¿Cómo saber si lo que dices no es un palíndromo? He aquí la respuesta

El palíndromo, también llamado palindromo, palíndroma o palindroma se entiende por una palabra o frase capaz de leerse de igual manera de adelante hacia atrás o de atrás hacia adelante. Su nombre viene de las palabras griegas palin dromein que significan volver a ir atrás. Los palíndromos también pueden estar abarcados en los números, siendo estos llamados capicúa, son los números que pueden leerse de igual forma al derecho o al revés; siendo muchos de estos de notación indoarábiga

Tipos de palíndromos

Usualmente se utiliza para notar un palíndromo el hecho de que la primera letra de la palabra sea igual a la última, y de ese modo la penúltima igual a la segunda. Por ejemplo las palabras reconocer o anilina pueden ser vistas como palíndromos en toda regla. De otra forma también podríamos utilizar las últimas sílabas, como por ejemplo con las palabras toga y gato, aunque este último sería más bien llamado anagrama.

Palabras que son palíndromos

  • Ababa,
  • Abalaba,
  • Aibofobia
  • Ana
  • Ala
  • Arenera
  • Arepera
  • Anilina
  • Ananá
  • Aviva
  • Bob
  • Malayalam
  • Menem
  • Neuquén
  • Oro
  • Oruro
  • Oso
  • Ojo
  • Radar
  • Reconocer
  • Rotor
  • Salas
  • Seres
  • Somos
  • Sometemos

Al hablar de frases palíndromas, como es lógico, estas se resentirán en su significado cuanto más largas son. Sin embargo mientras más largas sean la complejidad aumenta y la gente toma fácilmente como juego didáctico el crear frases con palíndromos. Inclusive se aplican pruebas donde es necesario que el que la toma cree un palíndromo cuya complejidad puede variar.

Un ejemplo de que al ser más larga se resienten en su significado es el siguiente:

A Bali su flan anal fusilaba

Como puede verse, en este caso la frase puede ser considerada como un palíndromo, pero también puede notarse que el palíndromo en esta frase no posee significado alguno.

Palindromistas

Se conoce como palindromistas a estas personas que se dedican a este juego literario, y aunque no sean muchos, son capaces de producir de su mente palíndromos que a la mayoría de las personas no se nos ocurrirían. He aquí unos cuantos creados por palindromistas.

Algunos ejemplos del uso del palíndromo en frases

  • Háblala, anula los zares, episodio nuevo ve un oído, si pez serás sola luna al alba.
  • ¿Acaso hubo búhos acá? 
  • A la catalana banal, atácala.
  • A mamá, Roma le aviva el amor a papá y a papá, Roma le aviva el amor a Mamá.
  • A ti no, bonita.
  • Adivina ya te opina, ya ni miles origina, ya ni cetro me domina, ya ni monarcas, a repaso ni mulato carreta, acaso nicotina, ya ni cita vecino, anima cocina, pedazo gallina, cedazo terso nos retoza de canilla goza, de pánico camina, ónice vaticina, ya ni tocino saca, a terracota luminosa pera, sacra nómina y ánimo de mortecina, ya ni giros elimina, ya ni poeta, ya ni vida. 
  • Allí por la tropa portado, traído a ese paraje de maniobras, una tipa como capitán usar boina me dejara, pese a odiar toda tropa por tal ropilla.
  • Allí si María avisa y así va a ir a mi silla.
  • Amar da drama
  • Amo la pacífica paloma.
  • Amor a Roma.
  • Ana lava lana.
  • “A Dubái cederé” decía Buda.
  • A mi monógamo mago no mima.
  • Arroz a la dama da la zorra.
  • Ajos alojaba bajo la soja.
  • Anaís repuso su persiana.
  • Amaba la rosa a sor Alabama.
  • Ana lleva al oso la avellana.
  • Adán no catará banana barata con nada
  • Amigo no gima
  • Allí ves, Sevilla
  • Alí tomó tila
  • Arde ya la yedra
  • Allá cae diagrama y amarga idea calla
  • Ana, ilusa, atará la mala rata a su liana
  • Así, María, raparás a Sara para ir a misa
  • Anita lava la tina.
  • Anula la Luna.
  • Añora la roña.
  • Arriba la birra.
  • Átale, demoníaco Caín, o me delata. 
  • Atar a la rata.
  • Ateo por Arabia iba raro poeta.
  • Dábale arroz a la zorra el abad.
  • El bar es imán o zona miserable.
  • Ella te da detalle.
  • Eva, ya hay ave.
  • Isaac no ronca así.
  • La ruta natural.
  • La ruta nos aportó otro paso natural.
  • Las Nemocón no comen sal.
  • La tele letal.
  • Lo sé, Dama de Sol.
  • Logré ver gol.
  • Luz azul.
  • O partes ese culo, o luces ese trapo.
  • A tu padre le traeré arte, lerda puta.
  • Romano cagado colocó daga con amor.
  • Se va su sonoro mozo moro, no sus aves.
  • Siete melones al glasé no le metéis.
  • Su rival fuma cosas o camufla virus
  • ¿Acaso comí mocos acá?
  • Así le folló Felisa.
  • A ser prosa ¡sorpresa!
  • No di eso, Poseidón.
  • ¡Otro coito, tío corto!
  • ¡a babor! Ojete jorobaba.
  • Nazi: ni vida divinizan.
  • Soñaré arte de traer años.
  • A la jirafa sana, safari jala
  • Más arroz a la zorra, Sam.
  • Se van sus naves.
  • Sometamos o matemos.
  • ¿Son mulas o cívicos alumnos?
  • Yo hago yoga hoy 
  • Yo soy.
  • Ojo; ese oso, ese; ojo.
  • Allí, ni cocina ni cocinilla.
  • Anularemos a la somera luna.
  • Así rimará poeta ateo para mi risa.
  • Nada, yo soy Adán.
  • No di mi decoro, cedí mi don.
  • No lata, no: la totalidad arada dilato talón a talón.
  • “No lo cases a Colón”
  • No Mara, sometamos o matemos a Ramón.
  • No traces en ese cartón.
  • Oirás orar a Rosario.
  • Roma ni se conoce sin oro, ni se conoce sin amor. 

Capicúas

Capicúa, cuyo significado es cabeza y cola, se conoce como la forma de escribir el palíndromo dedicada a los números. En estos casos es más común verlos con una notación indoarábiga, pero aquí les mostraremos unos ejemplos en numeración común.

  • 07470
  • 56265
  • 78787
  • 2002
  • 5005
  • 8998
  • 36563

Coleccionistas de capicúas

Hasta los años 1990 en Buenos aires, Argentina, se imprimían para los colectivos boletos numerados que iban desde el 00000 hasta el 99999. Esto hacía que por cada serie se generarán mil capicúas, y debido a su relativa rareza (de un boleto por cada cien) les daba un valor especial. Cabe destacar que una de las características por las que también solían coleccionarse estos boletos era por la apariencia estética y por sus vivos colores.

Los más raros eran aquellos que tenían sus cinco cifras iguales ya que solo existían diez boletos diferentes.

Con este artículo denotamos que el palíndromo es, además de un juego divertido para ponerte a pensar, un estilo de vida que te permite poner a trabajar la mente, bien sea jugando con la creación de frases palíndromas en diferentes idiomas, o con la implementación de los capicúas para tener cifras palíndromas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.