Estilos de comunicación: conoce los 4 más importantes

tres amigas riendo

Las personas nos comunicamos continuamente y sin darnos cuenta, existen diferentes estilos de comunicación que nos predominan, vamos a hablarte de cuáles son los 4 más importantes o los que más se utilizan. Queremos resaltar que se trata de estilos comunicativos y en ningún caso de características de las personas.

Con esto queremos decir, que si una persona tiene un estilo de comunicación agresiva en un momento determinado, no significa que sea una persona agresiva todo el tiempo. Según el estilo del emisor, el receptor puede tener una reacción u otra. Un estilo de comunicación no es algo único, todos podemos tener varios estilos comunicativos dependiendo de la situación o las circunstancias en las que nos encontremos.


Estilo de comunicación pasivo

En este estilo de comunicación el emisor oculta o inhibe sus pensamientos, sus creencias, sus emociones e incluso sus propias necesidades. Puede ser por miedo al rechazo, inseguridad a la respuesta de otros o cualquier otro motivo. Esto hará que se frene el flujo de la comunicación puesto que el receptor no sabe las necesidades y pensamientos reales del emisor y puede generar confusión.

Charla de amigas

Las personas que utilizan el estilo de comunicación pasivo suelen evitar la mirada directa, miran al suelo o simplemente, evitan el contacto visual directo. El tono de voz será bajo y la postura corporal se mostrará con un cuerpo encorvado, hombros caídos…

Cuando se emplea este estilo comunicativo se evitan los mensajes demasiado claros usando palabras del tipo: supongo, quizá, solo quiero decir que, no es importante pero, no da igual, etc.

Cuando se emplea este tipo de comunicación pasiva pueden haber conflictos interpersonales y sentimientos de tristeza, enfado e incluso resentimiento hacia nosotros mismos o hacia los demás. Esto ocurre porque el emisor no es capaz de expresar sus necesidades y no hay un intercambio real en la comunicación. El receptor sentirá confusión porque no entenderá bien al emisor.

Estilo de comunicación agresivo

Este estilo comunicativo se basa en la imposición de necesidades y opiniones por encima de los demás sin tener en cuenta lo que otros piensen o sientan. Puede haber insultos o acusaciones o no haberlos, pero se siente como una comunicación intensa que genera malestar ya que una persona domina y la otra se somete apenas sin darse cuenta. La persona con el estilo comunicativo agresivo no se esfuerza por comprender a los demás, solo se centra en sí mismo.

En el estilo agresivo el rostro suele estar tenso y con expresiones y emociones hostiles, siendo el enfado y la agresividad los principales comunicadores. La mirada puede ser desafiante y la voz en tono alto y contundente. Los gestos corporales suelen tener un estilo dominante.

Algunas expresiones que se suelen utilizar a menudo en este estilo comunicativo son: es tu culpa, más te vale que…, no tienes ni idea, lo has hecho mal, debes estar de broma, lo harías mejor si me hicieras caso, tienes que, etc. incluso pueden incluir palabras de humillación y crítica.

Este estilo comunicativo crearán conflictos interpersonales habituales porque no se construye una base sólida entre dos personas. Habitualmente las personas que tienen un estilo comunicativo agresivo suelen ser personas frustradas, insatisfechas con su vida, sienten que no tienen el control o siempre están enfadados.

Estilo de comunicación pasivo-agresivo

Este estilo comunicativo sería la combinación de los dos primeros comentados. Es un estilo nada directo que busca siempre las indirectas para mostrar su malestar. Son selectivos y se mostrarán agradables con unas personas y desagradables con otros. Cuando hay un conflicto evita resolver el problema directamente e incluso puede “usar” a otras personas para que lo hagan por él aunque no tengan nada que ver con el conflicto en cuestión.

Reunión de amigos con un chico pasivo agresivo

Suelen parecer amigables pero no lo serán con aquellos con quien sienten algún tipo de realice negativo. Tienen un tono de voz de desagrado aunque sus palabras sean amables.

No dicen lo que piensan directamente pero miran de forma desafiante o con desprecio. Hablarán de su problema con personas que nada tiene que ver con el conflicto. Su lenguaje corporal o sus palabras difieren con lo que realmente piensa o con su comportamiento. Este tipo de comunicación suele generar conflictos tanto internos para la persona como para los demás.

Estilo de comunicación asertivo

Artículo relacionado:
Qué son los derechos asertivos: imprescindibles en la comunicación

Este estilo de comunicación ayudará a que las personas puedan tener una buena relación interpersonal ya que hay coherencia entre lo que uno expresa y piensa, así como en el comportamiento. Se hace de manera honesta y se tiene en cuenta el pensamiento de los demás.

Se expresan las propias necesidades o pensamientos sin ofender o incomodar a las otras personas. No se busca dominación, simplemente es un estilo comunicativo eficaz, donde se habla claramente sin buscar herir a otros.

La expresión del rostro en este estilo comunicativo es tranquila y agradable. La mirada es directa pero no agresiva ni dominante, con un tono de voz claro y firme. Los gestos son tranquilos y no resultan intimidantes.

Los pensamientos, emociones o ideas se expresan de manera adecuada, respetando el derecho de los demás pero también se tienen en cuenta los propios. Nunca se descalifica a la otra persona y se utilizan frases asertivas, por ejemplo: me siento, yo creo, yo pienso, comprendo que tú, me siento cuando haces, a mí me gustaría, qué te parece si…, etc.

Las frases que se utilizan suelen ser comprensivas hacia el otro y positivas expresando los propios deseos y necesidades pero validando al mismo tiempo los deseos y necesidades de otros.

dos personas hablando

Este estilo de comunicación permitirá una relación fluida entre las personas y que la sientan como satisfactoria. No hay tensión y resuelve los problemas que puedan haber en ciertos momentos. La persona con este estilo comunicativo se siente bien consigo misma y también con los demás.

Ahora que conoces los 4 estilos de comunicación, ¿te sientes más identificado con uno o con otro? Habitualmente solemos combinar los 4 dependiendo de la situación en la que nos encontremos, pero sin duda, deberíamos esforzarnos para que siempre pudiésemos utilizar el último estilo de comunicación comentado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)