Tolerancia a las drogas y al alcohol

persona mal porque quiere tomar drogas

Es importante comprender el significado de los términos tolerancia, dependencia y adicción cuando se habla sobre el abuso de sustancias y el uso de medicamentos recetados, como analgésicos opioides. Desafortunadamente, tanto los profesionales como los laicos a menudo usan incorrectamente estos términos, lo que lleva a la creencia errónea de que la tolerancia, la dependencia y la adicción son solo nombres diferentes para la misma cosa.

Sin embargo, conocer la distinción entre estos términos puede conducir a una mejor comprensión de los peligros del abuso de drogas. En este sentido, para poder comprender la tolerancia a las drogas y al alcohol también deberás saber qué es la adicción o dependencia.

La distinción más importante entre estos conceptos es que la tolerancia y la dependencia se refieren a las consecuencias físicas del consumo de drogas. En contraste, la adicción es un término descriptivo que se refiere a la necesidad de participar en comportamientos nocivos como el uso de drogas. Las drogas que resultan en el desarrollo de tolerancia y dependencia física a menudo tienen el potencial de causar adicción, pero no siempre.

Artículo relacionado:
Cuáles son las drogas más peligrosas

¿Qué es la tolerancia?

La tolerancia se define como la respuesta disminuida de una persona a un medicamento que es el resultado del uso repetido.vLas personas pueden desarrollar tolerancia a las drogas ilícitas y a los medicamentos recetados. La tolerancia es un efecto físico del uso repetido de una droga, no necesariamente un signo de adicción.

Por ejemplo, los pacientes con dolor crónico con frecuencia desarrollan tolerancia a algunos efectos de los medicamentos recetados para el dolor sin desarrollar una adicción a ellos. Hay 3 tipos principales de tolerancia que te vamos a explicar a continuación.

toxicomania o adiccion a las drogas

Tolerancia aguda

La tolerancia aguda o a corto plazo es causada por la exposición repetida a un medicamento durante un período de tiempo relativamente corto. El abuso de cocaína a menudo resulta en tolerancia aguda. Los experimentos han demostrado que después de una primera dosis de cocaína, los sujetos de prueba experimentan una euforia alta y un aumento en la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Sin embargo, a pesar de casi duplicar los niveles de drogas en la sangre, una segunda dosis de cocaína 40 minutos después no produce un aumento dependiente de la dosis en los efectos “positivos” de la droga, incluido un aumento adicional en la frecuencia cardíaca o la presión arterial.

Tolerancia crónica

La tolerancia crónica o a largo plazo se desarrolla cuando el cuerpo de una persona se adapta a la exposición constante a un medicamento durante semanas o meses. Las personas que abusan regularmente de los opioides recetados desarrollan una tolerancia crónica a los efectos eufóricos de estos medicamentos, lo que lleva a muchos de ellos a aumentar la dosis tomada o cambiar a formas más potentes de tomar estos medicamentos, como inhalar o inyectarse la droga.

Tolerancia aprendida

La tolerancia aprendida puede resultar de la exposición frecuente a ciertas drogas. Por ejemplo, las personas que abusan del alcohol durante meses o años a menudo no parecen intoxicarse como los demás. Los estudios experimentales han demostrado que los bebedores pueden compensar los efectos del alcohol en su coordinación cuando practican una tarea repetidamente bajo la influencia. Sin embargo, esta tolerancia desaparece si se modifica la administración.

consumir drogas peligrosas

Finalmente, la mayoría de las drogas tienen más de un efecto, y la tolerancia no necesariamente se desarrolla por igual a todos los efectos. Los consumidores de opioides ilícitos y recetados, como la heroína o la oxicodona (OxyContin), desarrollan rápidamente tolerancia al alto eufórico que producen estas drogas, pero no al peligroso efecto secundario de la depresión respiratoria (disminución de la frecuencia respiratoria). Los abusadores de opioides que toman grandes dosis de estos medicamentos para superar la tolerancia y drogarse con frecuencia son hospitalizados, o incluso mueren, porque dejan de respirar como efectos secundarios.

Dependencia y adicción

Una vez que ya sabes qué es y de qué trata la tolerancia a las drogas y al alcohol, vamos a comentarte qué es la dependencia y la adicción para que en el futuro, no confundas los términos y sepas a qué se refieren cada uno en cada caso.

Dependencia

Las palabras dependencia y adicción a menudo se usan indistintamente, pero existen diferencias importantes entre los dos. En términos médicos, la dependencia se refiere específicamente a una condición física en la cual el cuerpo se ha adaptado a la presencia de una droga. Si una persona con drogodependencia deja de tomar ese medicamento repentinamente, esa persona experimentará síntomas predecibles y medibles, conocidos como síndrome de abstinencia.

Artículo relacionado:
Síndrome de abstinencia — Qué es, tipos, causas y síntomas

Aunque la dependencia a menudo es parte de la adicción, las drogas no adictivas también pueden producir dependencia en los pacientes. Un buen ejemplo es la prednisona, una forma sintética de la hormona esteroide cortisol que se usa para tratar el asma, las reacciones alérgicas, la enfermedad de Crohn y muchas otras afecciones inflamatorias. La prednisona no se sabe que produce adicción. Sin embargo, si un paciente ha tomado prednisona durante varias semanas y luego se detiene repentinamente, es probable que sufra síntomas de abstinencia, como fatiga, debilidad, dolor corporal y dolor en las articulaciones.

La dependencia es causada por cambios en el cuerpo como resultado de la exposición constante a un medicamento. En el caso de la prednisona, el cuerpo se adapta a dosis repetidas del medicamento al disminuir su propia producción de cortisol, lo que puede dejar al cuerpo sin un nivel basal de “soporte” de cortisol cuando se suspende el uso de prednisona, lo que resulta en síntomas de abstinencia de esteroides hasta que se restablece el equilibrio.

Adicción

La adicción es una enfermedad cerebral crónica y recurrente que se caracteriza por la búsqueda y el uso compulsivos de drogas, a pesar de las consecuencias nocivas. En otras palabras, la adicción es una necesidad incontrolable o abrumadora de usar una droga, y esta compulsión es duradera y puede regresar inesperadamente después de un período de mejora.

beber alcohol

La adicción es una condición psicológica que describe una obligación de tomar una droga o participar en otros comportamientos dañinos. Las personas pueden desarrollar adicciones a las drogas ilícitas de la calle, medicamentos recetados e incluso actividades como el juego. Las adicciones son persistentes y las personas adictas pueden recaer en el consumo de drogas después de años de abstenerse.

Aunque la adicción solía ser considerada como un signo de debilidad moral, ahora la mayoría de las personas en el ámbito del tratamiento de adicciones y abuso de sustancias ahora lo consideran una condición que surge en asociación con cambios en el cerebro causados por el uso de adictivos. Esto se debe a que casi todas las drogas adictivas activan directa o indirectamente un área del cerebro, el núcleo accumbens, que normalmente es estimulada por actividades naturalmente gratificantes importantes para la supervivencia, como comer, tener relaciones sexuales o pasar tiempo con amigos.

Para el cerebro adicto, obtener y tomar drogas literalmente puede parecer una cuestión de vida o muerte.  Las drogas adictivas estimulan las vías de placer y motivación en el cerebro con mucha más fuerza que las recompensas naturales. Por lo tanto, la exposición repetida a estos medicamentos puede engañar al cerebro para que priorice el consumo de drogas sobre las actividades normales y saludables.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.