Cómo ser más creativo e innovador


De acuerdo con el psicólogo cognitivo Robert J. Sternberg, la creatividad puede ser ampliamente definida como “… el proceso de producir algo que es a la vez original y vale la pena.” La creatividad se trata de encontrar nuevas formas de resolver problemas y de desempeñar una actividad. Esto no es una habilidad limitada a artistas, músicos o escritores sino que es una habilidad que puede ser desarrollada en personas de todos los ámbitos de la vida.

Si alguna vez has querido impulsar tu creatividad, estos consejos te pueden ayudar.

Creatividad1) Conviértete en un experto.

Una de las mejores formas de desarrollar la creatividad es llegar a ser experto en una determinada área. Al tener una rica comprensión del tema, serás capaz de pensar en soluciones nuevas o innovadoras a los problemas.

2) Ten confianza en ti mismo.

Si no crees en tus capacidades nunca podrás ser creativo. Piensa todos los días en los progresos que has hecho, valora tus logros y recompénsate por ellos.

3) Supera las actitudes negativas que bloquean la creatividad.

Según un estudio de 2006 publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, los estados de ánimo positivos pueden aumentar tu capacidad de pensar creativamente. Concéntrate en eliminar los pensamientos negativos o autocríticas que perjudiquen tu capacidad para desarrollar fuertes habilidades creativas.

4) Lucha contra tu miedo al fracaso.

El temor a cometer un error puede paralizar tu progreso. Recuerda, cada vez que te enfrentes a un temor de este tipo, que los errores son simplemente parte del proceso.

5) Tormenta de ideas para inspirarte.

La tormenta de ideas es una técnica común en ámbitos académicos y profesionales, pero también puede ser una herramienta poderosa para el desarrollo de tu creatividad. Deja a un lado la autocrítica y a continuación empieza a escribir ideas relacionadas sobre el problema y sus posibles soluciones. El objetivo es generar tantas ideas como te sea posible. A continuación, haz una criba con el fin de llegar a la mejor decisión posible.

6) Darse cuenta de que la mayoría de los problemas tienen múltiples soluciones.

La próxima vez que abordes un problema trata de buscar una variedad de soluciones en lugar de aferrarte a la primera idea que surja. Toma el tiempo para pensar en otras posibles formas de abordar la situación. Este hábito tan simple es muy eficaz para la resolución de problemas y desarrollar habilidades de pensamiento creativo.

7) Buscar fuentes de inspiración.

Leer un libro, visitar un museo, escuchar tu música favorita o participar en un animado debate con un amigo. Utiliza la estrategia o técnica que funcione mejor para ti.

8) Crea oportunidades para desarrollar tu creatividad.

Esto puede implicar abordar un nuevo proyecto o la búsqueda de nuevas herramientas para utilizar en tus proyectos actuales.

9) Considera la posibilidad de escenarios alternativos.

Cuando afrontes un problema utiliza la frase “qué pasaría si …” para plantear un nuevo escenario.

10) Lee.

Cuando uno se sienta frente a un libro, la mente se relaja y empiezas a conocer puntos de vista diferentes que te pueden servir de inspiración.

Valoración del artículo

4.35/5 – 987 opiniones