En qué consiste la afantasía

afantasía

Comienza por cerrar los ojos y visualiza las vacaciones del verano pasado en la playa. Es normal que seas capaz de sentir la brisa del mar o puedas escuchar el sonido de las olas al llegar a la orilla. Sin embargo, es posible que no puedas ver la playa en tu mente. Si te ocurre esto puedes que estés experimentando lo que se conoce con el nombre de afantasía.

Se trata de un fenómeno por el cual muchas personas no son capaces de visualizar imágenes mentales. En el siguiente artículo vamos a hablarte de una manera detallada de la afantasía y de las causas o motivos por los que se produce.

Qué es la afantasía

La afantasía es la incapacidad que tienen muchas personas para poder crear imágenes mentales voluntariamente. Las personas que sufren afantasía no pueden visualizar imágenes en sus mentes, ya sea recordando eventos del pasado, imaginando situaciones futuras o incluso soñando mientras están durmiendo. Para las personas que viven con afantasía, la experiencia de la imaginación está desprovista por completo de cualquier forma visual, y en su lugar van a confiar de manera plena en otros sentidos, como el oído, el olfato o el tacto. Gracias a estos sentidos son capaces de evocar recuerdos del pasado.

La afantasía fue identificada por primera vez por el neurólogo británico Adam Zeman en 2015. Desde entonces ha habido un creciente interés en comprender las causas de dicho fenómeno y lo que puede llegar a implicar. Aunque la afantasía va a variar en su intensidad y manifestación, afecta de una manera aproximada a un 5% de la población, según diversos estudios.

Cómo saber si una persona sufre afantasía

A la hora de conocer si alguien sufre esta condición, es importante hacer las siguientes preguntas:

  • Se piensa en alguien cercano como un amigo o un familiar y la imagen en la mente no es nada nítida ni clara.
  • Se piensa en movimientos o situaciones concretas y es imposible ver el hecho en sí.
  • La persona es totalmente incapaz de centrarse por completo en detalles de diferentes imágenes mentales.

En el caso de padecer algunos de dichos puntos es bastante probable que la persona sufra o padezca cierto grado de afantasía.

afantasia

Síntomas de la afantasía

Las personas que padecen afantasía describen su experiencia imaginativa como una clase de «pantalla en blanco» en la que es imposible proyectar cualquier tipo de imagen. Se dan cuenta de su condición cuando son incapaces de recordar eventos vividos en el pasado y se dan cuenta de que no son capaces de ver mentalmente lo que están tratando de evocar en la mente. Algunas personas con afantasía llegan a sentirse bastante frustradas ante el hecho de que no pueden visualizar nada en su mente, sobre todo ante el hecho de que el resto de personas pueden hacerlo de una manera fácil y sencilla.

Por otro lado hay que indicar que las personas que sufren afantasía también pueden llegar a desarrollar estrategias alternativas para procesar información y acceder a los recuerdos. De esta manera pueden valerse de otros sentidos sensoriales para poder acceder a los distintos recuerdos o para planificar eventos del futuro. Esto indica por tanto que la ausencia de imágenes mentales no va a tener que limitar la capacidad para pensar de manera creativa o de recordar experiencias del pasado, sino que simplemente va a consistir en usar diferentes vías cognitivas.

Causas de la afantasía

La causa por la que se produce la afantasía no se sabe, pero los diferentes investigadores han propuesto varias teorías que permitan explicar por qué algunas personas son incapaces de visualizar imágenes en su mente. Algunas investigaciones sugieren que la afantasía puede estar relacionada con diferencias en el funcionamiento del cerebro, especialmente en áreas relativas a la imaginación y a la visualización.

Otra teoría sugiere que la afantasía podría ser el resultado de diferencias en la forma en que las personas van a procesar la información sensorial. Diversos estudios han podido constatar que las personas que tienen afantasía tienden a tener más preferencia por la información sensorial externa, como ocurre con la música o las imágenes visuales, en detrimento de la información sensorial interna.

También se piensa y se cree que la afantasía puede tener un componente genético. Esto se debe a que diversos estudios han encontrado evidencia de que la afantasía puede ser heredada en ciertas familias. Sin embargo esto es algo que no está probado del todo y que necesita mucho más estudios.

qué es afantasía

Las implicaciones y la comprensión de la afantasía

La afantasía va a plantear todo tipo de preguntas sobre la naturaleza del ser humano y la forma en que las personas van a poder procesar la información sensorial. Aunque puede llegar a ser desconcertante para una parte importante de la sociedad, la afantasía no se considera un trastorno, ya que las personas que tienen esta condición pueden una vida totalmente normal, funcional y creativa.

Sin embargo, comprender la afantasía puede tener ciertas implicaciones en campos tan importantes y relevantes como la psicología, la neurociencia y la educación. Además de esto, investigar a fondo la afantasía puede ayudar a encontrar ciertas respuestas sobre los mecanismos subyacentes de la imaginación y la visualización mental.

Cómo es vivir con afantasía

La afantasía puede llegar a ser bastante angustiante para muchas personas. Ello se debe a que resulta complicado visualizar a nivel mental los rostros de los seres queridos o recuerdos del pasado. A pesar de ello, dicha condición no debe suponer un obstáculo para ser feliz en la vida y tener cierto éxito en la misma. No existe un tratamiento para ello por lo que la persona que sufre afantasía debe con dicha condición.

En última instancia, la afantasía va a permitir recordar lo complejo que puede resulta el funcionamiento del cerebro. A medida que se estudie y se investigue el fenómeno de la afantasía, se puede llegar a comprender la importancia que tiene el hecho de la imaginación y de cómo las mentes son capaces de construir el mundo que rodea a los seres humanos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.