Saltar al contenido

Cómo afrontar el dolor y el sufrimiento

“Es difícil saber lo que está en la mente de una persona que salta de un 30 ó 40 piso y que sabe que no va a sobrevivir.

Es una mezcla de pánico y también es una mezcla de indefensión: el saber que no podemos hacer nada. Es una elección entre morir cayendo al vacío o morir quemado en un fuego que se avecina.”

Dolor y sufrimiento en el 11 de Septiembre

Luis Rojas Marcos estaba ahí. Este sevillano de nacimiento era, entonces, el director de los hospitales públicos de Nueva York. Iba a asistir a una reunión en una de las Torres Gemelas. Después del choque del primer avión, la casualidad hizo que se encontrara con el jefe de bomberos.

El psiquiatra quiso llamar con su móvil y se dio cuenta de que no funcionaba. Alguien le dijo que fuera a llamar desde un teléfono cercano y fijo. Fue, en ese lapsus de tiempo, cuando la torre se vino abajo.

“Más tarde, me enteré que el jefe de bomberos, con quien yo había estado, había muerto. Había muerto porque estaban justamente en el sitio donde yo estaba, porque al derrumbarse la 1ª torre cayó sobre esa parte. Aquello fue duro.”

Resilencia para resistir el dolor y el sufrimiento.

El azar tiene una importancia decisiva en nuestras vidas. Nadie se libra ni del dolor ni del sufrimiento. Pero son los actos frutos de la violencia humana, los que nos ponen más a prueba por su injusticia. Afortunadamente, dice la psiquiatría que la mayoría podemos recuperarnos de una tragedia. Esa capacidad se llama Resiliencia y es una mezcla de resistencia y flexibilidad.

Sin embargo, los sociólogos afirman que nuestro límite está en 2 hechos traumáticos, no más.

“Por el motivo que sea, es una realidad que hay personas que cuando se presentan a una situación que ven imposible, deciden tirar la toalla. Sin embargo, hoy sabemos que la gran mayoría de las personas tenemos esa capacidad para encajar, resistir y volver a recuperar ese estado anterior que teníamos.”

Aunque se sabe que el sufrimiento no es bueno para nadie. Existe la posibilidad de experimentar un gran crecimiento interior cuando nos enfrentamos a un gran dolor.

“Hay un grupo de personas que se enfrentan a terribles adversidades que una vez superadas dicen que descubrieron aspectos en ellas mismas que no sabían que tenían. Se sienten más fuertes de lo que pensaban que eran. Otras mejoran sus relaciones con los demás, otras te dicen que saben separar lo importante de lo que no es y que empiezan a disfrutar aspectos de la vida que antes no les daban importancia.”

luis rojas marcosAhora mismo, Luis Rojas Marcos es profesor de psiquiatría en la Universidad de Nueva York y miembro del consejo que se ocupa de educar en cuidados paliativos. Uno de los pilares de la resiliencia es encontrar motivos para vivir.

“Mientras yo pueda relacionarme con gente que me quiere y con las que yo quiero, mientras yo pueda utilizar mis conocimientos para ayudar (porque mientras uno ayuda, se está ayudando a sí mismo), tendré motivos para vivir. Luego está el miedo a la muerte. La idea de salir de este mundo, no me hace ninguna gracia.

Una de las cosas que aprendí en el 11 de septiembre es que yo no celebro los cumpleaños. Yo celebro el cumpledías porque en cualquier momento podemos enfrentarnos a una situación imposible. Yo cada día lo celebro. Todos los días tendríamos que tener el pastel con la velita y celebrar el día.”

Feliz día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.