Saltar al contenido

¿Cuáles son los 16 diferentes tipos de textos?

Los textos se pueden definir como el conjunto de enunciados que conforman un documento escrito, ya sea a mano o digitalmente. A su vez, existen varios tipos de textos, de los cuales hablaremos  a lo largo de esta entrada en conjunto con algunos ejemplos para facilitar su entendimiento.

Descubre los 16 tipos de textos existentes

Los textos se pueden clasificar de tres maneras. La primera se refiere al objetivo o finalidad por el que son escritos, por ejemplo, los textos informativos, directivos o expresivos; mientras que la segunda consiste en la práctica discursiva, es decir, según el contexto del mismo texto. Por otro lado la tercera se refiere a las estructuras globales de los mismos (descripción, exposición, argumentación y narración).

Tipos según su función

  • Informativos: son los más comunes donde su objetivo principal es transmitir, comunicar y explicar información para el entendimiento del lector. Son aquellos que se utilizan normalmente en revistas, noticias o anuncios, periódicos, entre otros.
  • Directivos: hacen referencia a los textos en los que su finalidad es incitar al lector a hacer una acción en concreto.
  • Expresivos: estos por su parte son aquellos que son escrito para poder expresar el pensamiento u opinión del autor.

Tipos según la práctica discursiva

Los diferentes tipos de texto pueden variar según la función, como mencionábamos con anterioridad. Entre éstos podemos encontrar los científicos, jurídicos, informativos, administrativos, publicitarios, digitales, literarios, periodísticos y humanísticos; los cuales poseen sus propias características que detallaremos a continuación.

Textos científicos

Son aquellos que tienen como función mostrar avances en diferentes áreas mediante investigaciones o estudios, los cuales funcionan como referencia. Utilizados comúnmente por la comunidad científica, es aquél que utiliza la escritura de manera formal y además, suele emplear lenguaje técnico.

Texto administrativo

Los textos administrativos son comúnmente utilizados en las comunicaciones que sostiene una institución con individuo. Se caracterizan por contar con estructuras rígidas, además de que son excesivamente formales.

Textos literarios

El texto literario es aquél donde podemos encontrar una manifestación literaria o poética. Se trata de textos narrativos, con un toque de drama y lírica; además son los que suelen encontrarse en los ensayos literarios, mitos, novelas, poesía, cuentos, entre otros.

Texto periodístico

Los principales géneros de este tipo de texto son la opinión e información, usados normalmente para informar u opinar de temas de relevancia, interés o popularidad. Por otra parte, es posible también encontrar en ellos críticas o valoraciones.

Estos tipos son bastante flexibles, ya que pueden hablar de muchos temas de diversas áreas; razón por la cual la prensa (tanto escrita como oral y en línea) prefiere dividirlo en diferentes categorías. Además, están redactados con la intención de que el receptor de la información no de una respuesta, sino que sólo pueda informarse o entretenerse.

Textos humanísticos

Son todos aquellos que hagan referencia a temas sobre las ciencias humanas, como por ejemplo el arte, filosofía, sociología o psicología. No son textos formales, sino más bien un punto de vista que ofrece el autor del texto.

Texto publicitario

Se refiere a los textos que son de carácter publicitario, es decir, tiene como objetivo ofrecerle y convencer al lector de que tiene una necesidad que satisfacer o, en otras palabras, el autor intenta que el lector realice un consumo. Sus características principales son la utilización de juegos de palabras y el slogan.

Texto Jurídico

Se refieren a los tipos de textos como la leyes o sentencias, los cuales están hecho por la institución de justicia (por ello los administrativos son también llamados “textos jurídicos-administrativos”). Las características son el lenguaje formal, uso de términos antiguos y técnicos, entre otros. Los contenidos están redactados pensando en que no puedan interpretarse incorrectamente.

Textos digitales

Hace referencia a los textos más modernos, es decir, los que han llegado gracias al avance tecnológico. Entre ellos podemos agrupar una gran cantidad de ejemplos, como los utilizados en páginas web, chats de comunicación instantánea, entre otros.

Muchos de los textos mencionados anteriormente también pueden encontrarse en formato digital. La diferencia que hay entre ellos y el texto digital, es que este último no posee referencias con las que se pueda validar la información.

Tipos según las estructuras globales

Estas estructuras se caracterizan porque es posible encontrar diferentes de ellas en el mismo texto; esto debido a que sus formatos son abiertos. Podemos encontrar entre ellos los siguientes:

Texto descriptivo          

El objetivo de los textos descriptivos es hacer una definición (valga la redundancia) de algo en concreto y con total libertad. Su característica más resaltante es que se debe prestar atención a los atributos de lo que sea que se esté describiendo. Se divide en dos tipos, los técnicos (para describir en base a datos) y los literarios (donde el escritor describe según su perspectiva).

Textos históricos

El texto histórico busca informar al lector de una forma más detallada una historia o hecho histórico, lo cual nos brinda conocimientos acerca del pasado. Se puede decir que es una combinación de los textos narrativos y descriptivos, ya que se narran acontecimientos de forma detallada para que el receptor de la información pueda imaginarse la situación.

Texto narrativo

Se refiere a los textos donde se relatan situaciones, teniendo en cuenta aspectos como los personajes y la línea de tiempo. También poseen el mismo ciclo, ya que todos cuentan con un inicio, una trama y un desenlace. Además, todo puede ser real o ficticio. Como ejemplo están las historias, eventos, hechos, cuentos y mitos.

Textos expositivos

Los expositivos no son más que esos textos dedicados a sólo a explicar algo específico, más no opinar o argumentar ideas del autor. Más bien son los típicos textos que podemos encontrar en libros de aprendizaje, como aquellos que se leen en el bachillerato.

También podemos usar como ejemplo los trabajos escritos tan comunes de la escuela, los cuales deben contar con una introducción, desarrollo y conclusión.

Texto argumentativo

Para finalizar, el tipo de texto argumentativo es el que se utiliza con la finalidad de lograr persuadir al receptor de la información y así cambiar su posición (ya sea en contra o a favor). Para ello primero explica por qué es necesario y luego ofrece sus argumentos, los cuales están respaldados por referencias que permiten demostrar su validez (o también buscar una forma de hacerlo, aunque sea mentira).

 

Esos son los tipos de texto existentes según las tres diferentes clasificaciones existentes. Ojalá la información haya sido clara, detallada y que te sea útil, al menos para ampliar tus conocimientos. Comparte la entrada si quieres dar a conocer esta información a tus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.