+100 Frases profundas que te harán reflexionar

Las frases profundas son aquellas que nos hacen pensar o sentir muy dentro de nosotros aquellas palabras mencionadas por personajes célebres de nuestra historia. Dichas frases tocan temas como el amor, la vida, la superación, reflexión en diversos temas, motivación y muchas otras categorías. Hoy hemos traído una gran recopilación que de seguro les encantará.

Las mejores 100 Frases profundas para la reflexión

Muchas veces queremos reflexionar, motivarnos o encontrar inspiración en algún lado. Las frases son una fuente de ellas, por lo que las personas suelen buscarlas muy a menudo en internet. Además, siempre han sido populares en las redes sociales, tanto en formato de imágenes como en texto para acompañar nuestras publicaciones; por ese motivo, también hemos incluido algunas imágenes con frases profundas.

  • ¿Quién sabe si lo que llamamos muerte no es sino vida; y la muerte, en cambio lo que juzgamos que es vida? — Euripides.
  • Una parte de los hombres actúa sin pensar y la otra piensa sin actuar. — Ugo Fóscolo.
  • Todos los finales son también comienzos. Simplemente no lo sabemos en el momento. — Mitch Albom
  • Una idea sólo vale cuando aparece quien tenga la energía y la habilidad para hacerla fructificar. — William Feathev.
  • El misterio de la vida no es un problema a resolver, sino una realidad a experimentar. — Frank Herbert.
  • Una injusticia hecha al individuo es una amenaza hecha a toda la sociedad — Montesquieu.
  • Quien sabe resolver problemas es menos eficiente que quien sabe evitarlos. — Luis Señor González.
  • El peor enemigo del amor es la indiferencia, no el odio. — C. S. Lewis.
  • Quien no tiene enemigos, tampoco suele tener amigos. — Baltasar Gracian
  • Una palabra suave puede golpear rudamente. — Washington Irving.
  • Preveo la desaparición del canibalismo. El hombre está asqueado del hombre. — Stanislaw Jerzy Lec.
  • Que hablen mal de uno es espantoso. Pero hay algo peor: que no hablen. — Oscar Wilde.
  • Bien está dos veces encerrada la lengua y dos veces abiertos los oídos, porque el oír ha de ser el doble que el hablar — Baltasar Gracian.
  • Para derrotar al mal en el mundo debemos superarlo primero en nosotros mismos. — C. S. Lewis.
  • Una colección de pensamientos debe ser una farmacia donde se encuentra remedio a todos los males. — Voltaire.
  • Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada. — Giovani Boccaccio.
  • Quien lee sólo lo que le gusta, nunca está bien informado. — Aldo Cammarota.
  • ¿Queréis conocer a un hombre? Revestidle de un gran poder. — Pitaco
  • Cállate o di algo mejor que el silencio. — Pitágoras.
  • Quien procede injustamente es más desgraciado que la víctima de su injusticia. — Demócrito.

  • Lo que ves y escuchas depende de qué tipo de persona eres y desde qué punto estás mirando. — C. S. Lewis.
  • El sol es débil cuando se eleva primero, y cobra fuerza y coraje a medida que avanza el día. — Charles Dickens.
  • Una palabra hiere más profundamente que una espada. — Richard Burton
  • Todo el mundo obtiene en la vida lo que quiere. Pero no todos están contentos después. — C. S. Lewis.
  • ¿Qué es el hombre dentro de la naturaleza? Nada con respecto al infinito. Todo con respecto a la nada. Un intermedio entra la nada y el todo. — Pascal.
  • Vales tanto como tu última obra. — Jesús Hermida.
  • Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado; está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos. — Buda.
  • Todas las verdades son fáciles de entender una vez descubiertas; el punto es descubrirlas. —Galileo Galilei.
  • Quien no amó nunca, no ha vivido jamás. — Jhon Gay.
  • Una vida feliz es imposible. El fin supremo a que debe aspirar un hombre es a una carrera heroica. — Friedrich Nietzsche.
  • Una mirada hacia atrás vale más que una hacia adelante. — Arquímedes.
  • Quien hace, puede equivocarse. Quien nada hace, ya está equivocado. — Daniel Kon.
  • Considero más valiente al que conquista sus deseos que al que conquista a sus enemigos, ya que la victoria más dura es la victoria sobre uno mismo. — Aristóteles.
  • Si crees que no eres orgulloso quiere decir que sí lo eres. — C. S. Lewis.
  • No es tu apariencia externa lo que debes embellecer, sino tu alma, adornándola con buenas obras. — Clemente de Alejandría.
  • La esencia de la mente independiente no reside en qué piensa, sino en cómo piensa. —Christopher Hitchens.
  • No todos los que vagan están perdidos. — J. R. R. Tolkien.
  • Unidad en las cosas necesarias, en las dudosas libertad, y caridad en todas. — Melanchton.
  • Quien me insulta siempre, no me ofende jamás. — Víctor Hugo.
  • A veces es bueno perderlo todo para que te des cuenta de lo que realmente te hace falta. — C. S. Lewis.

  • Quien no está conmigo, está contra mí. — Jesucristo.
  • Yo sola no puedo cambiar el mundo, pero puedo tirar una piedra al agua para crear muchas ondas. — Madre Teresa de Calcuta.
  • No agredas a aquellos que son más débiles que tú. A los que son más fuertes, hazlo como quieras. — C. S. Lewis.
  • Ama a quienes amas mientras los tienes. Eso es todo lo que puedes hacer. Déjalos ir cuando debes. Si sabes cómo amar, nunca escaparas. — Ann Brashares.
  • No hay ningún problema que no te ofrezca un regalo. — Richard Bach.
  • Para alcanzar el puerto debemos navegar, a veces con el viento a favor y otras en contra. Pero no hay que desviarse o acostarse en el ancla. — Oliver Wendell Holmes.
  • Vale más saber algo acerca de todo que saberlo todo acerca de una sola cosa. — Pascal.
  • Una vez se despierta, la memoria se convierte en un poderoso déspota. — C. S. Lewis.
  • Los que alcanzaron la madurez siempre son amables con los jóvenes, y hasta las personas más ocupadas siempre están dispuestas a dedicarles su tiempo. — C. S. Lewis.
  • Una persona puede sentirse sola, aun cuando mucha gente la quiera.— Anne Frank.
  • Lo que nos gusta pensar de nosotros mismos y lo que somos, raramente tienen mucho en común. — Stephen King.
  • A veces hay que lastimar a los seres queridos. — C. S. Lewis.
  • El deseo de poseer a alguien a quien no le puedes dar nada, desgasta el corazón. — C. S. Lewis.
  • Debes derribar partes de un edificio para restaurarlo y lo mismo ocurre con una vida que no tiene espíritu. — Rumi.
  • Si quieres saber cómo es un hombre, observa cómo trata a sus inferiores, no a sus iguales — J. K. Rowling.
  • Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las que he leído. — Jorge Luis Borges.
  • Procurando lo mejor estropeamos a menudo lo que está bien. — William Shakespeare.
  • En el amor siempre hay algo de locura, más en la locura siempre hay algo de razón. — Friedrich Nietzsche.
  • Llorar está bien mientras que estás llorando, pero tarde o temprano se acabarán las lágrimas y tendrás que decidir qué hacer. — C. S. Lewis.
  • Una mujer hermosa agrada a los ojos; una mujer buena agrada al corazón; la primera es un dije; la segunda es un tesoro. — Napoleón.

  • Tiene gracia. No cuenten nunca nada a nadie. En el momento en que uno cuenta cualquier cosa, empieza a echar de menos a todo el mundo. — J.D. Salinger.
  • Unos gustan decir lo que saben; otros lo que piensan. J. Joubert
  • Una persona feliz no es una persona en determinadas circunstancias, sino una persona con determinadas actitudes. — Hugh Downs.
  • Una discusión prolongada es un laberinto en el que la verdad pierde siempre. — Séneca.
  • En todas las actividades es saludable, de vez en cuando, poner un signo de interrogación sobre aquellas cosas que por mucho tiempo se han dado como seguras. — Bertrand Russell.
  • Algún día tendrás la edad suficiente para leer los cuentos de hadas de nuevo. — C. S. Lewis.
  • Una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento. — Voltaire.
  • Una opinión equivocada puede ser tolerada donde la razón es libre de combatirla. Thomas Jefferson.
  • Qué desagradable resulta caerle bien a la gente que te cae mal. — Jaume Perich.
  • Uno a uno, todos somos mortales; juntos, somos eternos. — Francisco de Quevedo.
  • La verdad no se encuentra en el exterior. Ningún maestro, ningún escrito te lo puede dar. Esta dentro de ti y si deseas conseguirla, búscala en tu propia compañía. — Osho.
  • No me gusta trabajar — a ningún hombre le gusta — pero me gusta lo que hay en el trabajo — la oportunidad para encontrarte a ti mismo. Tu propia realidad — para ti, no para otros— lo que ningún otro hombre podrá saber. — Joseph Conrad.
  • Una lengua afilada es el único instrumento cortante que se aguza más y más con el uso. — Washington Irving.
  • Vale más un desengaño, por cruel que sea, que una perniciosa incertidumbre. — Francisco de Paula Santander.
  • Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama. — Miguel de Cervantes.
  • En el alma, como en el suelo, no son las flores más bellas las que echan las raíces más profundas. — C. S. Lewis.
  • Hablar sin sentido es el único privilegio que la humanidad posee sobre otros organismos. Es al hablar sin sentido cuando uno llega a la verdad. Hablo sin sentido, por tanto soy humano. — Fyodor Dostoevsky.
  • Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación. — Proverbio árabe.
  • No resolver los problemas es garantizar un problema mayor. — Joaquín Almunia.
  • Quien no castiga el mal ordena que se haga. — Leonardo Da Vinci.

  • Quien invoca la amistad para obtener descuentos, podrá ser, tal vez, un hábil comerciante, pero no un amigo. — Mario Sarmiento V.
  • La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio. — Cicerón.
  • Uno de los trucos de la vida consiste, más que en tener buenas cartas, en jugar bien las que uno tiene. — Josh Billings.
  • Si comienza uno con certezas, terminará con dudas; más si se acepta empezar con dudas, llegará a terminar con certezas. — Sir Francis Bacon.
  • Ni tu peor enemigo puede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos. — Buda.
  • Una vida inútil equivale a una muerte prematura. — Goethe.
  • Escribí lo que quería leer. La gente no escribía eso, tuve que hacerlo por mi cuenta. — C. S. Lewis.
  • Vale más un minuto de pie que una vida de rodillas. — José Martí.
  • Vale más ser cobarde un minuto que estar muerto todo el resto de la vida. — Proverbio irlandés
  • Puede que nuestro papel en este planeta no sea alabar a Dios sin crearlo. — Arthur C. Clarke.
  • Una onza de falsa vanidad deteriora todo un quintal de auténtico mérito. — Proverbio turco
  • Una era construye ciudades. Una hora las destruye. — Séneca.
  • Tú no tienes un alma. Tú eres el alma. Y tiene un cuerpo. — C. S. Lewis.
  • Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla. — Sigmund Freud.
  • Una vez terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma caja. — Proverbio Italiano.
  • Quien no es capaz de perdonar, destruye el punto que le permitiría pasar por él mismo. Perdonar es olvidar. El hombre perdona y siempre olvida; en cambio la mujer solamente perdona. — Mahatma Gandhi
  • Propio es de todo hombre imbécil hacerse el astuto. — Georges Courteline.
  • Que un hombre muera por una causa no significa nada en cuanto al valor de la causa. — Oscar Wilde.
  • Deja de preocuparte por envejecer y piensa en crecer. — Philip Roth.
  • Presta el oído a todos, y a pocos la voz. Oye las censuras de los demás; pero reserva tu propia opinión. — William Shakespeare.

Hasta aquí llegó la recopilación de frases profundas. Ojalá les hayan gustado la mayoría de las que hemos seleccionado, así como también las imágenes que diseñamos exclusivamente para ustedes; por lo que tienen la libertad de compartirlas en su redes sociales. Por último, recuerden que también hemos hecho otros artículos de frases, a los cuales podrán visitar en la categoría correspondiente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.