Qué es la gordofobia y cuáles son sus consecuencias

gordofobia

Es una realidad que las personas obesas o gordas sufren a día de hoy una discriminación por parte de la sociedad por el simple hecho de serlos. La conocida como gordofobia es un auténtico problema que suele tener impactos graves y serios en la vida diaria de las personas que la padecen. La humillación que sufren continuamente unido al fuerte rechazo y la exclusión es algo que tiene una incidencia directa en el aspecto mental y emocional.

En el siguiente artículo te hablamos de una manera más detallada de la gordofobia y de sus consecuencias tanto a nivel emocional como físico.

La gordofobia en la sociedad actual

La sociedad ha ido moldeado poco a poco el canon de belleza, de una manera que a menudo excluye a aquellos que no cumplen con dichos cánones. La gordofobia no es solo una cuestión de peso; es una construcción social que va a condenar ciertos tipos de cuerpos, generando complejos y problemas emocionales muy serios y graves.

La gordofobia va a tener profundas raíces tanto en la cultura como en la sociedad. Desde la etapa de la infancia, las personas son bombardeadas de manera continua con imágenes que promueven un estándar de belleza inalcanzable para muchas personas. Esto va a crear una atmósfera en la que la autoestima y la confianza se ven seriamente dañadas, llevando a una búsqueda constante de validación externa.

Tanto la publicidad como los medios de comunicación y las interacciones cotidianas entre personas van a contribuir a la creación de un entorno hostil para aquellos que no cumplen con el canon del cuerpo diez o perfecto.

Consecuencias mentales o emocionales de la gordofobia

La gordofobia no solo afecta la percepción que tiene una persona de uno mismo, sino que también tiene consecuencias graves para la salud mental. Las personas que experimentan discriminación por ser gordas son más propensas a desarrollar trastornos alimentarios, depresión y ansiedad. El daño es continuo ya que la sociedad juzga constantemente a dicha persona por el simple hecho de tener unos kilos de más. La gordofobia crea una carga psicológica tan grande que llega a afectar a la calidad de vida de aquellas personas que la sufren.

obesidad

El impacto de la gordofobia a nivel físico

La conexión que hay entre un problema como la gordofobia y la salud física es muy clara. En un intento por cumplir con los cánones de belleza implantados en la sociedad, muchas personas se someten a dietas extremas y prácticas que son poco saludables. Estos comportamientos, lejos de mejorar la salud, a menudo dan lugar a problemas alimentarios, desequilibrios nutricionales y otros problemas de salud física.

Es bueno por tanto que reflexiones sobre el hecho de cómo la presión social para mantener un cuerpo delgado puede conducir a decisiones poco saludables y a un enfoque equivocado en lo que a la salud se refiere. Es por tanto, ¿realmente necesario el sacrificar el bienestar propio por cumplir con un ideal es totalmente irreal?

Tipos o clases de gordofobia

La gordofobia puede presentar diferentes clases o niveles:

  • La gordofobia intrapersonal consiste en querer encajar a toda costa con los cánones de belleza socialmente establecidos. Hay un fuerte temor a engordar y a mantener la creencia de que si no se consigue adelgazar, no será una persona sana ni será aceptada por la sociedad.
  • El segundo tipo de gordofobia es la institucional. No es otra cosa que la atención sesgada de profesionales en el tema, de la poca accesibilidad al transporte público o de tiendas de ropa especializadas en tallas pequeñas o poco adaptadas a personas con unos kilos de más.
  • El tercer tipo de gordofobia es la ideológica. Según este tipo de gordofobia, un cuerpo delgado es mucho mejor y más bonito que el de una persona que sea obesa o con unos kilos de más.

gorda

Rompiendo con la gordofobia

Es muy importante el reconocer que la gordofobia es una construcción de tipo social que puede ser desafiada y cambiada. Es esencial el cultivar la empatía y la comprensión hacia aquellas personas que no cumplen con los estándares tradicionales de belleza. Esto debe ser el primer paso para romper de una vez por todas con esta discriminación hacia persona obesas.

Lo ideal es imaginarse un mundo donde cada cuerpo es celebrado por su singularidad y donde no hay ningún tipo de juicios basados en la simple apariencia. Este es un mundo totalmente posible al que toda la sociedad puede contribuir, desafiando todos los prejuicios y fomentando la aceptación incondicional.

La importancia de la diversidad y de la autoaceptación

La autoaceptación es un viaje que todas las personas deberían emprender. Aprender a amar y respetar el propio cuerpo, independientemente de la forma o el tamaño que tenga, es esencial a la hora de contrarrestar los efectos negativos que va a provocar la gordofobia. Además de todo esto, poder fomentar la diversidad en la representación mediática y en la sociedad en general es crucial y clave para construir un entorno totalmente inclusivo. Lo ideal sería el crear un espacio donde cada individuo se pudiera sentir valorado y aceptado, independientemente de la apariencia física que pudiera tener.

En definitiva, no cabe duda que la gordofobia es un problema de la sociedad actual y que las consecuencias de ello son realmente dañinas y peligrosas para las personas que la sufren. Ante ello resulta esencial el comenzar a cuestionarse los cánones de belleza impuestos, practicar de manera real y efectiva la empatía y abrazar de lleno la diversidad. La gordofobia es un problema sistémico que está arraigado en nuestras percepciones y acciones del día a día, con todo lo malo que ello supone.

Pero a pesar de esto, con pequeñas acciones personales se puede contribuir a construir un mundo en el que cada cuerpo sea respetado a la vez que valorado. La elección está en la propia sociedad, ya que de la misma va a depender contribuir a perpetuar la gordofobia o ser parte del cambio hacia una total aceptación e inclusión que termine para siempre con dicho problema.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.