Cinco maneras de domesticar tu lado salvaje

Puede que usted crea que actuar de manera impulsiva y espontánea le hace parecer más divertido. Lamentablemente, ser impulsivo le puede ocasionar problemas. ¿Cuántas veces se ha arrepentido de tomar una decisión sin antes considerar las distintas opciones? Si actúas de manera espontánea una y otra vez, y luego desearías no haberlo hecho, puede que seas una de esas personas que necesita encontrar la forma de calmarse y pensar antes de actuar.

Hay personas que están predispuestas a actuar y dejarse llevar por su lado salvaje. Es divertido estar a su alrededor porque nunca sabes qué es lo siguiente que van a hacer. Aunque hagan un comentario absurdo o ridículo, están seguros de que finalmente conseguirán arrancar una risa, la mayoría de las veces. Pero la impulsividad resulta ser más que simplemente buscar la diversión.

1. Detente y piensa antes de actuar. No es mala idea parar a reflexionar, aunque solo sean unos segundos, en la mayoría de las acciones. Antes de precipitarse en pulsar el botón de “respuesta”, por ejemplo, hay que asegurarse que no es un botón de “contestar a todos”. Es decir, si estás enfadado con tu compañero, no respondas sin pensar. Da un breve repaso a todas las opciones, y busca si existe otra manera de resolver el problema en vez de desatar tus emociones.

2. Trata de ver tu impulsividad desde otra perspectiva. Las personas que sienten que son más impulsivas tratan de aguantar el estrés a través de la ingesta de bebidas alcohólicas, y esto no hace otra cosa que acarrear más problemas.

Aunque nuestros genes nos hagan estar predispuestos a este tipo de comportamientos, disponemos de un cerebro muy avanzado, con el cual podemos gestionar nuestros impulsos más instintivos.

3. Encuentra la forma de ser divertido y que ello no conlleve actuar como un adolescente fuera de control. Puede que goce de cierta reputación a la hora de estar listo y dispuesto a hacer lo que sea por superar un reto o desafío, pero nadie pensara peor de ti si empiezas a mostrar cierto comportamiento más propio de un adulto. Puede encontrar la forma natural que te permita divertir a los demás a través de tu ingenio, y no la falta de este.

4. Separa tus sensaciones de la búsqueda continua de nuevas experiencias. Tener experiencias nuevas y divertidas seguro es algo que mejora tu vida, pero la búsqueda continua de nuevas experiencias puede conllevar diferentes grados de peligrosidad. Aprende a disfrutar de verdad de las experiencias habituales, si bien es posible que no produzca la misma motivación que hacer experiencias nuevas y diferentes, es lo que te hará más feliz.

5. Pregunta a la gente que conoces y se preocupan por ti para tener un idea de cómo te ven ellos. Si tu grupo de amistades tienen ideas y actitudes que te llevan a realizar acciones de las que te arrepientes, quizá ellos no sean una buena compañía para ti. Las personas que verdaderamente se preocupan por ti son las únicas que te dirán la verdad, y se preocupan por ti si ven que tu comportamiento no es el adecuado


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.