Qué diferencias hay entre un psicópata y un sociópata

psicópata

Los términos psicópata y sociópata suelen llevar a la confusión, ya que mucha gente lo suele usar de una manera indistinta. Se suelen utilizar a la hora de referirse a aquellas personas que se alejan por completo de las normas sociales, que actúan de una manera violenta o que carecen de empatía hacia los demás. Sin embargo, hay que indicar que se trata de dos trastornos diferentes que tienen sus propias características.

En el siguiente artículo vamos a hablarte de las diferencias que hay entre el psicópata y el sociópata, para que te queden claro ambos términos.

Qué es un psicópata

Se trata de aquella persona que tiene una fuerte insensibilidad a nivel emocional, aunque muestre de manera habitual cierto encanto o seducción frente a las demás personas. Un psicópata es por tanto una persona educada que se relaciona sin problema alguno con la sociedad. Su comportamiento es manipulador, ya que tiene una gran habilidad a la hora de persuadir al resto de las personas y hacer ver algo que en realidad no es. Se vale de un gran carisma a la hora de conseguir lo que de verdad quiere y desea.

Qué es un sociópata

A diferencia de lo que ocurre con el psicópata, el sociópata tiene grandes serias dificultades a la hora de poder gestionar sus emociones y de poder relacionarse con las demás personas. Esto es lo que provoca que tenga de manera habitual reacciones violentas e iracundas. La impulsividad del sociópata no suele pasar desapercibida para el resto de las personas. Puede llegar a sentir cierta empatía y culpa por ciertos actos que realiza y de los que no está de acuerdo.

características psicópata

Diferencias entre el psicópata y el sociópata

A la hora de establecer las diferencias entre ambos tipos de trastornos, es importante hacerlo desde diferentes criterios:

El origen

La gran diferencia entre ambos términos va a radicar en el origen de dicho comportamiento o conducta. De esta manera a diferencia de lo que ocurre con el sociópata, el psicópata presenta una lesión cerebral que se localiza en la zona del lóbulo temporal. Por otra parte hay que indicar que la personalidad del psicópata tiene una base neurobiológica mientras que en el caso del sociópata, la personalidad que desarrolla se debe a factores sociales. De esta manera, ciertas experiencias traumáticas o crecer en un entorno familiar poco adecuado o inapropiado pueden contribuir al desarrollo de una personalidad sociópata.

Participación en comportamientos de tipo delictivos

La dificultad que tiene el sociópata a la hora de controlar sus impulsos hace que cometa conductas consideradas como delictivas. Las reacciones del sociópata suelen ser violentas a la vez que agresivas. Por el contrario, un psicópata suele ser más frío y calculador a la hora de cometer algún que otro delito. Sin embargo hay que dejar claro que no todos los sociópatas van a ser delincuentes y que no todos los delincuentes son sociópatas.

El fin o el objetivo que tiene la agresión

Otra de las grandes diferencias entre ambos trastornos se encuentra en el fin que tiene la propia agresión. En un sociópata, el comportamiento agresivo o violento se va a manifestar como una reacción ante ciertas circunstancias. De esta manera, se vuelve agresivo y violento ante ciertos eventos que considera como amenazantes.

Dichos eventos dan lugar a ciertas emociones como el enfado o el enojo. En el caso del psicópata la conducta agresiva se produce ante la satisfacción de ciertos deseos o necesidades personales. Dicho de otro modo, se vale de la violencia como medio para alcanzar lo que desea o ansía. Es una herramienta con la que poder conseguir lo que quiere.

Habilidades sociales

Un sociópata va a tener serios problemas a la hora de relacionarse con otras personas. Ello repercute de una manera negativa a la hora de prosperar tanto a nivel laboral como social. Por parte del psicópata, las habilidades sociales son mucho mejores ya que se vale de las mismas para manipular a las personas. El psicópata suele ser una persona encantadora a ojo de los demás, aunque sea solo una fachada para poder actuar según sus deseos y fines.

Empatía y culpa

Un psicópata no siente ningún tipo de remordimiento ante sus acciones. Por el contrario, un sociópata si es capaz de sentir remordimiento ante las mismas. De igual manera, puede llegar a mostrar cierta empatía pero su sentido de lo que está bien o mal se basa en las normas del entorno en el que se desenvuelve.

En el caso del psicópata hay una gran insensibilidad desde el punto de vista emocional y una ausencia del sentimiento de culpa. La falta de empatía es tan grande que se vale de la manipulación a la hora de dañar a las personas. La falta de remordimiento es importante, algo que incide de una manera negativa en sus relaciones sociales. Suele provocar un fuerte daño en el entorno más cercano.

comportamiento-sociopata

Algunas semejanzas entre el sociópata y el psicópata

Estos dos tipos de personalidad se engloban bajo el trastorno de personalidad antisocial. Esto hace pensar que tanto el sociópata como el psicópata dan lugar a una conducta disruptiva que infringe las normas impuestas para la sociedad. En otro orden de cosas hay que decir que estas dos clases de trastornos tienden a actuar de una manera agresiva a la vez que iracunda.

En definitiva, hay que concluir diciendo que un sociópata es una persona que actúa como tal a causa de la educación inadecuada e inapropiada que ha recibido de pequeño. Por el contrario, el psicópata presenta cierta conducta antisocial que se debe de manera principal a causas de tipo genéticas o cerebrales. En ambos casos la genética y el aspecto social están presentes, aunque la influencia de los mismos va a variar en uno y otro caso.

Por otra parte hay que indicar que no todas las personas diagnosticadas con un trastorno de personalidad antisocial tienen que ejercer de manera obligatoria la violencia. La citada violencia no es un imperativo para ser diagnosticado con dicho tipo de trastorno.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.