Trastorno narcisista de la personalidad: un trastorno altamente tóxico

chica narcisista que se mira al espejo

¿Es narcisista o alta autoestima? Quizá si conoces a alguien con un comportamiento narcisista te hayas hecho esta pregunta en alguna ocasión. Incluso las personas con un trastorno narcisista de la personalidad puede llegar a confundir… Aunque existen algunas señales que pueden hacer que resulte mucho más fácil poder identificarle. La naturaleza humana es egoísta de vez en cuando, pero una persona narcisista lo puede llevar al extremo.

No valoran los sentimientos e ideas de otras personas e ignorar las necesidades que no son propias. Cuando se tiene un trastorno de personalidad narcisista, estamos ante una enfermedad mental, algo que difiere de tener un rasgo de personalidad narcisista, que esto, puede ser más común en la sociedad… aunque la diferencia entre rasgo de personalidad y trastorno de la personalidad, lo tendría que valorar un profesional de salud mental.

La palabra “narcisista” proviene del mito griego en el que Narciso, un apuesto joven, ve su propio reflejo en una fuente y se enamora de él. Se quedaba absorto mirando su imagen y acabó arrojándose al agua. Donde cayó el cuerpo creció una hermosa flor que dio nombre a la flor de Narciso en honor a la memoria del joven.

Qué es

Las personas con este trastorno de la personalidad pueden tener afectada todas las áreas de su vida. Tienen un tipo de personalidad tóxica y son una influencia negativa para su entorno cercano. No son capaces de mantener una relación sana con otras persona e incluso pueden tener dificultades para avanzar debido a que no son capaces de empatizar con los demás ni tampoco de reconocer sus propios defectos y limitaciones. Este trastorno puede ser tratado y con el tiempo, los efectos perjudiciales se pueden tratar.

hombre narcisista mirándose al espejo

El trastorno de personalidad narcisista es un patrón duradero de experiencia y conducta internas caracterizadas por el egocentrismo, la falta de empatía y un sentido exagerado de importancia personal. Al igual que con otros trastornos de la personalidad, este trastorno tiene un patrón de comportamiento duradero y persistente que afecta negativamente a muchas áreas diferentes de la vida, incluidas las relaciones sociales, familiares y laborales.

Sus características principales es que estas personas sienten grandiosidad frente a los otros, no tiene empatía hacia las personas y tienen una gran necesidad de admiración constante. Las personas pueden verle como alguien arrogante, egocéntrica, manipuladora y exigente consigo misma pero sobre todo, con los demás. También pueden tener fantasías grandiosas y creer que merecen un tratamiento especial por parte de todo el mundo.

Este trastorno suele comenzar a final de la adolescencia o en la juventud temprana. Las actitudes se muestran evidentes en todas las áreas de la vida de la persona con trastorno narcisista de la personalidad. Estas personas piensan que son especiales y mejores que otros. Intentan codearse con personas que consideran que también son especiales o que merecen su atención de alguna manera… al resto de personas, simplemente las desprecian.

No confundir ser nacisista con tener alta autoestima

Aunque muchas personas creen al principio que este tipo de personas tienen una alta autoestima, es necesario no confundir esto porque en realidad… su autoestima es bastante frágil. De hecho, necesitan sentir hasta lo patológico la admiración y atención por los demás, solo por sentir (de forma tóxica) que son apreciados por los demás.

mujer haciéndose un selfie

Al tener problemas con su autoestima suelen tener problemas de aceptar las críticas, los errores o el perder. Se sienten humilladas cuando esto ocurre y vacías emocionalmente. Enseguida sienten rechazo por parte de los demás, y esto les hunde emocionalmente aunque intenten demostrar todo lo contrario “de cara a la galería”. Aunque también existen los casos de personas con un trastorno de personalidad narcisista donde tienen un alta autoestima en todos los aspectos, algo que sin duda, puede agravar aún más los síntomas del trastorno.

Tampoco debe confundirse este trastorno con una alta confianza en uno mismo. Las personas que tienen alta autoestima pueden tener empatía y ser humildes, en cambio, una persona con este trastorno carecerá de estas actitudes positivas.

Los síntomas

El narcisismo es un término que se emplea para referirse a las personas que solo se preocupan por ellos mismos y no por los demás, seres egoístas donde ellos son lo primero de todo. Es necesario diferenciar, como hemos apuntado más arriba sobre rasgos de personalidad y trastorno de personalidad. Por ejemplo, los rasgos narcisistas pueden ser comunes durante la adolescencia, pero esto no necesariamente significa que el adolescente desarrollará el trastorno completo en el futuro. Algunos síntomas del trastorno narcisista de la personalidad incluyen:

  • Sentido exagerado de las propias habilidades y logros
  • Necesidad constante de atención, afirmación y alabanza por parte de los demás
  • Creencia sobre él/ella de que es único y especial en el mundo
  • Considera que solo puede relacionarse con personas de su mismo “estatus”
  • Fantasías habituales sobre logro, éxito y poder
  • Explotar a otras personas, manipular y aprovecharse de ellas solo por beneficio personal
  • Preocupación excesiva por tener poder y éxito
  • Siente envidia por los demás y cree que los demás también le tienen envidia
  • Falta de empatía por los demás

persona narcisista

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico oficial solo lo puede hacer un profesional de salud mental calificado y requiere que la persona muestre impedimentos en el funcionamiento de la personalidad en varios dominios, incluida la experiencia de un sentido grandioso de importancia personal, así como en dificultades interpersonales en la búsqueda de atención, empatía y intimidad.

Las deficiencias en la función de la personalidad y la expresión de los rasgos de la personalidad también deben ser estables a lo largo del tiempo y en diferentes situaciones, no deben ser normativas para la cultura, el entorno o la etapa de desarrollo del individuo, y no deben deberse a la influencia directa del uso de sustancias o condición médica general.

En cuanto al tratamiento, la psicoterapia individual se puede utilizar aunque el proceso suele ser difícil y largo debido a las características personales del individuo. Es importante tener en cuenta que las personas con este trastorno rara vez buscan tratamiento. Las personas a menudo comienzan la terapia a instancias de los miembros de la  familia  o para tratar los síntomas que resultan del trastorno, como la depresión.

La terapia cognitiva conductual a menudo es efectiva para ayudar a las personas con este trastorno a cambiar los patrones de pensamiento y comportamiento destructivos. El objetivo del tratamiento es alterar los pensamientos distorsionados y crear una autoimagen más realista. Los medicamentos generalmente no son efectivos para el cambio a largo plazo, pero a veces se usan para tratar los síntomas de ansiedad o depresión.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.