUU: cobraba 50.000 dólares por discurso con lo que se puede decir que sus intenciones no eran tan altruistas. Estaba dotado de un don y sabía explotarlo.

Tenía una fórmula: “Cada siete o nueve minutos habré reír y me aseguraré de que cada 5 minutos estaré dando un concepto, una idea, un proceso, una esperanza.”

Su metodología para ayudar a la gente no era extraña ni utilizaba métodos innovadores. A modo de ejemplo contaré una historia que siempre él contaba:

Él cuenta una historia acerca de una mujer de Alabama que le dijo que estaba amargada por culpa de su trabajo y enojada con sus compañeros de trabajo. Él le aconsejó que escribiera todo lo positivo que tenía su trabajo: la nómina a fin de mes, las vacaciones… Luego le pidió que se mirara en el espejo y dijera lo mucho que amaba su puesto de trabajo. Seis semanas más tarde se encontró con ella de nuevo.

“Lo estoy haciendo maravillosamente bien”, le dijo con una amplia sonrisa.

Quizá fuera su poder de convicción, su arrolladora y encantadora personalidad, no lo sé. El caso es que lograba el cambio en las personas.

Hilary Hinton Ziglar nació el 6 de noviembre de 1926, en Gary, Indiana. Era el décimo de 12 hijos.

Después de una carrera larga y difícil como vendedor, lanzando productos tan diversos como utensilios de cocina y de seguros, Zig Ziglar decidió que el producto que mejor podía vender era su propia energía y optimismo.

“Mi filosofía está construida alrededor de la idea de que se puede tener todo en la vida, todo lo que tu desees, si ayudas a otra gente a conseguir lo que quiere. Esto es un principio universal.”

Descanse en paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)

Bueno, el hecho de que cobrase, no quita lo bueno que era y el mucho bien que hizo, que al final es lo que cuenta. Gracias por la info!!

Responder

Mi mas sentido pesame , fue uno de los grades motivadores en m vida.

Responder