Saltar al contenido

Anfetamina — qué es, tipos y cuáles son sus efectos

Entre las drogas existentes en el mundo, podemos encontrar las anfetaminas, las cuales son un potente estimulante del sistema nervioso central. Sus usos pueden ser tanto médicos, como recreativos o deportivos y entre las más conocidas podemos encontrar el metilfenidato, dexmetilfenidato, MDMA, fenproporex, dietilpropión, fentermina, benzfetamina y fendimetrazina.

¿Qué es la anfetamina?

Es un derivado de la efedrina, la cual era utilizada con fines médicos para tratar problemas de salud como la depresión, obesidad y narcolepsia. Sin embargo, su uso se extendió de forma recreativa e ilegal debido a los laboratorios clandestinos que la producían.

  • La efedrina fue sintetizada en 1887 por Lazar Edeleanu, un químico rumano.
  • Su utilización empezó en 1920, época en la que era común que los miembros de la fuerza área utilizaran la sustancia para poder estar alertas y evitar el cansancio.
  • En 1927 comenzó su comercialización, debido a que ésta podía dilatar los bronquios, contraer vasos sanguíneos y elevar la presión arterial.
  • En 1938 empezó a venderse la metanfetamina (sintetizada en Japón en el año 1919) y posteriormente, en 1954 empezó a comercializarse el metilfenidato (sintetizado en 1944).
  • En 1971, debido al abuso y adicción de la sustancia, ésta fue controlada por la comunidad internacional.

Estas drogas se utilizan para mejorar el rendimiento, ya sea físico o mental. Por esa razón, en el caso del físico, mencionábamos su utilización en el ámbito deportivo, la cual está prohibida y fue una de las primeras del doping deportivo; mientras que en el ámbito intelectual también está prohibido.

Tipos de anfetaminas

Se pueden conseguir muchos tipos ilegales en la mayoría de países, entre las que encontramos la común y corriente, dextroanfetamina, metanfetamina sólida y líquida.

  • La común y corriente suele llamarse comúnmente speed, goey y elevadores.
  • La dextroanfetamina se consigue en farmacias, debido a que es una sustancia utilizada para el tratamiento de personas con déficit de atención debido a la hiperactividad.
  • Por su parte, la metanfetamina se puede conseguir en estado sólido y líquido; la cual en el primer caso suele llamarse whiz, cristal, vidrio y base; mientras que la segunda se suele llamarse como speed rojo y sangre de leopardo.

Según el tipo es posible encontrarlas en diferentes presentaciones. Puede ser consumida mediante cápsulas y pastillas, pasta, polvo, líquido o cristal; de manera que es posible fumarla, inyectarla, inhalarla y tragada.

¿Cuáles son los efectos en la medicina?

  • Aumenta la concentración, atención y memoria (motivo por el que algunos individuos lo utilizan en el trabajo, ambientes ejecutivos y estudios).
  • Mantiene al individuo en estado de alerta.
  • La persona es menos impulsiva.
  • Puede controlar el apetito (razón por la que se usa en los pacientes obesos).
  • La actividad motriz se eleva considerablemente; por ello son muy comunes en ambientes de música electrónica o eventos similares.
  • Mejoran el proceso o sistema del metabolismo.

Como observarás, la mayoría de los efectos de las anfetaminas son positivos en diferentes ámbitos, por ello la medicina la utiliza en el tratamiento de diferentes problemas de salud. Sin embargo, muchas personas adquieren la droga de manera ilegal y la consumen de forma recreativa; lo cual puede desencadenar efectos negativos y la adicción o dependencia a la sustancia.

Efectos recreativos de la anfetamina

A pesar de los efectos mencionados anteriormente, también podemos encontrar otros que experimentan los usuarios que la consumen de forma recreativa. Entre ellos están:

  • Sensación de alegría o euforia.
  • Desinhibe
  • Mayor seguridad en sí mismo.
  • Aumento de sociabilidad y energía.

Estos efectos pueden sentirse en diferentes períodos de tiempo según la vía de consuma, siendo la más rápida cuando se fuma o inyecta, ya que llega al cerebro inmediatamente; mientras que al inhalar puede tardar cinco minutos aproximadamente e ingerido de forma oral en veinte minutos.

¿Qué problemas de salud pueden ocasionar las anfetaminas?

 

Los problemas llegan cuando se abusa en el consumo de la sustancia, los cuales pueden ser:

 

  • Dificultad para recordar, pensar o dormir.
  • Temblores sin ninguna razón aparente.
  • Pérdida de peso y menor apetito.
  • Actitudes agresivas o violentas.
  • Problemas en la piel.
  • Problemas emocionales.

En caso de estar presentando alguno de estos problemas, se debe ir a un médico y suspender su uso; ya sea si el consumo está siendo realizado de manera terapéutica o recreativa, aunque lo común es que sea en ese caso y además, abusando de ella.

El otro problema grave de las anfetaminas es la adicción que puede ocasionar, la cual no debería suceder si está siendo administrada por recomendación del médico en la dosis indicada. Entre las características de la adicción, tipo de dependencia y síndrome de abstinencia, encontramos:

  • La adicción a la anfetamina sucede cuando es utilizada como “droga” para mejorar el rendimiento o disfrutar de los efectos que la sustancia genera; donde no sólo el cuerpo genera dependencia a la misma, sino que va haciéndose tolerante y se necesitará administrar mayor dosis para conseguir los mismos efectos.
  • La dependencia es tanto física como psicológica, por lo que el individuo afectado sentirá que es necesario su consumo para llevar una vida feliz y plena. Sin embargo, sí es posible dejarla una vez que el adicto reconoce que tiene un problema con la sustancia.
  • El síndrome de abstinencia de las anfetaminas suele presentar una variedad de problemas, como emociones descontroladas, estar desconcentrado, malestares generales, alucinaciones y deseos de ingerir o consumir de cualquier forma la sustancia.

¿Cómo dejar la anfetamina con tratamiento?

Dependiendo del grado de adicción, puede ser más sencillo o complicado abandonar el consumo de la anfetamina (como en la mayoría de sustancias). Sin embargo, lo principal es que el individuo acepte que tiene un problema, como mencionábamos más arriba.

  • Una vez se es consciente de la adicción, se necesitará terapias psicológicas que permitan orientar al paciente y entender el por qué las utiliza; así como también el por qué no las necesitas.
  • Es necesario que el individuo sepa que está rodeado de personas dispuestas a ayudarle, por lo que la familia y amigos pueden ser involucrados en algunas sesiones.
  • En caso de tener síntomas graves debido al síndrome de abstinencia, lo mejor es internar al paciente para que pueda ser tratado adecuadamente.