El pensamiento convergente, ¿te ayuda a tomar buenas decisiones?

pensamiento covergente hombre

Las personas podemos tener diferentes tipos de pensamiento pero algunos de ellos pueden ser más adecuados para llegar a soluciones cuando tenemos un problema delante de nosotros. Es sabido que el pensamiento divergente es más creativo y que a través de la lluvia de ideas te permite encontrar una solución correcta a un problema después de barajar diversas posibilidades. Pero, ¿cómo es el pensamiento divergente y cómo te puede ayudar a tomar buenas decisiones cuando te enfrentas a un problema?

El pensamiento convergente es una técnica de resolución de problemas en la que se reúnen y se sintetizan ideas de diferentes campos o participantes para encontrar la mejor solución (única) a un problema definido. Es contrario al pensamiento divergente que busca muchas soluciones posibles para escoger la más acertada. El pensamiento convergente solo busca una solución para un problema determinado.

El pensamiento convergente vs el pensamiento divergente

Este tipo de pensamiento se asocia a la lógica más que a la creatividad. Es un pensamiento arraigado al análisis, al juicio y a la toma de decisiones. Se analizan las diferentes posibles soluciones y ese clasifican, se evalúan, se analizan los pros y los contras, se toman decisiones para poder abordar un problema. Se busca la solución correcta y no varias soluciones que podrían ser correctas.

pensamiento covergente cerebro

De las soluciones que se consideran inicialmente se pueden desechar algunas de ellas porque ocupen demasiado tiempo, requieran demasiado recursos o dinero o simplemente porque no sean posibles. El pensamiento convergente consiste por tanto, en revisar de manera lógica y estratégica las posibles soluciones a un problema para encontrar la mejor entre ellas.

Hay personas que se preguntan si el pensamiento convergente es mejor o peor que el pensamiento divergente… Todo el mundo es capaz de tener ambos pensamientos en su mente, y dependerá de la situación que escojan un pensamiento u otro, aunque puede resultar natural inclinarse hacia uno más que hacia otro para abordar problemas o proyectos dependiendo de la personalidad de la persona.

Hay quienes pueden tener una preferencia natural por el pensamiento divergente, ya que son personas más resolutivas de forma innata, tienen un pensamiento más creativa. Estas personas suelen ser más capaces de resolver problemas complejos porque tienen más capacidad de tener nuevas ideas y además, que sean lo suficientemente útiles para poder utilizar varias de ellas en un mismo conflicto o problema.

Artículo relacionado:
Qué es el pensamiento divergente y cómo puede solucionar tu vida

¿Dónde está el problema?

En realidad, ninguno de los dos pensamientos es mejor que otro, simplemente existe el problema que una persona se vuelva demasiado dependiente de un método de pensamiento. Dejarse llevar demasiado por el pensamiento divergente puede llevar a la persona a tener ideas sin fin y que no encuentre la solución que realmente necesita para el conflicto. Por otra parte, dejarse llevar demasiado por el pensamiento convergente, puede hacer que la persona no tenga nuevas ideas y que se quede paralizado en el análisis del problema y de la posible solución.

pensamiento covergente

El secreto está en encontrar el equilibrio. El proceso creativo, el pensamiento y el enfoque hacia el problema debe cambiar en algunas ocasiones para poder encontrar las mejores soluciones. Para poder seleccionar las mejores ideas divergentes se debe determinar el potencial de cada una de ellas, es decir, se deben analizar, ¿y cómo se consigue esto? A través del pensamiento convergente.

Además, en el pensamiento convergente la elección de las ideas es deliberada y consciente, teniendo parte de pensamiento divergente. Los criterios que se aplican en la sección de ideas, aunque se evalúen y se refinen las opciones, se tienen “ideas en bruto” que aunque requieran más desarrollo, se deben tener para poder analizar más adelante.

Cómo desarrollar el pensamiento convergente

Existen una serie de pautas que puedes utilizar en el caso que quieras tomar decisiones sobre las ideas que generes a través del pensamiento divergente. Es decir, si tienes ideas pero quieres analizarlas para encontrar la mejor y que sea el pensamiento convergente el que te ayude en última instancias estas pautas te van a ir bien.

Pautas para un pensamiento convergente

  • Mantén una actitud deliberada. Permite que la decisiones que debas hacer tengan tiempo y el respeto que necesitan. Evita las decisiones rápidas, impulsivas o sin haberlas pensado lo suficiente. Deberás darle a cada opción una oportunidad justa de ser analizada.
  • Verifica tus objetivos. Tienes que verificar las elecciones que realizas respecto a los objetivos que quieres lograr a cada paso. Esto se conoce como la verificación de la realidad. ¿Tienes todas las opciones en mente?
  • Mejora tus ideas. No todas las ideas son soluciones viables aunque en un primer momento sí que lo parezcan. Incluso las ideas más prometedoras deben ser perfeccionadas y fortalecidas para que realmente merezcan la pena. Por este motivo, siempre, deberás tomarte un tiempo suficiente para pensar y reflexionar en tus ideas y así, mejorarlas.
  • Mantén una actitud afirmativa. Incluso en la convergencia, es importante considerar primero lo que es bueno acerca de una idea y juzgar con el propósito de mejorar, en lugar de eliminar, las ideas.
  • Considera la posibilidad de aceptar la novedad. No descartes las ideas originales o novedosas. Considera formas de adaptar, volver a trabajar o cambiar las ideas que has tenido hasta encontrar la que realmente se ajuste a ti o a las circunstancias que debes tener en cuenta para poder encontrar la solución que deseas.

mujer pensando y con dolor de cabeza

La planificación y la creatividad pueden ser amigos

Como puedes ver el pensamiento convergente y el pensamiento divergente pueden ir cogidos de la mano, porque buscando el equilibrio podrás obtener mejores resultados. Esto significa que la planificación y la creatividad no son excluyentes ni mucho menos. Cuando al fin se entiende cómo es cada tipo de pensamiento podrás darte cuenta de que ambos, se equilibran, ¡y se necesitan!

Hay un momento y un lugar para cada uno y de esta manera se podrán aprovechar de manera efectiva tanto en tu vida personal como profesional. Podrás tener una mente en resolución de conflictos mucho más flexible, ágil y que apoye el cambio y las nuevas ideas como factor de éxito.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.