Saltar al contenido

11 Dinámicas de integración para grupos de niños, adolescentes y adultos

Se considera “dinámicas de integración” a los métodos utilizados en los grupos para lograr un objetivo en concreto y disfrutar de los beneficios que suponen dichas dinámicas. Éstas pueden ser utilizadas tanto para los niños, como para los adolescentes o jóvenes universitarios y adultos en talleres, empresas, entre otros.

La finalidad de cada dinámica dependerá de lo que el empleador de las mismas esté buscando, es decir, según los resultados que se sean obtener, se podrá elegir entre una de las dinámicas o técnicas de integración que explicaremos a lo largo del artículo.

¿Para qué sirven las dinámicas de integración?

Como mencionábamos, las dinámicas tienen objetivos específicos, por lo que dependiendo de diversos aspectos, se podrá escoger aquella que proporcione los resultados que se están esperando. Entre dichos factores se debe considerar el tamaño del grupo, el sitio o contexto donde se desarrollará la dinámica, las características de los integrantes y el coordinador de la actividad.

Sin embargo, su función principal consiste en crear un ambiente en el que los miembros de la dinámica pueden sentirse cómodos y entender la importancia del compañerismo, lo cual es ideal para los grupos de personas que no tienen mucha confianza entre sí. Además, también permiten que los individuos dejen atrás el ego y la competencia, para centrarse en el trabajo en equipo.

Dinámicas o métodos de integración para niños y adolescentes

Si eres profesor o trabajas con niños en algún área, estos métodos te encantarán, ya que hemos escogido las más divertidas y adecuadas para ellos; para de esa manera brindarte alternativas efectivas de forma organizada.

1. “Mi nombre es y mis gustos son”

Esta técnica de integración es ideal para el primer día en el que se encuentra el grupo, ya que permite conocer los nombres y gustos de los niños o niñas. El nombre es necesario para que se conozcan entre sí y los gustos permitirán conseguir cosas en común entre ellos.

  1. La dinámica empezaría con el coordinador diciendo, por ejemplo, “Mi nombre es José y me gusta jugar con mi perro”.
  2. Seguidamente y de forma organizada, cada niño deberá decir su nombre y algún gusto o gustos que tenga.
  3. Al finalizar, el coordinador podrá preguntar a los niños si recuerdan el nombre de los demás, al igual que también podrá permitir que conversen aquellos que tienen gustos en común.

2. La papa caliente

O también “la pelota caliente”, es uno de los juegos más populares y antiguos, el cual se puede utilizar en las dinámicas de integración de forma efectiva, con tan sólo modificar un aspecto del juego que verás a continuación.

  1. Se elegirá un objeto que representará la “papa caliente”, puede ser una pelota, por ejemplo.
  2. Los niños deberán sentarse formando un círculo.
  3. Debido a que la “papa” está caliente, éstos deberán pasarla rápidamente al compañero de la izquierda, al mismo tiempo que dicen su nombre.
  4. El coordinador, con ayuda de un cronómetro (el tiempo dependerá de la cantidad de niños), deberá repetir la frase “la papa caliente”, la cual dirá con mayor rapidez a medida que el tiempo se agota.
  5. Al faltar 10-15 segundos, la frase cambiaría a “se quema” y al finalizar “se quemó”.
  6. El último niño en tener el objeto será el que pierda.

Es recomendable que los grupos no sean mayores a 15 niños y que el tiempo de cada partida sea suficiente para todo el grupo pueda decir su nombre, pero recordando que habrá niños en espera a medida que salgan del juego.

3. La mascota

Uno de nuestros métodos favoritos, ya que permite la colaboración y participación del grupo de niños desde el comienzo de la actividad y abre la posibilidad de realizar otras. Ésta consiste en lo siguiente:

  1. Elegir un peluche o similar que será la mascota del grupo (puede ser elegido por los niños o por el coordinador).
  2. El grupo deberá asignarle un nombre con el que la mayoría esté de acuerdo.
  3. A partir de allí, las posibilidades son infinitas, ya que se pueden realizar un montón de actividades haciendo uso de la misma.
  4. Por ejemplo, se puede jugar a inventar un cuento donde la mascota esté involucrada; pero que explicaremos en la siguiente dinámica.

4. Cuento compartido

A los niños les encantan los cuentos e historias, por lo que inventar uno entre todos ellos es una actividad súper entretenida que favorecerá tanto la integración del grupo, como la creatividad e imaginación.

  1. El coordinador comenzará a relatar el cuento o historia, en donde se incluirá a él, la mascota (si siguieron la dinámica anterior) y a un niño que deberá señalar.
  2. Éste tendrá que decir su nombre y continuar la historia, en donde deberá aparecer otro niño o niña que tendrá que señalar y así sucesivamente.

5. ¿Quién falta?

Para esta actividad se recomienda que ya se haya utilizado otra de las dinámicas de integración, ya que es necesario que los niños o adolescentes tengan al menos una idea de cómo se llaman sus demás compañeros; lo que permitirá reforzar el conocimiento y trabajar la memoria.

  1. Se organizará el grupo en diferentes filas (parados o sentados).
  2. Luego se le pedirá a todos que cierren sus ojos.
  3. Un integrante del grupo deberá retirarse sin hacer ruido (también es posible taparlo).
  4. El coordinador deberá preguntar “¿quién falta?”.
  5. Cuando acierten, el niño se integrará nuevamente y todos deberán cambiar de posición (preferiblemente si lo hacen con los ojos cerrados) para hacer la actividad más difícil.

6. El espejo

Una técnica ideal para crear confianza en los niños y hacerlos reflexionar acerca de las emociones y actitudes de cada uno de ellos. Los pasos a seguir para esta dinámica de integración son:

  1. La persona encargada de la actividad debe formar parejas aleatorias.
  2. Los dos niños deberán colocarse uno al frente del otro.
  3. Primero un niño intentará copiar los movimientos físicos del otro de forma simultánea, independientemente de la parte del cuerpo que utilice (puede imitar expresiones, movimientos de las extremidades, entre otros).
  4. Luego será el turno del otro niño de imitar a su pareja.

Dinámicas para integración de jóvenes y adultos

A pesar de que las anteriores dinámicas pueden funcionar para cualquier grupo independientemente de la edad, son un poco más infantiles y fáciles de cumplir; por lo que hemos preferido clasificar estas otras técnicas de integración para adultos y jóvenes.

7. La confianza

Este método es bastante útil para fortalecer la confianza entre los integrantes haciendo que ellos mismos encuentren las personas con las que mejor encajan. Se necesita algo de tiempo para esta técnica, aunque depende de cuántos individuos seas.

  1. El coordinador pedirá a los integrantes que elijan una pareja para trabajar en equipo.
  2. Éstos deberán colocarse uno al frente del otro con los pies juntos, tomarse de las manos y echarse hacia atrás intentando mantener el equilibrio.
  3. Lo ideal sería que todos realicen el ejercicio con los demás participantes, es decir, que cada uno prueba con cada uno de las demás personas.

Al realizar la actividad, los participantes notarán que con algunas personas fue mucho más fácil de hacer que con otras, ya que a veces entramos en confianza más rápido con algunas personas. Por lo que se podrá finalizar reflexionando acerca de la confianza y su importancia, así como del trabajo en equipo.

8. Armando la palabra

Esta actividad permite a los integrantes conocerse e interactuar, aunque es posible modificarla para ampliar las ventajas de su utilización. Para realizarla sólo sigue los siguientes pasos:

  1. El organizador le dará una letra específica a cada persona sin que los demás sepan cuáles tiene cada uno. También se puede dar un papel con la letra o que los integrantes lo escojan (estarían dentro de un frasco, doblados). Dichas letras deben formar una palabra, como por ejemplo “confianza”.
  2. Los integrantes deberán buscar a las demás personas para adquirir la letra que ellos poseen, aunque deberán presentarse primero, interactuar o cualquier norma que el coordinador prefiera.
  3. La primera persona que logre completar la palabra “confianza” será el ganador.

9. Orden en el…

El nombre está incompleto porque puede ser cambiado según el gusto del coordinador y las posibilidades del lugar donde se realizará la actividad. Sin embargo, ésta es una de las que permiten conocerse, interactuar, trabajar en equipo y organizarse.

  1. La persona encargada deberá pedirle a los participantes que se coloquen encima de un banco, sobre una línea, un tubo o lo que sea, pero que tengan que mantener el equilibrio en dicho lugar.
  2. A continuación se deberá pedir que se ordenen según lo que el coordinador le parezca adecuado y se les prohíbe comunicarse de forma oral. Puede ser según la edad, altura, inicial del nombre, entre otros.
  3. Los integrantes deberán organizarse por sí mismos sin moverse del banco, tubo o línea, lo que hará que trabajen en equipo para evitar caerse.
  4. Finalmente el coordinador deberá comprobar que el orden se realizó correctamente, preguntándole a cada uno de ellos su altura, edad o lo que se haya escogido.

10. Resolver el crucigrama

Esta técnica es muy efectiva para reforzar el trabajo en equipo, estimular la participación de todos los participantes y otros beneficios. Es bastante sencilla de realizar:

  1. Se organiza el grupo completo en varios subgrupos según la cantidad de personas.
  2. Luego se les entrega el mismo crucigrama a todos (puedes descargarlo en internet o hacerlo por ti mismo).
  3. El grupo que lo resuelva primero será el ganador.

11. El mensaje equivocado

Esta es una de las dinámicas divertidas, permite reflexionar acerca de la transmisión de la información de una persona a otra, ya que el mensaje comienza siendo de una manera y termina convirtiéndose en algo diferente.

  1. El coordinador deberá ordenar a los participantes en una fila o círculo.
  2. Luego se le debe transmitir un mensaje al primero de la fila o el participante que escoja el organizador del círculo sin que los demás escuchen.
  3. La persona deberá pasarle el mensaje a la siguiente (también sin que nadie escuche) y así sucesivamente hasta el final.
  4. El último integrante deberá decir el mensaje y se hará la comparación con el original.

 

Esperamos que las dinámicas de integración te sean de utilidad para lograr acercar más a las personas de un determinado grupo y los objetivos propuestos. Si tienes alguna duda o deseas colaborar con otras técnicas, recuerda que puedes usar la caja de comentarios de abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.