6 ejercicios fáciles para vocalizar mejor

Vocalizar bien para mi desarrollo personal

Vocalizar bien es fundamental para cualquier ámbito de la vida de las personas. Tanto en el personal para poder hablar correctamente y que te entiendan y en lo profesional, para poder tener una oratoria exitosa. Por eso, para ponerte las cosas fáciles vamos a explicarte algunos ejercicios para vocalizar mejor.

De esta manera, y desde tu propia casa, podrás realizar estos ejercicios para que así, con práctica y constancia, te des cuenta de que vocalizar no tiene que ser un problema para ti nunca más. Toma nota de estos ejercicios y realiza aquellos con lo que te sientas más cómodo/a. Incluso puedes practicar uno un día, otro otro… ¡y al final tener una vocalización maravillosa!

La importancia de vocalizar mejor

Antes de explicarte los ejercicios para que aprendas a vocalizar mejor, te vamos a explicar por qué es tan importante hacerlo correctamente. No solo es necesario si eres cantante, vocalizar bien es necesario siempre, ¡así los demás podrán entenderte siempre que hables, cantes o digas cualquier cosa!

Una buena vocalización consiste en articular claramente las palabras que dices. Es importante para cualquier persona, sin importar la edad o a lo que se dedique. Cuando tengas una buena vocalización sentirás una gran comodidad al hablar, sentirás que todo el mundo te entiende bien porque las palabras te salen solas. Es sentir cierta magia en tu dicción que te permite tener una buena oratoria, o en el caso de que seas cantante, sentirás cómo las canciones ahora suenan mejor que cuando intentabas cantarlas antes.

Cuando sepas vocalizar mejor, te darás cuenta también que las personas que tienes alrededor te escucharán con mayor interés. Si te entienden bien, sentirán más curiosidad y prestarán mayor atención a todo lo que estás diciendo (o cantando).

Vocalizar mejor para tener una buena oratoria

Vocalizar mejor con estos ejercicios fáciles

Una vez sabido esto, vamos a pasar a explicarte algunos ejercicios para que mejores la vocalización y que a partir de ahora cuando hables se te entienda a la perfección. Eso sí, recuerdas que es fundamental la práctica diaria para obtener buenos resultados.

Tu respiración es clave

Tu respiración es clave en todo el proceso, por eso es importante que controles tus inhalaciones y exhalaciones porque mejorará tu habla rápidamente. Es necesario que primero hagas la respiración consciente. Para ello, túmbate recostado/a sobre la cama y pon una mano en el pecho y la otra en el abdomen.

Respira profundamente siendo consciente de cada inhalación y exhalación. Fíjate en cómo sube y baja el vientre y el pecho cada vez. De esta manera, al ser consciente de la respiración, en el momento de hablar lo podrás hacer correctamente.

Juegos de respiración

Teniendo en cuenta el punto anterior, es importante que diariamente hagas ciertos juegos de respiración que son sencillos y que te ayudarán enormemente a mejorar tu vocalización. Algunos de estos juegos pueden ser:

  • Soplar pompas
  • Soplar velas
  • Sorber agua
  • Inflar globos
  • Hacer diferentes sonidos silbando
  • Hacer diferentes sonidos con una armónica o con un silbato

Por supuesto, en cada uno de estos juegos, debes ser consciente de los movimientos que hace el aire al entrar y salir de tu cuerpo. Recuerda que lo que más importa en cada caso es que tomes conciencia de tu respiración.

Habla delante de un espejo

Un buen ejercicio es que hables mirándote en el espejo. Haz un sonido y luego repítelo varias veces. Incluso puedes pedir a alguien que te ayude a hacer este ejercicio. Puedes pedir a alguien que pronuncie alguna palabra que normalmente te cueste decir bien y luego, mirándote en el espejo intenta repetirla correctamente. Exagera los movimientos de la boca para que así, te acostumbres a mover las articulaciones de la boca de la manera correcta.

Vocalizar mejor para hablar y que me entiendan

Grábate hablando

Grábate hablando cualquier tema que te interese, una conferencia que tengas que hacer, un diálogo que quieras mantener con alguien, una prueba para una entrevista de trabajo, lo que quieras. Que no dure más de 3 minutos.

La idea es que te grabes primero hablando normal cómo lo harías habitualmente. Después escucha el audio e intenta mejorar la vocalización y evites las posibles muletillas que te haya salido en el discurso.

A continuación, vuelve a grabarte hablando el mismo discurso intentando pronunciar mejor y exagerando la vocalización. Vuelve a escuchar el audio. Por último, tendrás que grabar el discurso por última vez, hablando e intentando vocalizar de manera normal. Así podrás ver las diferencias entre el primer audio y el segundo. Para que sea más sencillo el ejercicio puedes leer un texto aleatoriamente que no dure más de tres minutos para realizar las grabaciones.

¡Ponte un lápiz en la boca para vocalizar mejor!

Parece una broma pero no lo es. Es un ejercicio muy sencillo pero altamente efectivo. Solo tienes que coger un lápiz y ponértelo en la boca apretando los dientes y sin dejar que se caiga. Una vez que lo tengas en esta divertida posición habla y recita un poema, un trabalenguas, un chiste o lo que quieras. Es un esfuerzo extra que tiene que hacer tu musculatura de la boca para intentar pronunciar bien, algo que te servirá en el futuro con práctica y constancia. Tu articulación mejorará considerablemente.

Vocalizar mejor para conferencias

Gimnasia para la musculatura de los labios y la lengua

Los ejercicios para la musculatura de los labios y la lengua son bastante divertidos y si te pones delante del espejo puede que incluso tengas algunas carcajadas que te alegrarán el día. Esta gimnasia consiste en:

  • Sacar la lengua al máximo
  • Intentar tocar la nariz con la lengua
  • Sacar la lengua y moverla de lado a lado
  • Hacer una cesta con la lengua
  • Enrollar la lengua y desenrollaría
  • Tirar besos al aire
  • Silbar solo con los labios
  • Hacer expresiones exageradas de emociones con la cara
  • Abrir mucho la boca e intentar hablar con la boca muy abierta

Parecen ejercicios sinsentido, pero la realidad esquí si los haces habitualmente podrás notar la diferencia y verás que poco a poco, empezarás a vocalizar mucho mejor y a que se te entiendan mejor tus palabras. Con el ejercicio de la grabación notarás la diferencia si guardas la grabación de los primeros días y vuelves a hacerlo meses después. Pero recuerda que para vocalizar mejor tienes que ser constante y hacer los ejercicios todos los días.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.