¿Qué son las drogas depresoras? Tipos y efectos

Las drogas depresoras afectan cada vez más a la sociedad, aunque el consumo de esta es menor que la droga estimulante, sigue causando estragos en las problemáticas internas de los países.

Algunas personas utilizan este tipo de drogas para conseguir algún beneficio que les de tranquilidad y les haga evadir los problemas de su día a día, en otras instancias el fin de su creación fue poder brindarle a los pacientes en estado de salud grave la reducción de dolor y sufrimientos causados por distintas enfermedades.  

¿Qué son las drogas?

En el ámbito medicinal término droga hacer referencia a la sustancia implementada para sanar o curar algún factor grave de la salud.

En términos coloquiales la palabra droga se refiere a las sustancias psicoactivas de utilización ilegal.

La droga puede modificar las sensaciones, pensamientos y emociones del individuo que la consume, esta sustancia letal causa adicción y puede llegar a ser mortal.

La adicción se produce gracias a las hormonas que segrega el cerebro y que producen placer, mismas que se propagan cuando la persona consume cualquier tipo de drogas.

La necesidad de consumir se vuelve cada vez más constante creando un estado de dependencia y adicción en el individuo.

¿Qué es un depresor?

Es una sustancia química que afecta directamente las funciones del cerebro y disminuye las actividades del sistema nervioso central.

Son utilizados en la medicina como somníferos, sedantes y analgésicos, la utilización de los mismos siempre debe estar supervisada bajo un especialista.

En contraparte son utilizados con fines no terapéuticos que afectan la vida de la persona que los consume, por lo general el individuo consigue los depresores de manera ilegal quienes le producirán una fuerte dependencia y adicción a largo plazo.

La adicción a este tipo de medicamentos es causada en su mayoría por algún desequilibrio sentimental o psicológico presente en las funciones de los que la padecen.

La necesidad de evasión a los problemas diarios es la principal causa de la adicción a este tipo de medicamentos,.

¿Qué son las drogas depresoras?

Ya que conoces los términos “droga” y “depresor”, procedemos a explicarte qué son las drogas depresoras: este tipo de sustancias están relacionadas directamente a las funciones del sistema nervioso.

Este tipo de drogas es suministrada de manera legal por psicólogos, psiquiatras y demás profesionales de la salud para reducir los efectos de la depresión y ansiedad, en algunas ocasiones el paciente tiene las facultades de auto medicarse, sin embargo siguen teniendo supervisión médica regular.

El problema de la existencia de este tipo de drogas, es la utilización ilícita que le dan algunas personas bien sea para el enriquecimiento del mismo o para consumo constante.

Las drogas depresoras son parte de los malestares sociales, si bien es cierto que la contemporaneidad ha dado aportes gigantes al mundo de la medicina, sin embargo, ha traído como consecuencia que las personas de malos procederes tengan acceso al consumo de este tipo de estupefacientes.

Casos como los de la marihuana y cocaína son ejemplos de drogas depresoras que afectan directamente el sistema nervioso central.

Características

Es necesario tener en cuenta que las drogas depresoras afectan directamente el funcionamiento cerebral y el sistema nervioso central.

Este tipo de sustancias puede atrofiar los tejidos del cerebro e incluso disminuir sus proporciones.

Aunque no todos los tipos de depresores causan los mismos síntomas, como por ejemplo el alcohol que no comparte los mismos caracteres que la heroína o marihuana, sí que disminuye la actividad cerebral del adicto.

Orígenes de este tipo de drogas

Los orígenes exactos de este tipo de drogas no están puesto en un periodo temporal en específico. Se conoce que desde la antigüedad el uso de la hoja de la marihuana y demás drogas extraídas de la naturaleza eran incluidas en diversos rituales de carácter mágico o medicinal.

Efectos 

Cada una de las diferentes sustancias depresoras presenta efectos diferentes por lo tanto, tienden a tener ciertas variaciones en los mismos, sin embargo pueden compartir algunos efectos secundarios entre sí.

En todas las ocasiones el funcionamiento del cerebro se ve afectado directamente por el consumo de estupefacientes depresores.

Además de la adicción fuerte que padece la persona con respecto a las drogas depresoras, existen otros efectos secundarios que se manifiestan tanto a largo como a corto plazo tales como:

A corto plazo

El principal efecto que producen las drogas depresoras es la lentitud de la función cerebral  y este mismo factor es el que disminuye el estímulo del sistema nervioso central del adicto.

Las drogas depresoras en dosis de alta concentración pueden provocar síntomas como la fatiga, mareos y disminución de la atención.

La imposibilidad de hablar correctamente es evidente dentro de los efectos posteriores a las drogas.

Síntomas fisiológicos también pueden aparecer entre ellos están la diarrea, dificultad y ardor para orinar, la dilatación de la pupila y fiebre.  

A largo plazo

Estos son los que tienen más repercusión en la salud de las personas, los efectos a largo plazo pueden impedir una vida plena a los adictos de las drogas depresoras; la dependencia a las mismas tiene múltiples efectos que pueden permanecer en el tiempo inclusive siendo tratados.

Por esto es importante recalcar que el crecimiento de las personas sea lo más responsable posible, para evitar este tipo de riesgos a futuro, mismos que afectan directamente a los distintos componentes sociales.

Tipos de drogas depresoras

Existen diversos tipos de drogas depresoras, están clasificadas según los efectos que causan y la gravedad de dependencia, entre ellos encontramos a los siguientes:

Opiáceos

Son sustancias que se extraen de semillas y plantas cultivadas principalmente en América del Sur, Asia y África.

La amapola y dormidera son los nombres de las plantas que tienen este tipo de sustancias. Los alcaloides pertenecientes al opio son los que se extraen de la misma para hacer la composición de las drogas depresoras.

Este término se utiliza incorrectamente para hacer referencia a todas las drogas que tienen este tipo de efectos como los presentes en la morfina.

La morfina, codeína y tebaína son los principales componentes químicos compuestos por los opiáceos, aunque no tiene efecto directamente en el sistema nervioso central, sigue perteneciendo a las drogas opresoras.

Heroína

Este tipo de drogas se puede consumir a nivel intravenoso o fumado, su uso  universal y es la causante de la mayoría de las adicciones del mundo.

Los efectos secundarios de la heroína incluyen: disminución de la vista, mareos, adicción, sensación de euforia, largos periodos de placer similar o más fuerte que el orgasmo, relajación e hiperactividad.

Oxcicodona

Es una sustancia de uso frecuente mayormente en la población estadounidense, es un opiáceo semisintético que se deriva de la tebina. La relativamente fácil extracción y composición de la droga la hacen accesible a todo tipo de públicos.

Sus efectos son similares e incluso más fuertes que los de la heroína, en algunas ocasiones puede causar convulsiones.

Metadona

Esta droga se vende también a nivel comercial y legal bajo el nombre de dolofina. Irónicamente el objetivo de su creación era suministrarles esta droga  a los pacientes con fuerte adicción a la heroína.

Es una droga sintética de origen alemán que tiene efectos secundarios como: estreñimiento, depresión respiratoria, bradicardia, dilatación de las pupilas, aumento de la temperatura corporal y concentración de la glucosa en la sangre.

Kratón

Esta planta es familia del café, es una droga muy versátil que tiene un sinfín de beneficios para la salud, sin embargo, puede causar fuertes estados de dependencia por los efectos secundarios que tiene; esta droga depresora es un narcótico que se usa como sustituto del opio  

Alcohol etílico

Es de mayor consumo en la población mundial que tiene sabor dulce y adictivo. El alcohol etílico se obtiene mediante la fermentación de la glucosa de los frutos.

El suministro del alcohol siempre es de vía oral y la ingesta siempre tiende a enlentecer el aparato digestivo. Deben pasar algunas horas para que el cuerpo lo pueda asimilar. En algunas ocasiones no sucede esto y las defensas del cuerpo se intoxican.

Grandes cantidades de alcohol causan lesiones en los distintos órganos del cuerpo como el estómago, el hígado, los riñones, el cerebro y demás componentes vitales como la sangre.

Los efectos del alcohol varían según la dosis que consuma la persona, también influyen en el estado psicológico del consumidor generando efectos de placer que hacen evadir la realidad y los problemas al mismo.

Las funciones motrices del adicto se ven afectadas por el consumo de alcohol, puede entorpecer las funciones del cuerpo causando imposibilidades motoras.

A nivel emocional y psicológico, el alcohol puede traer grandes consecuencias las cuales no son momentáneamente visibles para la persona que lo consume.

Carisoprodol

Es usado como relajante muscular que causa efectos de somnolencia, es implementado en la medicina convencional para aliviar las fuertes torceduras musculares y demás padecimientos relacionados al dolor muscular.

El abuso de este medicamento por parte de la persona adicta puede traer consecuencias mortales como la sobredosis o ataques cardíacos. No es un medicamento que requiera receta médica, por lo tanto, todo tipo de personas tienen acceso a él.

Barbitúricos

Es un ácido implementado para conseguir efectos de relajación y placer. Se utiliza a nivel médico para evitar convulsiones, como sedante anestésico y como sedante.

Este medicamento sí tiene estricta receta médica, y debe ser suministrado por el especialista.

Benzodiacepinas

Son sustancias de carácter hipnótico-sedantes que actúan directamente en el sistema nervioso central. Es utilizado en la medicina para calmar los trastornos depresivos, de ansiedad e incluso hiperactividad.

El abuso de este tipo de sustancias tiene efectos secundarios como la incapacidad motora, y degradación de las funciones cerebrales.  

GHB

Mejor conocido como el éxtasis líquido, este ácido aparece en bayas y como producto de fermentación aplicado para el vino y cerveza. En el uso no medicinal se consume en presentación líquida. Es muy fuerte para el paciente adicto a este tipo de drogas, ya que produce efectos como la euforia e hipersensibilización de los sentidos.

¿Qué factores causan adicción a las drogas?

Existen diversas causas que afectan el desarrollo pleno y equilibrado de los seres que padecen adicción a las drogas.

El factor familiar influye desde el crecimiento y aprendizaje del individuo, los valores con los que crece son fundamentales para la sana convivencia del mismo con el entorno, la persona que nace dentro de una familia con escasos valores positivos posiblemente puede caer en la adicción en las drogas.

Es por ello que la crianza del niño tiene mucho peso sobre el futuro del mismo, algunas veces el abandono de uno de los padres o de ambos es causa de la adicción a las drogas.

Por otra parte, si el padre o la madre del niño tienen antecedentes relacionados a las drogas, puede afectar el desarrollo del bebé causándole alguna discapacidad o en su defecto, que en la adultez sea propenso a ser adicto a las drogas.

Sin embargo, no se puede asegurar con exactitud cuáles son los motivos que inducen a una persona a volverse adicta a las drogas.

En la edad adulta ya un individuo es capaz de decidir si accede a consumir este tipo de estupefacientes, ya los motivos pueden estar relacionados intrínsecamente en el sentir espiritual o psicológico.

¿Cuáles son los posibles motivos de la adicción?

En líneas generales una persona puede volverse adicta a las drogas gracias a los efectos secundarios que esta produce al ser consumida y también por los siguientes motivos:

  • Para sentirse bien: la sensación de placer y tranquilidad que experimenta el cerebro es uno de los motivos por los cuales una persona se vuelve adicta a las drogas.
  • Para “rendir” mejor: trastornos como la ansiedad, de estrés o depresión pueden ser motivos para que una persona se vuelva adicta a las drogas. El pronto consumo de estupefacientes hace que este tipo de malestares se reduzcan o desaparezcan momentáneamente de la vida del adicto.
  • Porque otros lo hacen: en la adolescencia sucede con frecuencia que la persona se sienta presionada socialmente y por ende acceda a consumir este tipo de sustancias sin antes discernir si el hacer esto les trae algún beneficio para la salud. Es por esto que es necesario hacer un énfasis en la educación que se le da al niño en casa, es recomendable que los padres se comuniquen con el de manera sincera y abierta con él para que pueda conocer sobre los riesgos que aportan las drogas a su vida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.