Cómo controlar la ira o el enojo de forma efectiva

Es muy común que en las consultas de psicólogos se presenten personas que no saben cómo controlar la ira, enojo o los enfados; encontrando incluso profesionales que especializan en dicha área. Debido a que es un problema bastante común, quisimos hablar sobre ello y explicar algunos consejos que de seguro podrán ayudarte o ayudar a alguien que conozcas.

Conoce lo que significa la ira

Antes de entender cómo controlar el enojo, debemos conocer el significado de la ira y sus causas.

La ira o rabia se define como una emoción, la cual es expresada mediante la irritabilidad. Esta modifica el comportamiento tanto física como cognitivamente, lo cual afecta considerablemente a la persona que la siente. Según las investigaciones, la ira también se define como una serie de comportamientos con el fin de mostrar a una persona agresora que frene sus amenazas.

El problema principal y por el que debemos controlar la ira, rabia o furia, es que mientras una persona se encuentre en ese estado, pierde su capacidad de ser objetivo y comprender las consecuencias de sus acciones. Por esa razón, la mayoría de veces que alguien sufre un problema de ira, puede decir o hacer cosas sin pensar y luego arrepentirse de ello.

¿Cuáles son las cusas de la Ira?

Entre las causas de la ira podemos encontrar la injusticia, dolor, temor y frustración. 

  • La injusticia, por ejemplo, podría ser cuando alguien viola nuestros derechos.
  • El dolor puede ser de muchos tipos, pero comúnmente suele ser cuando nos lastiman emocionalmente.
  • El temor sería cuando tenemos miedo de algo que va a pasar.
  • La frustración por su parte, sería cuando rechazan nuestro comportamiento.

Normalmente la ira sucede en tres casos. La primera son la situaciones frustrantes, que pueden ser cuando no conseguimos nuestras metas; la segunda es la ya mencionada sobre la injusticia y la tercera es cuando no recibimos la recompensa por una conducta aprendida, por ejemplo, al no recibir la golosina después de haber colocado la moneda en la máquina expendedora.

Conoce los síntomas de la ira

La rabia tiene dos tipos de síntomas, la pasiva y agresiva.

  • La ira pasiva puede tener varios síntomas, como perder la pasión, predisponerse al fracaso, manipular mentalmente, culparse a uno mismo, desarrollar comportamientos obsesivos y evitar todo tipo de conflictos.
  • Por su parte, la ira agresiva tiene síntomas como vulnerabilidad de sentimientos, desarrollar odio hacia las personas o cosas e intentar incentivar condiciones.

Los mejores consejos para controlar la ira efectivamente

Una vez hayamos entendido qué es la ira, sus causas y síntomas en los individuos que la padecen (que en realidad todos la podemos padecer en algún momento); ahora mencionaremos algunas formas de controlar los enfados para aquellas personas que suelan tener problemas de ira.

Evitar la acumulación de ira para controlar el enojo

Si vamos sumando episodios de ira al no reaccionar ante situaciones adversas como los causantes descritos anteriormente, poco a poco iremos acumulando esta rabia dentro de nosotros. Esto puede ser visto como una manera efectiva de controlar los ataques de ira en momentos específicos. Sin embargo, al no reaccionar y acumular el enojo, estaremos dañándonos por dentro y aumentando las posibilidad de ‘estallar’ en cualquier momento; lo cual suele suceder con las personas menos indicadas, por ejemplo, con nuestra pareja cuando los problemas son ocasionados por el trabajo.

No pensar en que siempre hay un ganador y perdedor

A veces creemos que sólo existen dos bandos: los ganadores y perdedores. Este problema es bastante común, ya que al no conseguir superar o alcanzar nuestras metas; podemos sentir que somos fracasados o perdedores. Para poder controlar la ira, deberás aprender a aceptar que no siempre se gana y que cuando se pierde, a veces se gana más.

Descansar y relajarse es necesario

Es sumamente necesario que una persona descanse lo suficiente para evitar la irritabilidad. Para ello, deberá organizar su vida para poder dormir en un horario normal que le permita recuperarse del cansancio producido por sus actividades diarias. Todas los cuerpos son diferentes, por lo que dependiendo de ello y las actividades realizadas durante el día, cada quién tendrá un períodos de horas necesarios para recuperarse completamente.

Por otra parte, adquirir hábitos de relajación como meditar puede ayudar efectivamente a controlar la ira. Una opción fantástica es practicar yoga, la ya mencionada meditación o el mindfulness. Así como también intentar realizar técnicas de autocontrol que les permita recuperar la razón en el momento de un ataque de rabia.

Controlar el enojo reflexionando sobre las consecuencias

Una persona que padece de ataques de ira, normalmente no está consciente de las consecuencias de sus acciones; debido a que estas se realizan en dicho ataque. Sin embargo, al calmarse las agua suelen olvidarse de aquello que lo originó y de las acciones cometidas.

Cuando una persona es consciente de qué hizo o dijo, entonces vienen episodios de arrepentimiento. El problema está que en que suelen olvidarle rápidamente o creen que con una disculpa basta para arreglar el problema; cuando en realidad necesitan prestarle atención a su salud mental e intentar corregir o controlar los enfados, ya sea en soledad o con la ayuda de un terapeuta (que es nuestra recomendación, ya que te brindará las herramientas necesarias para enfrentarte al problema de una forma efectiva).

Controlar los enfados al evitar ir a sitios o hablar con personas problemáticas

Si somos conscientes de que no nos agrada un sitio o una persona que puede irritarnos; lo más recomendable es evitarlos. Porque si no, entonces tendremos grandes posibilidades de no poder controlar el enojo efectivamente.

Existen lugares que no soportamos, al igual que “personas tóxicas” que suelen ser desagradables para todo el mundo. En el primer casos, dependiendo del lugar tal vez podamos evitarlo o no; mientras que el segundo, al ser una persona, podemos charlar con ella para establecer condiciones y así evitar problemas futuros.

Aunque se valora que estés buscando en internet una manera de controlar la ira, siempre la mejor opción es tratarse con un terapeuta especializado en el área. Muchas veces los problemas mentales pueden estar originados por causas de las que no somos conscientes; mientras que los psicólogos han estudiado muy bien el área mental para poder determinar la mayoría de nuestros padecimientos.

Por esa razón, te recomendamos que vayas a un especialista en el área en caso de que no puedas controlar la ira. Sin embargo, te adelantamos que cualquier decisión que tomes (intentarlo por tu cuenta o ir al psicólogo) necesitarás fuerza de voluntad y constancia para realmente lograr un cambio.


2 comentarios

  1.   Jenny Tejeda dijo

    Excelente tema muy llano y fácil de digerir, gracias por sus aportes, me ayudan mucho, ya que es un buen material de apoyo. Que Dios bendiga su vida.

  2.   lina rosa sanchez hurtado dijo

    hola soy lina sanchez de bogota en estos momentos estoy pasando por un problema con mi pareja ya que no puedo controlar la ira hasta incluso lo e insultado y no se donde buscar ayuda les agradesco si me pudieran dar alguna orientacion por favor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.