Qué es y cómo se define el buen carácter

buen caracter

Todos tenemos un carácter diferente, uno que nos define como personas únicas y también que se puede moldear con las experiencias vividas a lo largo del tiempo. Se puede tener un carácter más fuerte o más liviano, pero lo que es seguro es que el carácter que tenemos nos hace únicos ante el mundo.

A continuación queremos hablar sobre aquellos aspectos que pueden hacer que se tenga un buen carácter. De esta manera, al conocer cuáles son las características podrás trabajar en tu carácter si es necesario para moldearlo y ser una persona más íntegra contigo mismo y con los demás.

Qué es el buen carácter

¿Tienes estos rasgos en tu carácter? ¿Crees que podrías mejorar tu personalidad? El buen carácter incluye rasgos como lealtad, honestidad, coraje, integridad, fortaleza y otras virtudes importantes que promueven el buen comportamiento.

buen caracter

Una persona con buen carácter elige hacer lo correcto porque cree que es moralmente correcto hacerlo. Otros rasgos de carácter positivo tienen menos que ver con la moral, pero aún definen el carácter de una persona. Por ejemplo, ser tenaz o creativo puede ser excelentes atributos pero no son imperativos morales.

Artículo relacionado:
Diferencias entre personalidad, temperamento y el carácter

Cuando una persona posee buen carácter, se exhibe a través de sus palabras y acciones. No se limita a un solo valor, sino que los rasgos se demuestran en las elecciones «buenas» que hacen y las elecciones «malas» que evitan.

¿Por qué es importante el buen carácter?

Según el historiador Warren Susman el uso de la frase «buen carácter» alcanzó su punto máximo en el siglo XIX. “El carácter era una palabra clave en el vocabulario de ingleses y estadounidenses», dice Susman, y tan importante para la sociedad que se promovió como un componente esencial de la identidad de uno.

Las cosas comenzaron a cambiar en el siglo XX, a medida que pasamos de una sociedad productora a una consumidora. El énfasis cambió de un enfoque en la virtud y la bondad a un enfoque en uno mismo y las posesiones materiales. Susman dice: «La visión del auto-sacrificio comenzó a ceder ante la de la auto-realización”.

buen caracter

Se hizo más importante cultivar los rasgos de personalidad, la influencia y las percepciones externas que desarrollar la nobleza de corazón, mente y obra. De hecho, Abraham Lincoln probablemente nunca sería elegido presidente hoy. En esta era de ciberacoso y discordia política, parece que los buenos rasgos de carácter están perdiendo su relevancia.

¿El desarrollo de rasgos personales de bondad y virtud es una búsqueda obsoleta e inútil que tiene poco valor en la sociedad moderna? No se necesita mucha experiencia de vida para descubrir cuán esenciales son los atributos de integridad cuando se trata de la autoestima, las relaciones y la satisfacción con la vida.

Algunos rasgos del buen carácter serían los siguientes:

  • Ayuda a generar respeto y confianza de los demás.
  • Motivar e inspirar un mejor carácter de los demás.
  • Construir autoestima y confianza.
  • Proporcionar un marco para tomar decisiones y elecciones importantes.
  • Reflejar las cualidades de liderazgo en los esfuerzos personales y profesionales.
  • Además, la virtud individual es la pieza clave para una sociedad sana y funcional.
Artículo relacionado:
Tener un carácter fuerte: qué significa exactamente

Aunque puede que no sea una búsqueda popular, desarrollar estos rasgos de carácter importantes es uno de los esfuerzos más satisfactorios y emocionalmente inteligentes que jamás emprenderás. El buen carácter consiste en definir sus valores e integridad basados en principios probados por el tiempo y la autorreflexión y tener el coraje de vivir su vida en consecuencia. Entonces, ¿cómo comienzas a mejorar tu persona?

Rasgos de un buen carácter

A continuación vas a encontrar algunos de los rasgos de carácter más habituales para que puedas empezar a mejorar tu vida.

  • Integridad.  La integridad es un rasgo personal que tiene fuertes principios morales y valores fundamentales y luego conduce tu vida con ellos como tu guía.
  • Honestidad. La honestidad es un buen rasgo que es más que decir la verdad. Es vivir la verdad. Es ser directo y confiable en todas sus interacciones, relaciones y pensamientos. Ser honesto requiere honestidad y autenticidad.
  • Lealtad. La lealtad es un rasgo ético de fidelidad y devoción hacia sus seres queridos, sus amigos y cualquier persona con quien tenga una relación de confianza.
  • Respeto. Con este atributo de carácter te tratas a ti mismo y a los demás con cortesía, amabilidad, deferencia, dignidad y cortesía. Ofrece respeto básico como un signo de su valor para el valor de todas las personas y su capacidad para aceptar los defectos inherentes que todos poseemos.

buen caracter

  • Responsabilidad. Esta calidad excepcional acepta obligaciones personales, relacionales, profesionales, comunitarias y sociales, incluso cuando son difíciles o incómodas. Este rasgo personal cumple con los compromisos y crea o acepta proactivamente la responsabilidad de su comportamiento y elecciones.
  • Humildad. No te ves a ti mismo como «demasiado bueno» para otras personas o situaciones. Con este rasgo honorable, tiene una mentalidad de aprendizaje y crecimiento y el deseo de expresar y experimentar gratitud por lo que tiene, en lugar de esperar que merezca más.
  • Compasión. Este ejemplo de rasgos de carácter siente una profunda simpatía y lástima por el sufrimiento y la desgracia de los demás, y tiene el deseo de hacer algo para aliviar su sufrimiento.
  • Justicia. Utilizando el discernimiento, la compasión y la integridad, este rasgo de carácter se esfuerza por tomar decisiones y tomar medidas basadas en lo que considera el mejor curso o resultado final para todos los involucrados.
  • Perdón. Tomas decisiones conscientes e intencionales para dejar de lado el resentimiento y la ira hacia alguien por un delito, ya sea que el delincuente busque o no el perdón. El perdón puede o no incluir el perdón, la restauración o la reconciliación. Se extiende tanto a los demás como a uno mismo.
  • Autenticidad. Eres capaz de mostrar la vulnerabilidad adecuada y la autoconciencia. Muestras tu verdadero ser sin miedos.
  • Valentía. A pesar del miedo al peligro, la incomodidad o el dolor, esta buena calidad humana requiere la fortaleza mental para continuar con un compromiso, plan o decisión, sabiendo que es el mejor curso de acción.
  • Perseverancia. La perseverancia es un rasgo de carácter de persistencia y determinación constantes para continuar con un curso de acción, creencia o propósito, incluso si es difícil o incómodo para alcanzar un objetivo o resultado más elevado.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.