Cómo superar la soledad

Todos nos sentimos solos en algún momento, de hecho, aunque somos seres sociales y nos gusta estar en compañía de otros, la soledad es parte de la vida.  El primer paso para superar la soledad es aceptarla y aceptar que nosotros y nuestra compañía también es una forma de estar bien. La soledad la has podido sentir cuando por ejemplo, te has sentido solo a pesar de estar rodeado de personas.

La soledad

Los sentimientos de soledad son personales, por lo que la experiencia de soledad de cada persona será diferente. En realidad, la soledad no es un hecho, es un sentimiento. 

Una descripción común de la soledad es el sentimiento que tenemos cuando no se satisface nuestra necesidad de recompensar el contacto social y las relaciones. Pero la soledad no siempre es lo mismo que estar solo… Puedes elegir estar solo y vivir felizmente sin mucho contacto con otras personas, mientras que otros pueden encontrar esta experiencia solitaria como una pesadilla.

Artículo relacionado:
Qué es la introversión: cuando disfrutas de tu soledad

O puedes tener mucho contacto social, o estar en una relación o parte de una familia, y aún así sentirte solo, especialmente si no te sientes comprendido o cuidado por las personas que te rodean.

estar en soledad

Causas de la soledad

La soledad tiene muchas causas diferentes, que varían de persona a persona. No siempre entendemos de qué se trata una experiencia que nos hace sentir solos. Para algunas personas, ciertos eventos de la vida pueden significar que se sienten solos, como:

  • Experimentar un duelo
  • Una ruptura de una relación
  • Retirarse y perder el contacto social
  • Cambiar de trabajo
  • Comenzar algo nuevo
  • Mudarte de ciudad
  • Las personas que viven ciertas circunstancias pueden ser más vulnerables a la soledad, por ejemplo:
  • No tener amigos ni familia
  • Estar separados de la familia
  • Padres solteros que se preocupan de otros
  • Es difícil mantener una vida social
  • Pertenecer a grupos minoritarios
  • Tener problemas físicos o sociales
  • Experimentar discriminación de cualquier tipo
  • Haber experimentado abuso sexual o físico

Algunas personas experimentan sentimientos profundos y constantes de soledad que vienen desde dentro y no desaparecen, sin importar su situación social o cuántos amigos tienen. Hay muchas razones por las cuales las personas experimentan este tipo de soledad. Es posible que te sientas incapaz de gustarte a ti mismo o de que te gusten los demás, o puedes carecer de confianza en ti mismo. Pensar en lo que te hace sentir solo puede ayudarte a encontrar una manera de sentirte mejor.

Artículo relacionado:
La soledad no es tan mala como nos quieren hacer creer

Cómo superar la soledad

A continuación vamos a darte algunos consejos para que superes la soledad y que te des cuenta de que no es tan mala si sabes cómo vivirla y manejarla a tu antojo.

soledad

Haz cosas por ti mismo

Irónicamente, si solo intentas curar tu soledad rodeándote de personas, puede ser notablemente de corta duración. Tan pronto como esa persona se va, estás solo otra vez. En cambio, ten una lista de actividades simples que disfrutes o que estés dispuesto a probar cuando estés solo: un rompecabezas, jugar en tu teléfono, tejer a ganchillo, leer, ver películas, pintar, escribir… El objetivo es distraerte de la soledad aguda de una manera saludable y darte cuenta de que tu propia compañía también puede ser placentera.

Incluso puedes salir contigo mismo, puedes usar la soledad como una oportunidad para conocerte mejor. Llévate a cenar, al cine, al parque, al museo… a sitios donde siempre hayas querido ir. Muchas personas buscan relaciones para regular sus emociones y sentirse solo puede ser una oportunidad para aprender a hacer eso por ti mismo.

Busca actividades donde puedas estar solo aunque estés con otras personas

Puedes ir a un club de biblioteca, ir a eventos de tu ciudad, puedes quedar con personas que tengan ideas afines a ti, ir a clubs de senderismo o ir a clases para aprender fotografía. El objetivo es encontrar un lugar donde estarás rodeado de personas, incluso si no necesariamente estás haciendo amigos. Si te encuentras con alguien genial allí, incluso mejor, pero el objetivo no será ese, si no más bien disfrutar de lo que estás haciendo.

Intenta ser social a veces, aunque no tengas ganas

¿La idea de hablar con gente nueva te hace sudar frío? Eso no es inusual. La soledad tiene una forma de hacer que la interacción social parezca inútil. En algún momento, solo tienes que obligarte a hacerlo… Y las cosas irán cambiando a tu alrededor casi sin darte cuenta. Las afirmaciones diarias, como las declaraciones positivas de “yo”, podrían ayudarte en esto. Pensar cosas como: Soy interesante, tengo cosas que ofrecer, no tengo miedo al rechazo, son algunos buenos ejemplos.

Artículo relacionado:
11 consejos para vencer la soledad no deseada

La soledad, si quieres, es temporal

Incluso si te sientes solo ahora, eso no significa que siempre te sentirás solo o que nunca encontrarás unas personas que estén a tu lado. Eres el arquitecto de tu futuro, tienes que salir y hacer nuevos lazos si quieres disfrutar de la soledad y de la compañía al mismo tiempo. Todas las personas tienen algo que ofrecer en las relaciones, solo hay que salir ahí fuera y crearlos.

soledad como sentimiento

Ve a terapia

Si aunque te cueste ir a terapia, en ocasiones acudir a un profesional de salud mental es buena idea. No significa que sea un problema la soledad en sí misma, lo único que significa es que debes aprender a aceptarla en tu vida, descubrir por qué no te gusta estar solo y cambiar eso, para poder aceptarte a ti mismo como la mejor compañía que existe.

Incluso si eres escéptico de los otros valores de la terapia, puede ser útil para la soledad simplemente porque te están escuchando y valorando. A veces se trata de alguien que te escuche.

Recuerda que en la gran mayoría de los casos, la soledad es una opción que tú eliges. Si crees que estás en soledad porque eres una persona tímida, solo tendrás que superar esa timidez por tu cuenta o con ayuda de un profesional. La soledad no tiene por qué hacerte sentir mal ni tampoco tiene que ser un círculo vicioso, puede ser temporal o simplemente una elección.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.