Qué es la hipnosis y cómo funciona

La hipnosis es uno de los métodos que más controversia generan en la actualidad. Además también es un método muy incomprendido por las personas a causa de que creen que no puede ser cierto que una persona pueda inducir a otra a estar en estado de hipnosis. Esto ocurre porque existen muchos mitos sobre la hipnoterapia en la actualidad que provienen principalmente de las ideas de las personas sin saber realmente de lo que están opinando.

La hipnosis en realidad

En realidad la hipnosis que se ve en programas de televisión o películas nada tiene que ver con la vida real o el sentido común. La hipnosis clínica es algo serio que se utiliza sin fines televisivos.  La hipnosis es un estado de atención o concentración altamente enfocada que se asocia a una relajación extrema lo que proporciona una mayor sugestión.

Cuando una persona se encuentra en estado de hipnosis (trance hipnótico) está abierta a otros canales de comunicación externa e interna. Las sugerencias positivas que se dan a las personas mientras están hipnotizadas se conocen como “sugerencias post hipnóticas” porque están destinadas a surtir efecto después de que la persona sale del trance y ya no está bajo hipnosis.

Las sugerencias dadas a las personas bajo hipnosis parecen ser una parte importante del mecanismo a través del cual funciona el procedimiento. Si bien muchas personas no aceptan o responden a una sugerencia directa bajo la hipnosis, las sugerencias parecen llegar a la mente, tal vez a través de otro canal de la conciencia, donde a menudo germinan y echan raíces aspectos importantes como conductas psicológicas que se pueden modificar.

Contrariamente a la creencia popular, las personas bajo hipnosis tienen un control total de sí mismas y nunca harían nada que normalmente encontrarían altamente objetable… como sí ocurre en programas de televisión con un claro componente teatral.

No todo el mundo sirve para entrar en hipnosis

No todas las personas puede ser hipnotizadas. De hecho, para que funcione una persona debe querer someterse de forma voluntaria a este proceso y además, tener algún grado de hipnotizabilidad. Incluso las personas que son más fáciles de hipnotizar en una sola sesión no se consiguen resultados. Las personas deben someterse a diferentes procedimientos hipnóticos para reforzar cualquier sugerencia que se quiera conseguir.

La hipnosis se suelen utilizar para diferentes causas, como por ejemplo: tener mejor estado de humor, superar el insomnio, recordar experiencias olvidadas , intentar superar el dolor de eventos traumáticos vividos con anterioridad.

Puedes sentir los beneficios de la autohipnosis

Puedes probar los beneficios de la autohipnosis ahora mismo en tu hogar. Solo tienes que sentarte, tumbarte o ponerte cómodo/a en un lugar tranquilo. Después, cierra los ojos y respira profundamente unas cuantas veces, lentamente, sintiendo como inspiras y cómo expiras cada vez.

Esto puede hacer que entres en un estado de trance suave y de relajación agradable. Después, cuando estés en este estado tendrás que comenzar a decirte cosas optimista (por ejemplo: ‘voy a hacer más ejercicio’ o ‘voy a acabar el proyecto bien’) e imagina algunos eventos agradables (verte a ti con un cuerpo más esbelto o con más éxito en tu trabajo’). Incluso hace esto durante cinco minutos cada día, puede ser beneficioso para ti.

Cómo funciona la hipnosis

Es un estado de trance caracterizado por sugestividad extrema , relajación e imaginación elevada . No es realmente como dormir, porque el sujeto está alerta todo el tiempo. Es más a menudo comparado con soñar despierto, o la sensación de “perderse” en un libro o película (estado de flujo o de flow). Estás completamente consciente, pero desconectas la mayoría de los estímulos que te rodean. La persona se enfoca intensamente en el tema en cuestión, casi excluyendo cualquier otro pensamiento.

El mundo imaginario parece real y las emociones se ven involucradas. Lo que se imagina puede generar miedos, tristeza, felicidad o incluso sacudirte del asiento si algo genera susto o sorprende. Milton Erickson, el principal experto en hipnotismo del siglo XX, sostuvo que las personas se hipnotizan a sí mismas a diario. Pero la mayoría de los psiquiatras se enfocan en el estado de trance provocado por la relajación intencional y los ejercicios de concentración. Esta hipnosis profunda se compara a menudo con el estado mental relajado entre la vigilia y el sueño.

En la hipnosis convencional, aborda las sugerencias del hipnotizador, o sus propias ideas, como si fueran realidad. Si el hipnotizador sugiere que tu lengua se ha hinchado hasta el doble de su tamaño, sentirás esa sensación en tu boca y puede tener problemas para hablar. Cuando sugiere que está tomando un batido de chocolate, probarás el batido y lo sentirá enfriando su boca y garganta. Si te quiere decir que tienes miedo, puedes sentir pánico o comenzar a sudar… Sin que sea tan teatral como has podido ver alguna vez en la televisión.

En este estado, también las personas son altamente sugestionables. Aunque por moral y ética un hipnotizador nunca debe hacerte sentir, pensar o hacer algo que no quieras hacer o que después consideres que es altamente cuestionable.

Cómo ocurre

Normalmente en la hipnosis se llega a la mente subconsciente de una persona. Tú, normalmente solo llegas a la parte consciente. Tu subconsciente normalmente te hace ser cómo eres, casi sin que te des cuenta. En muchas ocasiones, si te das cuenta, te darás como se manifiesta en tus sueños. Cuando por ejemplo hablas, te comportas o quieres recordar algo, tu mente consciente trabaja con tu mente subconsciente, ésta última siempre está presente aunque tú no lo sepas. Reúne planes e ideas y los ejecuta por su mente consciente. Cuando una idea nueva te viene de la nada, es porque ya has pensado inconscientemente el proceso.

Tu subconsciente también se encarga de todas las cosas que haces automáticamente. No trabajas activamente a través de los pasos de la respiración minuto a minuto; tu mente subconsciente hace eso. No piensas en cada pequeña cosa que haces mientras conduces un coche, muchas de las cosas pequeñas están pensadas en tu mente subconsciente. Tu subconsciente también procesa la información física que recibe tu cuerpo.

En resumen, tu mente subconsciente es el verdadero cerebro detrás de la operación: controla tu pensamiento y decide qué haces. Cuando estás despierto, tu mente consciente trabaja para evaluar muchos de estos pensamientos, tomar decisiones y poner ciertas ideas en acción. También procesa nueva información y la transmite a la mente subconsciente. Pero cuando estás dormido, la mente consciente se sale del camino y tu subconsciente tiene un reinado libre.

Los psiquiatras teorizan que los ejercicios de relajación profunda y enfoque del hipnotismo trabajan para calmar y someter a la mente consciente de modo que tome un papel menos activo en su proceso de pensamiento. En este estado, todavía estás consciente de lo que está pasando, pero tu mente consciente toma un segundo plano en tu mente subconsciente. Efectivamente, esto le hipnotizador trabajar directamente con el subconsciente. Es como si el proceso de hipnotismo abriera un panel de control dentro de tu cerebro.


Categorías

General

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.