Zyntabac, un fármaco para dejar de fumar

Zyntabac es un fármaco que revolucionó a la sociedad fumadora porque en principio, ayuda a dejar de fumar. De hecho, es fácil de recordar el nombre por el parecido a palabras clave para dejar éste hábito: ‘Zyntabac’ recuerda a la expresión: ‘Sin tabaco’. En realidad para dejar de fumar se requiere fuerza de voluntad y querer hacerlo realmente, pero, ¿en realidad este fármaco es eficaz?

¿Puede ser peligroso e incluso mortal?

Fue a finales del año 2000 cuando este fármaco comenzó a aparecer en las farmacias de Europa y se comercializaba para dejar de fumar. Son muchos los expertos que respaldan su eficacia, la Agencia Alemana del Medicamento lo puso en jaque debido a la muerte de 4 pacientes que tomaban Zyntabac y en el Reino Unido nada menos que 57 personas fallecidas.

En realidad parece que no está demostrada la relación y que la muerte de los fallecidos podrían estar causadas por otros motivos. Aunque la Agencia Británica de los Medicamentos denunció también la muerte de 35 personas que consumían el mismo medicamento.

En España no se dio nunca credibilidad a estas afirmaciones y no se retiró el fármaco. En España se hicieron estudios con 1.500 pacientes y se observó que podría causar insomnio, cefaleas y urticarias, pero en ningún caso se relacionó con la muerte. La eficacia máxima del producto en los pacientes es del 45%.

Zyntabac es una pastilla sin nicotina con efectos secundarios parecidos a cualquier otro fármaco. Este medicamento está destinado para aquellas personas que fuman por lo menos 15 cigarros al día, es decir, que tienen una dependencia moderada al tabaco. Es posible que las personas que murieron tomasen las pastillas Sion tener en cuenta la opinión médica o su salud física, en estos casos podrían haberse derivado en problemas de salud y que desgraciadamente pudiese haber sido mortal para estas personas la toma del medicamento. En España, afortunadamente no ha habido ningún caso de relación directa entre la toma del fármaco y la muerte de algún paciente.

La eficacia y el riesgo

Su eficacia se basa en el bucopropión que es su principio activo (un antidepresivo que provoca la inhibición neuronal selectiva que reconduce la demandan de noradrenalina y dopamina). Parece que imita en el cerebro la sustancia de nicotina y disminuye el deseo de fumar y tampoco se genera el síndrome de abstinencia.

El bupropión tiene un efecto directo en el cerebro, y puede provocar convulsiones en uno de cada mil pacientes. Este riesgo aumenta en pacientes que tienen tratamientos para dejar el alcohol o en las personas con trastornos alimenticios como la anorexia o la bulimia. Todas las personas que se vayan a tratar con medicamentos que contengan bupropión tendrán que ser evaluados por médicos para descartar posibles factores de riesgo peligrosos para la salud de la persona. Los pacientes con problemas renales, hepáticos o diabetes pueden tener riesgos elevados de sufrir efectos secundarios graves.

Fumar es la primera causa de muerte en nuestro país, cada año mueren nada menos que 50.000 personas fumadoras. Nada menos que 135 de cada 1000 personas que muere en nuestro país es por culpa del tabaquismo. Las cifras son alarmantes y no lo parece cuando se ve a tantas personas fumando por la calle, como si fuese lo más normal del mundo y en realidad, se están matando poco a poco.

Zyntabac

Zyntabac es más eficaz si la persona está totalmente segura de que quiere dejar de fumar, en caso de que no sea así o que realmente no quiera dejar de fumar, es mejor no tomar este medicamento.

Antes de tomar Zyntabac es necesario saber cuando NO hay que tomarlo:

  • Si eres alérgico a bupropión o a cualquiera de los demás componentes de este medicamento
  • Si tomas medicamentos que contienen bupropión
  • Si tienes una enfermedad que te causa crisis epilépticas
  • Si tienes o has pedido algún trastorno de alimentación
  • Si tienes alteraciones en el hígado
  • Si tienes un tumor cerebral
  • Si bebes alcohol o si lo acabas de dejar o si lo dejas mientras estás con el tratamiento de este fármaco
  • Si has dejado hace poco de tomar medicamentos para la ansiedad o sedantes
  • Si tienes trastorno bipolar
  • Si tomas medicamentos para la depresión o la enfermedad del Parkinson

En cualquiera de las situaciones descritas anteriormente no tomes este medicamento. Además deberás hablar con tu médico si tomas cualquier otro medicamento ya que pueden tener interacciones. Zyntabac no lo pueden tomar personas menores de 18 años.

Se ha demostrado que Zyntabac puede causar crisis epilépticas (convulsiones) en 1 de cada 1.000 personas, pero es más probable sufrir crisis epilépticas si bebes alcohol, si tienes diabetes tratada con insulina o pastillas o si has tenido lesiones en la cabeza. Si tienes algunos de estos factores habla con tu médico antes de tomar el medicamento y si aparecen crisis epilépticas durante el tratamiento DEJA DE TOMAR EL MEDICAMENTO Y NO LO TOMES NUNCA MÁS. Acude a tu médico inmediatamente para decirle lo ocurrido. Los efectos adversos tienen más probabilidades de ocurrir si tienes problemas de riñones o hígado o si tienes más de 65 años.

Durante el tratamiento hay personas que han necesitado tratamiento para la tensión arterial elevada. Si eres hipertenso y tomas este medicamento tu tensión puede empeorar.

Posibles efectos adversos

Este medicamento puede producir efectos adversos aunque no todas las personas lo sufran. Algunos efectos secundarios son: crisis epilépticas, reacciones alérgicas, insomnio, depresión, ansiedad, dolor de cabeza, náuseas, vómitos, dolores de estómago, fiebre, mareos, sudores, pitidos en los oídos, pérdida del hambre, hipertensión, dolor en el pecho, confusión, etc.

Este fármaco no lo incluye la Seguridad Social pero solo se puede adquirir en farmacias bajo prescripción médica. Se suele comenzar a tomar una semana antes de la fecha que hayas decidido para dejar de fumar. el tratamiento debe tomarse únicamente por dos meses. Se debe tomar 150 miligramos los tres primeros días y a partir del cuarto día, se duplica la dosis.

El tratamiento se prolonga durante dos meses. La dosis inicial es de 150 miligramos durante tres días. Al cuarto, se duplica. Una persona que sea epiléptica, psicótica, que tenga depresión, malaria o que abuse del alcohol, no podrá tomar este medicamento. Tampoco lo podrán hacer mujeres embarazadas ni que estén amamantando a sus bebés.

Si queres saber más sobre el prospecto de Zyntabac, pincha aquí.


Categorías

Adicciones, Salud

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.