Un hombre encontró esta cría de pájaro. Tienes que ver los siguientes 36 días… increíble

Un hombre publicó esta increíble historia en Imgur. Se trata de cómo logró sacar adelante esta cría de pájaro que se había caído de su nido. Como no pudo localizar el nido para devolverlo, decidió llevárselo a casa y criarlo él mismo hasta que fuera lo suficientemente maduro como para volar libremente.

Esta es la historia, increíblemente hermosa, que seguro te dejará asombrada/o:

Día 1. Sacamos una foto al pájaro el primer día. Mi hermano había estado fuera haciendo jogging y lo encontró en la acera. Todavía estaba unido a una parte de su huevo. Estaba recién eclosionado. No nos fue posible localizar el nido. ** NOTA ** si encuentras una cría de pájaro, lo mejor es tratar de localizar el nido y volver a ponerlo en él. Existe el mito de que no se puede tocar a una cría de pájaro debido a que los padres lo rechazan debido al olor de los seres humanos. Es solo un mito. Esto no pretende ser una guía. Solo te mostramos el asombroso desarrollo y crecimiento de estas aves.
pajaro

Día 2 – Mantuvimos el pajarito en una incubadora, con un cuidadoso control de la humedad y la temperatura. Decidimos que era hembra (aunque nunca fuimos capaces de averiguar si era macho o hembra), y lo llamamos “Bombón”. Todas las crías de pájaro son muy similares, por lo que no teníamos forma de saber realmente qué tipo de pájaro este era. Tendríamos que esperar y ver cómo ella crecía.
pajaro

Día 3. ¡Las crías de pájaro comen mucho! La alimentamos principalmente con grillos, gusanos de la harina, insectos que capturábamos y una fórmula líquida disponible comercialmente para los pollitos. La alimentamos cada 30 minutos durante 14 horas diarias, simulando lo que iba a conseguir en la naturaleza. ¡Imagínate lo que eso significa!
pajaro

Día 4. Aquí se puede ver el increíble desarrollo de las plumas de las alas en tan sólo unos días de tiempo. Ella piaba cada 30-45 minutos pidiendo alimento. Una nota interesante: los instintos son fascinantes con estos animales. Incluso con su mala coordinación y con los ojos cerrados, sabía donde estaba el borde del nido que hicimos para ella y hacía caca por la borda, con el fin de no ensuciar el nido.
pajaro

Día 5. Durante el día 5, pudo sentarse sobre su “esternón” (sobre su pecho con las piernas dobladas debajo del cuerpo) con más estabilidad. ¡Mira los cambios en las plumas en tan sólo 24 horas más! ¡Ahora sí estaba empezando a verse como un pájaro! También sus ojos se estaban empezando a abrir un poco.
pajaro

Día 6. Aquí hay una foto del impresionante del desarrollo continuo de las plumas de sus alas.
pajaro

Día 7. Durante la noche, todas las envolturas de plumas se cayeron y voalá: ¡tenemos un pájaro!
pajaro

Día 8. “¡ALIMÉNTAME!” En este momento, ella estaba comiendo 3 grillos grandes.
pajaro

Día 9. En este momento, fuimos capaces de dejar de usar la incubadora. Su cuerpo estaba cubierto de plumas y ella era capaz de regular su calor corporal por su cuenta. Los mechones de pelusa y la expresión eterna de mal humor que las crías de pájaro tienen, era de risa.
pajaro

Día 10. La llevamos a una jaula convencional y le dimos más materiales para explorar. Ella estaba muy feliz, a pesar de su expresión.
pajaro

Día 11. ¡Ella fue capaz de posarse oficialmente por primera vez! Sin duda un gran paso en la dirección correcta. Ella no tiene mucha cola, por tanto su equilibrio no es muy grande, pero apretaba muy fuerte y podía sostenerse allí muy bien.
pajaro

Día 12. Era un pajarito muy dulce que disfrutaba posándose en nuestras manos. Llegados a este punto no tuvimos que darle de comer con tanta frecuencia. Le alimentábamos cada 1-2 horas.
pajaro

Día 13. Casi 2 semanas a partir de la eclosión y ahora se encarama muy bien. Se puede ver que su fuerza y ??su equilibrio han mejorado.
pajaro

Día 14. Ya estaba empezando a parecer más madura. La cría de pájaro estaba desapareciendo. Ahora que ya tiene más de 2 semanas de edad, voy a empezar a saltarme días.
pajaro

Día 17. Aquí está en una jaula más grande. Hemos puesto ramas recién cortadas para que pueda tener una variedad de opciones de posarse y poder explorar las hojas y ramas como lo haría en la naturaleza. En este punto, está saltando y volando alrededor de la jaula como una profesional.
pajaro

Día 22. Empezamos a colocar su jaula en la terraza para exponerla al viento, el sol y a otras aves. Esto es importante para la socialización y la formación. Otras aves venían a interactuar con ella.
pajaro

Día 23. Esta es una de mis fotos favoritas mostrando su maravillosas plumas.
pajaro

Día 25. Otra vista lateral preciosa de ella mostrando su patrón de plumas. Esto proporciona una gran camuflaje.
pajaro

Día 27 – En ese momento, ya no mostraba ningún interés por los grillos. Su dieta se basaba en semillas y gusanos. Ya comía sola completamente; en realidad no nos dejó darle de comer más, lo cual era una buena señal.
pajaro

Día 29. Le encantaban todas las nuevas ramas frondosas que habíamos puesto.
pajaro

Día 33. En este punto, ya podíamos haberla dejado libre. Sin embargo, predijeron algunas tormentas en los próximos días, así que decidimos mantenerla durante unos días más para darle la mejor oportunidad.
pajaro

Día 36. ??Día de Salida. Después de las tormentas de la noche anterior, el día 36 amaneció muy bien. Seguros de que el clima iba a ser agradable durante varios días y de que la lluvia reciente le daría un montón de oportunidades de bebida y alimentación, decidimos que este sería el día perfecto para dejarla en libertad.
pajaro

Bye Bye, Bombón. Abrimos la puerta de la jaula y retrocedió. Después de unos minutos, ella saltó y revoloteó inmediatamente a un árbol. Ella no dudó en absoluto. Inmediatamente comenzó a explorar las ramas, picoteando los brotes de los árboles y saltando de rama en rama como un pájaro salvaje. Muy pronto, la perdimos de vista.
pajaro

Fuente:  imgur

Comparte esta historia con tus amigos