La abstracción lírica como un renacer contemporáneo

La abstracción lírica se conoce como una tendencia que existe dentro de la pintura abstracta, y que se desarrolló en 1910, que es el año que se toma como referencia para marcar el inicio de la pintura abstracta.

En ese mismo año, el pintor ruso Vasili Kandinsky creó la pintura que marcaría los inicios de la pintura abstracta, y a la que tuvo a bien denominar precisamente “primera acuarela abstracta”. Fue la primera obra vanguardista creada en este movimiento y la primera de las que convirtió a Kandinsky en el padre de la abstracción.

Esta tendencia se caracterizó por no buscar crear formas comunes para representar la realidad, haciendo con esto que las personas tuviesen que sacar sus impresiones sobre tales pinturas.

Su interés principal fue el de crear nuevas formas que plasmasen emociones partiendo de cero, y que para el público no representasen nada, pues de esa forma podrían entrar en mayor contacto con las emociones del artista, al perderse por completo el contexto real.

La técnica favorita de los pintores de esta nueva tendencia era la acuarela, y pintaban de igual manera bocetos y apuntes pequeños; no obstante, algunos de ellos pintaban telas grandes al óleo que venían cargadas de emoción y pasión. En esta tendencia lo que predominaba era el color por sobre la forma, siendo los distintos matices de colores una forma de representar cada emoción que atravesara por la mente del artista.

Orígenes

Durante la década de 1910 muchos artistas de distintos movimientos estuvieron “experimentando” con la tendencia de la abstracción, que por aquel entonces no había sido denominada como tal, y cada uno desde su perspectiva única.

Por citar un ejemplo, los artistas cubistas y futuristas trabajaron con imágenes de la realidad, a las que alteraban conscientemente para que expresaran formas e ideas abstractas. Los supremacistas y constructivistas utilizaban formas reales y reconocibles en su arte, pero les daban un significado simbólico que no buscaba representar lo mismo que podía verse, y que resultaban ambiguas. Sin embargo, otro grupo de artistas se acercó a la abstracción de un modo muy diferente que el resto de ellos.

Liderados por Vasili Kandinski, este grupo se plantó en la tendencia de la abstracción desde la perspectiva del no saber el significado que podría esconderse dentro de lo que estaban pintando.

Esperaban que simplemente pintando de forma libre, y sin utilizar ningún contexto o forma reconocible pudiesen mostrar al mundo en sus pinturas el significado de algo nuevo y desconocido. Kandinsky, por ejemplo, basaba sus pinturas en composiciones musicales, con las cuales comunicaba emociones en una manera totalmente abstracta.

Sus pinturas en este terreno eran apasionadas, subjetivas, emotivas, imaginativas y expresivas. En otras palabras: líricas.

Abstracción lírica tras la guerra

La abstracción lírica de Kandinski contrastó con muchas de las otras tendencias artísticas que predominaban durante las décadas de 1920 y 1930. Su arte no estaba específicamente asociado a la religión, pero en cierto modo había una cuña de espiritualidad siempre presente en su trabajo.

Los artistas asociados a las otras escuelas de arte, como Art Concret y el surrealismo buscaban con sus pinturas hacer arte que fuera, aunque secular y vanguardista, bastante simple para la audiencia de reconocer y explicar.

Kandinsky buscaba una forma de arte que no pudiese ser explicada o definida por completo; cada persona que la viese encontraría una definición personal que le guiara dentro de su alma. Él expresaba su conexión con los misterios del universo de una manera muy abierta. Fue como si hubiese inventado una clase de existencialismo espiritual.

El existencialismo fue una filosofía que ganó adeptos múltiples luego de la segunda guerra mundial; cuando las personas buscaban entender lo que para ellos era la insignificancia de la vida. Los pensadores críticos no eran capaces de concebir que existiese un poder mayor que permitiese la cantidad de destrucción que ellos habían presenciado.

Pero en lugar de verse su trabajo trucado por la aparente ausencia de Dios, los artistas existencialistas se volcaron en retratar la insignificancia de la vida misma, y fue la búsqueda del existencialismo lo que hizo a la abstracción lírica emerger luego de la segunda guerra mundial.

Durante aquellos tiempos, la vida artística de las grandes urbes como París, había sido prácticamente quemada hasta sus cimientos por la ocupación nazi, pues no se permitía que el arte vanguardista fuese exhibido, pues solo los grandes pintores alemanes podían exhibir su arte que era una nueva afirmación de la supremacía aria. El propio Adolf Hitler diría de la obra de Kandinski: “Parece la obra chapucera de un niño sin talento de ocho o nueve años”.

Pero tras la liberación de París en 1944 nuevamente la vida artística volvió a retomar su vuelo, acompañada por los artistas abstractos que tanto enojaban al Führer.

Movimiento lírico en el período contemporáneo

En las primeras décadas del siglo XX artistas como Kandinski, Alberto Giacometti, Jean fautrier y Paul Klee sentaron las bases de las tendencias líricas en la abstracción. Muchos años más tarde, otros artistas como Georges Mathieu, Pierre Soulages y Joan Mitchell las siguieron llevando adelante. Después, a mediados de los 60s y 70s, artistas como Helen Frankenthaler, Jules Olitski y docenas de otros artistas revitalizaron con nuevas premisas esta tendencia, y espandieron con ella la relevancia de la posición.

En el año 2015, una de las mayores voces del movimiento de la abstracción lírica, el artista español Laurent Jiménez-Balaguer, falleció. Pero sus conceptos, técnicas y teorías continúan presentes en el trabajo de muchos artistas como Margaret Neill, cuyas composiciones liricas instintivas invitan al espectador a una participación real con el propio significado de sus obras.

Lo que mantiene, y mantendrá a estos numerosos artistas líricos unidos, es el deseo de expresar algo emocional, subjetivo y apasionado, y hacerlo además en una forma poética y abstracta.

Características

A pesar de que este es un movimiento artístico que bien podría clasificarse su nacimiento dentro de los cánones de rebeldía e inconformismo, las obras correspondientes al movimiento abstracto lírico deben de contener algunas características que los hacen ser quienes son.

  • Debe de llevar contenido emocional, no únicamente ligado al artista, sino también al espectador que disfrutará de su pintura.
  • Debe tener un mensaje importante qué comunicar al mundo.
  • Debe tener una base de orientación espiritual propia del pintor. Las cosas que ama, que lo hacen ser quién es. Una manera de relacionarse también con quien admire su pintura.
  • Representa varios elementos de color, composición y diseño, en la que el color se antepone generalmente a la forma.
  • Se interesa por la exploración de ideas y del significado que puedan dársele a la pintura en cuestión. No se interesa por dogmas artísticos vacíos.

Artistas del movimiento

  • Vasili Kandinski (1866-1944)
  • Henri Michaux (1899-1984)
  • Hans Hartung (1904-1989)
  • Georges Mathieu (1921-2012)
  • Helen Frankenthaler (1928-2011)

Movimiento de abstracción lírica en la actualidad

En nuestros tiempos modernos, el arte abstracto lírico todavía se mantiene. Muchos artistas jóvenes contemporáneos continúan trabajando sobre las huellas de sus antecesores en esta rama del arte.

Marilyn Kirsch es una de las artistas más visionarias en este campo, y también de las más renombradas. Ella presenta un trabajo introspectivo de la condición humana, además de buscar la forma de darnos lo que podríamos considerar como una visión del futuro.


Categorías

Sin categoría

Un comentario

  1.   María del Roble Luna Pérez dijo

    Este rama del arte pintura abstracta me dice que va mas allá de lo que es el realismo, refleja las emociones del Artista y sus mas profundas emociones quedan plasmadas y al exponer su arte quedara a la interpretación a los que puedan ver mas allá y quizá descubran lo que siente el artista o bien proyectar sus propias emociones en un cuadro abstracto y esto seguira siendo Arte .
    Tengo un hijo pinta Arte abstracto su nombre es Rodolfo, estoy orgullosa de mi hijo artista en estos tiempos .
    Saludos y Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.