Impulsividad: ¿cómo son las personas impulsivas?

chica impulsiva

La impulsividad es un rasgo de la personalidad que tienen muchas personas. Cuando una persona es impulsiva suelen tener conductas sin pensar en las consecuencias de las mismas. No piensan qué puede producir sus actos tanto para sí mismos como para los demás. No piensan si pueden causar malestar, daños o perjudicar a alguien. Actúan siguiendo sus propios impulsos y emociones, sin analizar nada más… se dejan llevar por lo que sienten sin tener en cuenta la razón.

Se ha comprobado que esta manera de actuar impulsiva puede tener un componente genético y hereditario. De hecho, existen trastornos que tienen entre sus características la impulsividad como es la hiperactividad o el trastorno bipolar. Las personas no pueden posponer sus deseos y se dejan llevar por lo que sienten en cada momento determinado.

El comportamiento impulsivo

La palabra impulso significa la necesidad de hacer algo. La impulsividad puede definirse como una forma particular de percibir el mundo, donde existe una predisposición a actuar de manera incontrolable  y rápida cuando se enfrenta a un evento, un estímulo interior o exterior. Hay una falla en el juicio analítico de la persona que significa que no piensa en las consecuencias de sus acciones.

impulsividad en las compras

Por lo tanto, el comportamiento impulsivo es una tendencia a actuar sin pensar en las consecuencias de sus acciones, y estas acciones generalmente ocurren como reacción a algún evento que ha causado que la persona tenga una respuesta emocional.

Causas

La neurociencia ha descubierto el camino, un impulso y una idea se convierte en un comportamiento en el cerebro y, finalmente, una compulsión incontrolable. Las imágenes indican que algunas personas tienen dificultades para posponer el impulso de su recompensa por un período de tiempo más largo.

El comportamiento impulsivo está estrechamente relacionado con los neurotransmisores, especialmente la dopamina, que está vinculada al proceso de aprendizaje y los refuerzos. Pueden haber aspectos fisiológicos que podrían explicar el comportamiento impulsivo y repetitivo. Existen fallas del receptor en el lóbulo frontal específicamente en la corteza prefrontal, donde las funciones ejecutivas están a cargo de la toma de decisiones y el juicio.

Esto significa que el núcleo del cerebro ubicado en la parte que toma la decisión del cerebro toma un desvío y busca la manera más rápida de recibir una recompensa sin mucho pensamiento o trabajo. El comportamiento impulsivo puede explicarse por los receptores de dopamina menos activos en la región media del cerebro, el área está a cargo de la toma de decisiones lógicas. Estos receptores también pueden explicar la tendencia de las personas impulsivas a deprimirse.

Al igual que con la adicción a las drogas y el juego, el comportamiento impulsivo conduce al arrepentimiento de la acción sin que sea suficiente para detener el comportamiento previamente.

chica que no quiere ser tan impulsiva

Síntomas

Existen algunos componentes que diferencian la conducta impulsiva de otras conductas. Los síntomas que se pueden asociar al impulso son las siguientes:

  • Incapacidad para planificar o preparar: impulsados por nuestros impulsos, no podemos prepararnos para las consecuencias lógicas esperadas; por el contrario, la sorpresa se convierte en la característica principal donde “todo puede pasar”.
  • Bajo autocontrol. No hay restricciones ni autocontrol.
  • Baja perseverancia. La emoción dicta el siguiente movimiento. Superar la dilación se vuelve muy difícil.
  • Búsqueda de nuevas experiencias. Impulsadas por intensas emociones positivas o negativas, nuestras habilidades cognitivas  para planificar y evaluar diferentes alternativas se distorsionan, lo que nos lleva más adelante a lamentar las decisiones tomadas en el impulso del momento.

Cada impulso es diferente y tiene diferentes consecuencias, desde comer una porción extra de pastel cuando no deberíamos, hasta robar, romper cosas e incluso la automutilación. En el abismo del comportamiento impulsivo, incluso nuestras propias vidas o las que amamos pueden estar en peligro. El estado emocional es clave en este comportamiento; durante el proceso, el cerebro libera estados emocionales que tiñen la percepción de la realidad, lo que dificulta que la persona no sienta el impulso de actuar. El proceso del pensamiento racional se rompe, por lo tanto, la persona no puede poner en perspectiva sus acciones y consecuencias.

Diagnóstico

Cualquier persona puede ser víctima de un comportamiento impulsivo en cualquier momento de la vida… Aunque cuando se convierte en hábito entonces puede ser un problema bastante grave en la persona que carece del auto control necesario para funcionar correctamente. Si crees que el comportamiento impulsivo tiene el control en tu vida, entonces será necesario que acudas a un especialista para que te oriente sobre cómo llevar tu vida y que la impulsividad no te destruya poco a poco.

El especialista utiliza herramientas especiales, cuestionarios y entrevistas para determinar el riesgo de la conducta impulsiva y establecer medidas terapéuticas. También hay pruebas especializadas que puede ayudar a determinar cómo eres de impulsivo y ayudarte a entrenar tu mente para inhibir este comportamiento impulsivo.

chica feliz siendo impulsiva

Cómo ser menos impulsivo

Ser menos impulsivo está en tus manos ya que es tu mente la que te hace ser más o menos impulsivo. Si quieres detener este tipo de comportamientos, entonces sigue estos consejos y te darás cuenta cómo tu vida comenzará a mejorar.

Respira hondo

Cuando creas que vas a actuar de manera impulsiva, detente un momento y realiza 10 respiraciones profundas. Esto ayudará a que tu cuerpo reciba el oxígeno necesario para disminuir los niveles de ansiedad.

Artículo relacionado:
7 técnicas de relajación para el estrés y calmar la ansiedad

Espera antes de actuar

Cuenta hasta 50 mientras respiras antes de hacer lo que tienes en tu mente, es decir, lo que tu mente te ha propuesto hacer. Este tiempo te calmará y te ayudará a reducir el comportamiento impulsivo.

Mantén un registro de las conductas impulsivas

Mantén un calendario con tus días buenos y malos, esto ayuda a mantener el enfoque en los días buenos en los que no te dejaste llevar por los comportamientos impulsivos. De esta manera podrás darte cuenta de que eres capaz de mantener más auto control del que esperas.

Pídele a un amigo o familiar que te ayude

La familia y los amigos te pueden ayudar a mantener un registro de estos comportamientos y, a veces, incluso pueden llevarte a la calma si es necesario. Confía en alguien para que te avise cuándo puede estar fuera de control para que puedan abrirte el camino.

Visita a un terapeuta

Si sientes que tus conductas impulsivas están afectando en tus interacciones sociales, familiares y / o laborales, es mejor consultar a un profesional. Los terapeutas pueden darte herramientas sobre inteligencia emocional y cómo manejar tus impulsos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.