Qué es el ostracismo y cómo hacerle frente

ostracismo por ser diferente

En la antigua Grecia, el ostracismo era cuando se condenaba a los ciudadanos que se consideraban sospechosos o peligrosos para la ciudad. Otro significado es cuando ocurre un aislamiento voluntario o forzoso de la vida pública que sufre una persona, generalmente motivado por cuestiones políticas. Pero además, de estos dos significados, ¿qué es el ostracismo en la vida actual?

Qué es

Los humanos son seres sociales por naturaleza y su deseo es pertenecer a un grupo social, como a una familia. Sin embargo, en muchas ocasiones se aísla de manera voluntaria a otras personas por diversos motivos, las personas aisladas en contra de su voluntad sufren ostracismo, que sería lo que se conoce como “hacer el vacío”.

Los animales abandonan a los más débiles para asegurar la supervivencia de los más aptos. Lo mismo ocurre con los niños de guardería y los preadolescentes, los jugadores de deportes y los trabajadores de oficina. Por muy comunes que sean, el rechazo y la exclusión lastiman a cualquiera que lo sufre, tenga la edad que tenga y sea de la clase social que sea. Soportado durante mucho tiempo, el ostracismo hace que las personas se sientan deprimidas y sin valor, resignadas a la soledad o desesperadas por recibir atención, en casos extremos, se convierten en suicidas u homicidas. Es una forma de abuso resbaladiza e invisible.

ostracismo en la infancia

Etapas del ostracismo

El ostracismo se experimenta en tres etapas. En la primera etapa, “inmediata”, la persona rechazada, siente dolor. No importa a quién estés rechazado o qué tan leve aparezca. Se siente el dolor de la exclusión. Se dispara una alarma en el cerebro, la misma parte que registra el dolor físico: pertenencia, autoestima, control y reconocimiento se sienten atacados.

La segunda etapa es la de “afrontamiento”, que ocurre cuando las personas descubren cómo “mejorar su estado de inclusión”. Prestan atención a cada señal social; cooperan, se conforman y obedecen. Si pertenecer es una causa perdida, buscan recuperar el control. En casos extremos, “pueden tratar de obligar a las personas a prestarles atención”. Por ejemplo, un análisis de tiroteos en escuelas realizado en 2003 encontró que 13 de los 15 perpetradores habían sido excluidos.

Afrontar requiere recursos psicológicos… soportar el ostracismo demasiado tiempo agota. Y quien lo padece se siente deprimido, indefenso y desesperado. Incluso el recurso de un rechazo puede hacer que se despierten estos sentimientos. Esta sería la tercera etapa que se conoce como “renuncia”.

ostracismo soledad

Está arraigado en sociedad

El ostracismo está demasiado arraigado en la sociedad y es necesario hacerle frente para que no sea tan poderoso y destructivo. Aunque algunas personas buscan una reparación legal por el ostracismo como una forma de discriminación en el lugar de trabajo (mobbing), es difícil documentar algo que no está sucediendo… El perpetrador puede incluso dar la vuelta y acusar al acusador de paranoia.

Hay más esperanza en el desarrollo de herramientas para que tanto las víctimas como los terapeutas puedan enfrentar los efectos del ostracismo. Una comprensión más amplia y más profunda también puede dar voz a esta forma inaudible e invisible de tormento.

El ostracismo es por tanto el acto de ignorar o excluir y es una soledad que duele. Casi nadie está exento de sentir tristeza o enfado cuando se les excluye o se les hace el “vacío” por parte de otras personas, ya sea la pareja o familiares. Una persona que quiere ir a una reunión familiar pero no es invitada, estará sufriendo de ostracismo. A menudo las personas ocultan los sentimientos dolorosos para no mostrar vergüenza o para no empeorar las cosas.

Hay personas que tienden a auto-incriminarse después de haber sido ostracados, ya sea creyendo que de alguna manera lo merecían o que están exagerando las cosas y no deben sentirnos así. Frases como por ejemplo: “No seas tan niño”, es un ejemplo de ser ostracado.

Qué hacer ante el ostracismo

El ostracismo por tanto es una forma de acoso y es necesario hacerle frente para que no afecte más de la cuenta. Estas son algunas de las sugerencias que puedes tener en cuenta:

No es una broma

El ostracismo no es una broma por lo que tienes que tomarlo en serio. Si te sientes mal después de haber sido excluido no estás siendo neurótico ni tampoco tienes paranoia… Solo estás siendo humano. Piensa en tus sentimientos con una mente inquisitiva, entendiendo que el ostracismo existe, que ocurre involuntariamente e intencionalmente, y que se puede usar como una herramienta primitiva para mantener el orden en el grupo de ostracización o una persona. A medida que pensamos las cosas, nos alejamos lo suficiente de nuestros sentimientos para mantenernos tranquilos y centrados.

Tómalo con humor

Si alguien te excluye porque no te quiere cerca… ¿qué más te da a ti? ¡Esa persona se lo pierde! Si alguien ha decidido ignorarte o excluirte, ¿qué es lo peor que podría pasar? Es mejor que te rías y que te des cuenta de que esa persona, simplemente no merece estar en tu vida. Incluso te está haciendo un favor, porque te está dejando claro que no merece la pena ni un segundo de tu tiempo ni de tus pensamientos.

Piensa en la perspectiva de la otra persona

Lo último en tu mente ahora mismo puede ser el ser empático con esa persona que te está haciendo el vacío, pero tratar de entender el otro lado puede ser extremadamente útil. La causa última del ostracismo no es dañar a la persona excluida sino la autoprotección. Todos luchan contra su propia batalla invisible…

Tal vez el ostracizador tenga una gran necesidad de ser calmado por otra persona que no seas tú. Tal vez te tiene envidia por algo. Mientras que la causa exacta generalmente no se puede determinar, el dolor y la ansiedad suelen estar involucrados. Protégete, pero perdona cuando puedas para liberarte cuanto antes del dolor. Si tenías una carrera y por cualquier motivo te desplazan de ella, no te hundas, ¡reinvéntate!

ostracismo en un grupo social

Conecta contigo mismo

Si no puedes reconectarte, céntrate en ti mismo de la manera más amorosa e íntima posible. Relaciónate contigo mismo como lo harías con un mejor amigo. Si es necesario, busca un mejor amigo que te reconforte emocionalmente. La clave es fortalecer tu conexión con la vida a medida que se desarrolla en ti. Independientemente de lo que suceda en tu vida social, recuerda que eres único en este mundo.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.