Saltar al contenido

Cómo hacer una hoja de presentación correctamente

Estas son las portadas de alguna actividad o trabajo escrito, así como también de libros, revistas, o cualquier producto que amerite de esta, ya que son las que dan la primera impresión a la persona que lo desee leer, siendo un preámbulo para los mismos.

Las hojas de presentación tienen una estructura que debe ser estrictamente seguida, debido a que la información que en estas se debe transmitir debe ser clara y concisa, para que todos aquellos que tengan la oportunidad de leerla, puedan tener noción del tema que se está tratando en el trabajo.

Existen infinidades de modelos de hojas de presentación, las cuales pueden servir de guía a la hora de su realización, aunque usualmente las instituciones educativas tienen su propia estructura y normativas para la realización de las mismas, guiándose por un formato creado por ellas.

Estas se pueden encontrar en casi cualquier tipo de documento escrito, bien sea físico o digital, ya que estas también se pueden encontrar en las páginas web, debido a que es totalmente necesario demostrarles a los lectores la temática que se quiere tratar, de esa manera se capta la atención del público o usuarios deseados para la misma.

Dentro de los parámetros establecidos para la correcta realización de este tipo de páginas, el contenido debe ser breve y directo; ya que la utilización de contenido excesivo, puede ser abrumador para las personas, llegando a confundirlos, lo que traería como consecuencia la falta de interés en el documento.

Debe tomarse en cuenta que la mala realización de una hoja de presentación puede ser penalizada de varias maneras, claro esto depende del ámbito en el que esté involucrado el documento o lo que se quiera presentar, debido a que si se está hablando de una institución educativa, puede traer como resultado una mala calificación; así como cuando se quiere vender un libro, revista o cualquier producto, es de suma importancia una portada llamativa, para lograr que las ventas sean positivas, de lo contrario podría resultar en un producto al que nadie le interese comprar.

Estructura básica de una hoja de presentación

Cada institución y empresa tiene su estructura propia, la cual para diseñarla, debieron seguir una base, la cual es la guía principal de todos los que hacen estas portadas.

Para comenzar a realizar una hoja de presentación, se deben tomar en cuenta varios aspectos, los cuales se mostraran a continuación y además algunos consejos para que su uso tenga un efecto positivo en lo que se desee presentar.

Las principales características de estas portadas son: el título de la obra, los nombres de los autores, un logo o dibujo de presentación, en caso de ser un trabajo de estudio debe de tener el nombre de la institución y la catedra o materia a la que pertenece, y el año en el que se está presentando el documento.

Titulo

Estos son el nombre que se le va a colocar a la obra o al trabajo, debe estar céntrico, y con letras un poco más grandes que las demás, para lograr que toda persona que lea el documento, sepa que es lo que se está presentando.

Para crear un título llamativo se deben tomar en cuenta ciertos aspectos, que le darán esas características, las cuales lograran captar la atención de un público en general.

  • Tema: al momento de realizar el título que es lo más importante para realizar una hoja de presentación, es de suma importancia colocar un nombre estrechamente relacionado con lo que se está exponiendo, para que logre tener sentido. La temática es el centro de estos, que luego deben ser adornados con algunas palabras extras, si es lo que se desea, claro está.
  • Palabras llamativas: luego de conocer cuál es el tema principal, y situarlo, se deben colocar ciertas palabras que llamen la atención de los lectores o compradores, que por su puesto, concuerden con lo que se quiere mostrar, si se quiere hablar de la contaminación del agua, se tiene una idea principal, a la cual se le puede agregar algo como: conoce cómo afecta la contaminación del agua a los seres humanos, que es un planteamiento de un problema, que es muy efectivo para atraer a personas curiosas del tema.
  • Números: en algunos casos resulta de manera positiva el uso de números en los títulos, debido a que estos aportan una cierta cantidad de información que pueda aportar el texto, en esta manera se suelen utilizar soluciones o consejos que puedan ser de utilidad para algún problema planteado, como por ejemplo: 5 consejos para evitar la contaminación del agua, o 10 maneras de prevenir la contaminación del agua en zonas urbanas.
  • Brevedad: se debe tomar en cuenta que los títulos no deben ser mayores a 15 palabras, ya que al momento de ser un texto extendido, se pierde automáticamente el interés de cualquier individuo que vaya a leerlo. Para poder crear un buen título debe ser corto y demostrar el tema con palabras simples y entendibles para los lectores.

Autor (es)

Luego del título, es de suma importancia exponer quien o quienes fueron los que elaboraron el trabajo, ya que esto es lo que les otorga el crédito a esas personas.

Los nombres pueden colocarse en casi cualquier lugar, aunque esto va dependiendo del tipo de documento que se esté realizando.

Si se está realizando un trabajo de estudio, normalmente las instituciones son las que dictan como se hace una hoja de presentación, aunque normalmente estas van en la parte superior, junto con el nombre de la institución y demás información.

Cuando se habla de algún producto como un libro los nombres de los autores se pueden encontrar debajo del título.

Logo o dibujo

A muchas personas les gusta personalizar los trabajos, y también existen las instrucciones que exigen como normativa el uso de los logos en los trabajos, lo que también le otorga color y carácter a los textos.

El mejor lugar para colocaros, puede ser en la parte superior o inferior del título, siendo de carácter céntrico, aunque esto depende de cada persona, ya que no suele ser obligatorio el uso de los mismos.

En caso de un disco o un libro, es muy importante reflejar el tema que se quiere hablar con una imagen que tenga un contexto similar al tema principal, ya que esto capta más la atención de los posibles lectores o compradores.

Fecha de realización

Siempre se le debe colocar fecha a cualquier tipo de trabajo textual o producto, ya que este es el que da garantía de que fue realizado por el autor, esto también evita que se denuncie por plagio, ya que contiene la fecha en que se realizó.

Estas pueden colocarse en las esquinas superiores o inferiores en letras un poco mas pequeñas, ya que aunque tienen una importancia para los autores, no suelen ser de muchas relevancia a la hora de captar la atención de los lectores.

Lo más importante a tener en cuenta para saber cómo hacer una hoja de presentación, es que se debe tener originalidad y evitar por completo plagios, para que se tenga un trabajo u obra completamente nueva, y que tenga esas características necesarias que logran llamar la atención de los lectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.