Un ejemplo del increíble poder de la mente: el caso de Sam Londe

En este artículo vais a conocer el verdadero poder que tiene la mente sobre nuestro cuerpo. Vais a conocer el caso de un hombre que se murió porque le dijeron que tenía cáncer. Cuando se murió y le hicieron la autopsia, los médicos descubrieron que no tenía un cáncer terminal. El médico había errado en su diagnóstico y el paciente murió porque realmente creyó que tenía cáncer.

Con este ejemplo, quiero que seáis conscientes del potencial que tienen nuestras creencias para lograr aquello que queramos o para hundirnos en la miseria psicológica.

En 1974, un norteamericano llamado Sam Londe acudió al médico. La noticia que le dieron fue desgarradora. Le dijeron que tenía cáncer de esófago. Un tipo de cáncer que en esa época significa la muerte en poco tiempo.

Como ya os he dicho, este hombre no tenía dicho cáncer terminal. Sin embargo, su mente creyó firmemente que iba a morir en poco tiempo… y así ocurrió.

A este hecho se le conoce como el efecto nocebo, es decir, cuando te hacen creer que tienes algo malo y enfermas solo porque tu mente lo cree firmemente y sin embargo, nada malo te ocurre en realidad.

Un símil lo podemos encontrar en el vudú, mal de ojo y otras supersterías que lo único que valen es para que la mente de la persona haga todo lo posible para que la vida le vaya mal… solo porque un brujo le ha dicho que le han echado un mal de ojo.

Lo contrario es el efecto placebo. Cuando estás enfermo y te hacen creer que si tomas una píldora, que en realidad no tiene ningún medicamento, te vas a curar. Y resulta que funciona, resulta que la persona se cura porque se creyó que esa falsa píldora que le dieron curaba su enfermedad.

¿Qué lectura podemos sacar de todo esto?

Está claro que nuestros pensamientos determinan nuestra realidad.

Si eres capaz de pensar positivamente sobre todo aquello que te ocurre, la vida te irá mucho mejor. Incluso si te ocurren cosas malas. Piensa que no son culpa tuya o afronta los problemas como retos, pero nunca dejes que tu mente te haga creer que tú eres el culpable o que todo te va mal hagas lo que hagas.

No te estoy diciendo que eludas tus responsabilidades de tus malos actos. Solo te digo que mantengas una mente fuerte y positiva, una mente que crea verdaderamente que puede afrontar cualquier reto que se le presente en la vida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.