Saltar al contenido

Descubre qué es la globalización cultural y su impacto

La globalización es un efecto que con los años se ha disparado debido a la sociedad y sus necesidades; haciendo que el mundo esté interconectado desde el ámbito económico, social, tecnológico, político y sobre todo el cultural.  Desde luego es una consecuencia que aparentemente parece positiva, debido a los logros que se han alcanzado a partir de ella, como lo es la unión de mercados entre distintos países y la expansión geográfica de estos que atiende la necesidad de cualquier individuo.

¿Qué es la globalización de culturas?

Otro de los resultados más destacados de tal inclusión, es la globalización cultural que se ha encargado de distribuir y recibir la civilización de diversas partes del mundo e incluso amoldarlas según la región receptora. Es un tema de discusión y cuestionamiento, debido a la aceptación de muchos por verlo desde un punto positivo de compartir costumbres, tradición y demás particularidades y la negación de otros por creer que la globalización impacta de forma negativa en su identidad.

Además que esta no se rige por datos, números, estrategias y demás nomenclaturas que tiene la expansión de cosas en los ámbitos politos, sociales y económicos.

Por lo que el juicio de valor bien sea positivo o negativo de este fenómeno, o la integración de diversos temas que acompañan con el asunto para darle mayor peso o veracidad a su valoración, es muy subjetivo y variará según el pensamiento del emisor.

Esto porque el fenómeno de la globalización ha sido de gran impacto, además de haber ocasionado también gran entusiasmo en algunos sectores y a su vez también ha ocasionado en otros un fuerte repudio, conocido como antiglobalización.

Según estudios, en el ámbito cultural es un hecho que la globalización afecte de alguna manera u otra la identidad de muchos rincones del mundo y que sea algo que viene pasando desde el origen del efecto. Sin embargo, se ha probado que la situación no es tan polarizada y limitada al ‘creer o no creer’.

Lo perjudicial dependería de ciertas características según el pueblo. Una de la ejemplificación más acertada para explicar lo expuesto, es que en las poblaciones que hay poca o una identidad muy pequeña, se comienzan a imponer tendencias o modelos a seguir que empiezan a ser muy consumidos por los habitantes. Y dejan en evidencia una aculturación ajena; lo que incomoda a unos, y a otros los hace sentir acorde a lo que se vive.

Esto en cambio es diferente para los países que tienen una identidad muy preponderante, ya que su conjunto de características está tan cimentado que el aporte de otras culturas, simplemente abre paso a una diversidad, desarrollo e intercambio de ideas, pensamiento universal y demás términos de inclusión tanto en los tecnológico como lo científico de su pueblo.

A pesar de que hay varios canales por donde se da la globalización cultural y general, hay unas vías que son más notables y sobresalientes que otras, como por ejemplo la televisión y el internet, los cuales son una comunicación mundial que permite el intercambio de diferentes culturas y entre estas; de hecho, impacta en la sociedad por procesos inconscientes que hacen que los televidentes adopten ciertos rasgos.

La otra forma más notoria es un poco más consciente y se ejecuta con intención, ya que la globalización cultural se empieza a emitir con un modelo de producción, consumo y entretenimiento, como por ejemplo pasa con la gastronomía, lo musical, forma de vestirse, entre otras. Esta vía particularmente también resulta bastante polémica debido al alto consumo por parte de las personas, causando que las personas den pie a las quejas por el ámbito económico.

Una de las quejas más manifestadas por la población al planteamiento señalado, es que debido al desarrollo económico que causa la globalización en los países -monetariamente estables- hace que los “ricos se vuelvan ricos” pero a los de bajos recursos les sea más difícil adaptarse o sobrevivir a la situación. Otra de las consecuencias que las personas demandan ante la imposición de la globalización, es dar una idea falsa de lo que son ciertos países, causando que las personas emigren de su ciudad de origen para buscar la calidad que ven en otros lugares.

Mc donalds, Coca Cola, el inglés como idioma universal, entre otros son una clara ejemplificación de lo que las personas exponen en cuanto a globalización cultural se refiere. Teniendo adeptos y negados a las cosas que caracterizan la cultura norteamericana.

Aunque el efecto parezca no ser del todo positivo, sigue creciendo y sumando culturas de los más remotos rincones del mundo; esto mayormente debido a la evolución del internet y su capacidad cada vez más perfecta de intercambiar información.

Para quienes extrañan la particular forma de vivir, de comer, de relacionarse con otros, entretenerse, entre otras costumbres que mantenían las sociedades, no será muy fácil retomarlo, ya que implicaría un atraso a cuando había una dificultad de comunicación que permitía la diferencia de costumbres entre lugares.

Y aunque cada grupo de personas podría tener una cultura independiente, basada en la integración de vivencias, pensamientos, ideas y sentimientos personales que al final se consolidan a través de las organizaciones, eventos, entre otros. Hay una serie de características ajenas y lejanas que debido a la tecnologia se conocen y comparten entre los individuos.

No hay posibilidad de librarse simplemente porque así se quiere, además que muchas veces elegir esta opción está ligada una negación que imposibilita el acceso a ciertos beneficios, bien sea económicos y/o sociales.

A pesar de la diferencia de ideas y cuestionamiento de las personas, no está demás señalar algunas consecuencias de la globalización cultural que sí son positivas a nivel mundial. Entre estas está la rápida extensión en todo el mundo de los idiomas más hablados; también las diversas ideas que tiene como objetivo luchar y velar por la preservación y ejecución de los derechos humanos, así como también las hipótesis que defienden y posicionan la importancia de la forma de organización social democrática que muchos creen que es el modelo político que se debería adoptar por todas las naciones para alcanzar una armonía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.