Las 7 mejores técnicas de seducción que te ayudarán a conseguirlo

Tanto si somos hombres como si somos mujeres, es posible que en alguna ocasión hayamos pensado que no hemos nacido para seducir, de la seducción es algo que se nos queda muy por encima de nuestras posibilidades. Sin embargo, la realidad es bien distinta, y es que la seducción se basa en una serie de técnicas con las que podemos cambiar por completo eso que hasta ahora hemos creído que se debía a la buena o mala suerte. Por esa razón os vamos a presentar las mejores técnicas de seducción que os ayudarán a alcanzar vuestras metas, es decir, lo que deberéis tener en cuenta para poder conquistar a esa persona que significa tanto para vosotros.

La seducción, ¿cosa de hombres o de mujeres?

Antes de nada es importante que sepáis que este artículo va dirigido tanto a hombres como a mujeres, ya que la seducción es algo que forma parte de todos y cada uno de los seres humanos.

Una vez que ya lo sabéis, lo que vamos a hacer básicamente es explicaros algunos de los aspectos que debéis considerar y trabajar para lograr ser más seductores, es decir, no vamos a intentar cambiar la personalidad de nadie, ni tampoco vamos a hacer magia de ningún tipo, sino que hemos indagado y profundizado en cuales son los elementos más destacados de la seducción, de manera que os facilitamos toda la información para que la podáis utilizar en el momento en el que queráis conseguir algo más con esa persona.

Por supuesto, al igual que ocurre con todas las cosas, estas recomendaciones que os vamos a dar es importante que las vayáis trabajando con el tiempo, ya que no es algo que se lea y aprenda directamente, por lo que puede ser una buena idea que guardéis esta página en los marcadores para echarle un vistazo de vez en cuando y volváis a hacer hincapié en aquellos aspectos que os puedan costar más.

Técnicas de seducción más efectivas

Pues bien, vamos a analizar aquellos aspectos a los que debemos prestar atención si queremos convertirnos en un seductor o en una seductora, los cuales son los siguientes.

Es importante que ganes seguridad en ti mismo

Antes de nada, el primer consejo que os damos es que tengáis en cuenta la importancia de tener seguridad en vosotros mismos. Es esencial que trabajemos la autoconfianza y no temamos luchar por lo que queremos.

Es habitual que, si no tenemos una buena autoestima o seguridad en nosotros mismos, pensemos que esa persona que nos gusta está fuera de nuestro alcance, y lo cierto es que nos sorprendería la de veces que precisamente es todo lo contrario, pero a menudo no conseguimos hacer realidad una historia de amor precisamente porque somos nosotros mismos los que ponemos los muros en ella, y todo por no tener la seguridad necesaria y luchar por lo que queremos.

No olvides que el “no” ya lo tienes, por lo que no hay excusa alguna para luchar y conseguir estar con esa persona que para ti es tan importante.

Es esencial que cambies de mentalidad y empieces a darte cuenta de que todo lo que hay alrededor tuyo lo mereces y que, por supuesto tienes tus defectos, como cualquier otra persona, pero también tienes otras muchas virtudes que son las que te conforman como la persona única que eres, así que no existe nadie que merezca más que tú lo que tienes en tu haber, de manera que reconócelo y sé consciente de que lo vales.

No idealices a nadie

Otro de los errores habituales es idealizar a las personas, ya que eso nos hace creer que son menos accesibles de lo que realmente son. Puede ser un chico o una chica muy atractivos, o muy populares, o tener unas características que para nosotros destacan por encima del resto, pero eso no significa que tengan más valor como personas que cualquier otro de los que nos rodean o incluso nosotros mismos, de manera que, para conseguir nuestro objetivo, va a ser importante que no idealicemos a esa persona y la veamos como cualquier otra persona más de nuestro entorno.

Es importante que siempre seas realista

Eso sí, en todo momento debemos ser realistas. Es decir, por supuesto que siguiendo unas buenas técnicas de seducción vamos a tener más posibilidades de conseguir a esa persona que nos gusta, pero debemos estar siempre dentro de la realidad, ya que por ejemplo, si esa persona está casada, evidentemente nuestras posibilidades son pocas o incluso nulas, por lo que en esos casos es mejor que cambiemos de estrategia, olvidemos todos estos sentimientos que no serán más que frustraciones en el futuro, y nos pongamos en marcha para dejar espacio a un nuevo amor.

De igual manera, si la persona que conocemos ya tiene pareja o se va a casar y sabemos que está muy enamorada de esa persona, es ilógico que perdamos el tiempo ya que no nos va a traer más que sufrimiento.

Analiza todo lo que tienes en común con esa persona

Otro aspecto importante que deberemos considerar son las cosas en común que tenemos con esa persona, de manera que es necesario abandonar la mentalidad de sólo fijarnos en su físico, que seguramente sería lo primero que nos atraería, para conocerlo o conocerla de una forma más profunda, es decir, tenemos que averiguar quién es esa persona, qué es lo que le gusta, qué aspectos tenemos en común y, en general, todo lo que la define y que, una de dos, o nos hará que nos enamoremos más, o incluso puede hacer que nos demos cuenta de que quizás no es la persona más indicada para nosotros.

Sobre todo debemos partir de la base de que es un error utilizar la táctica de la seducción física muy especialmente si todavía no tenemos la suficiente confianza, ya que generalmente esto va a acabar convirtiéndose en un error.

Sin embargo, si nuestra estrategia es la de conocerla, establecer una buena comunicación y, en general, conseguir que haya una química agradable entre ambos, desde luego tendremos muchas más posibilidades de alcanzar nuestro objetivo.

Las prisas son malas consejeras

Otro aspecto muy importante es el hecho de que las prisas son muy malas consejeras. La seducción requiere su tiempo, por lo que no debemos meter prisa a la situación, ya que si intentamos forzar, lo más probable es que acabemos perdiendo esta partida.

Sobre todo debemos dedicar el suficiente tiempo a saber cómo es esa persona, no sólo para llegar a la conclusión de si realmente nos gusta o no, sino también con el objetivo de poder saber el modo en que tenemos que actuar para conseguir lograr esa buena química de la que hablábamos en el apartado anterior, así que mucha paciencia y nos os precipitéis nunca en estos casos.

Comunícate con ella estudiando sus necesidades y con buen sentido del humor

Una vez que ya sepamos cosas importantes sobre ella, lo siguiente será empezar a entender la mejor, es decir, ahora vamos a pasar a un plano más íntimo, de manera que estableceremos una comunicación a través de la cual podamos conocer mejor sus necesidades y, sobre todo, lo llevemos a cabo con el mejor sentido del humor posible, ya que esta es la técnica de seducción que nos ofrece mejores resultados.

Esta persona debe notar que nos preocupamos por ella, es decir, que nos preocupamos por esas necesidades, pero por supuesto sin que parezca una obsesión y la agobiemos antes de tiempo, sino dando el espacio que sea necesario y actuando en base a lo que vayamos viendo.

Tampoco debemos desaparecer con la intención de que sea ella la que venga a nosotros, ya que esto tan sólo puede acabar desembocando en una pérdida de interés y perder todo lo que hemos conseguido, toda esa relación que se había creado e incluso esa nueva química podrían acabar diluyéndose hasta desaparecer por completo.

Nuestro objetivo es conseguir que esa persona, en el momento en el que esté junto a nosotros, se sienta segura, cómoda y con confianza, además de que aquí el sentido del humor va a jugar muy positivamente a nuestro favor ya que, si conseguimos que sonría, habremos ganado una buena parte del recorrido.

No intentes darlo todo desde el principio

Como os decíamos, no debéis darlo todo desde el principio, sino que es esencial que vayamos paso a paso y nos tomemos el tiempo que sea necesario, dando un toque de misterio a nuestra relación, de manera que iremos revelando algunos aspectos relacionados con nosotros o nuestra vida para mostrarlos de forma dosificada, ya que verter todo al principio, lo único que puede hacer es que nos quedemos sin material para el resto del proceso de seducción, además de que estaríamos dando una imagen muy agobiadora por lo que podría pensar que somos demasiados ansiosos, lo que quizás no jugaría demasiado bien a nuestro favor.

Básicamente estas son las siete mejores técnicas de seducción que nos ayudarán a conseguir ganarnos la confianza, el respeto y sobre todo el cariño de esa persona que es tan importante para nosotros, y como ya os hemos comentado, debéis ser realistas en todo momento, y de la misma forma que es importante que aumentéis vuestra autoestima y la confianza en nosotros mismos, también lo es el hecho de que no debéis ir a por una persona que ya esté comprometida con la que no tengamos posibilidades, ya que las probabilidades son tan tremendamente bajas que en la mayoría de los casos acabaríamos sufriendo más de la cuenta, lo cual, recordad, también pasaría a minar nuestra confianza y nos quitaría energía a la hora de conquistar a otra persona diferente.