Funciones y características de los hemisferios cerebrales

El cerebro ha sido una parte del cuerpo que los seres humanos han estudiado e investigado desde hace muchos años, ya que en él se encuentran grandes misterios, y la explicación del funcionamiento de todos los movimientos y acciones que ejecuta una persona durante su vida. El cerebro se divide en dos partes que no son simétricamente iguales, pero que a su vez son muy parecidas en apariencia. A éstas partes se les ha denominado como los hemisferios cerebrales, entre ellos está el derecho y el izquierdo y cada uno cumple con funciones en específico distintas a las del otro, pero que en la mayoría del tiempo trabajan en conjunto.

La división de funciones de los hemisferios cerebrales es exclusiva de los humanos, puesto a que luego de varias investigaciones se ha podido encontrar información suficiente que sirve como prueba de ello, aunque las diferencias competitivas que pueden encontrarse en ambos no suelen tan distintas en la mayoría de las personas.

 

El hemisferio derecho se complementa del izquierdo, y viceversa por lo que necesitan del uno al otro para poder hacer un buen trabajo. Se estableció que en una gran parte de los adultos el sistema del habla se halla en el lado izquierdo, aunque mediante investigaciones se ha podido comprobar que las personas zurdas suelen tener el control del habla en el lado derecho, o por defecto en ambos hemisferios del cerebro.

Un dato curioso de los hemisferios es que el lado izquierdo controla el derecho del cuerpo, mientras que el hemisferio derecho controla el lado izquierdo, aunque se ha demostrado que en más de la mitad de los zurdos el centro del habla se desarrolla en el lado izquierdo, y a menos de la mitad en el derecho.

Definición de hemisferio cerebral

El cerebro humano es uno de los órganos más complejos que posee en su cuerpo, y esto es debido a que en él se desarrollan miles de actividades y funciones que permiten el correcto proceder de todo el cuerpo en general, y en el que incluso se generan cosas como los pensamientos, el lenguaje, y muchas cosas más.

Para poder estudiar el cerebro de una manera más sencilla y rápida se ha divido en dos partes a las cuales se les ha denominado con el nombre de hemisferios, siendo respectivamente uno derecho y por ende el otro es el izquierdo. Estos lados del cerebro se pueden notar fácilmente debido a que en el medio del cerebro existe una línea a la que se conoce como la cisura interhemisférica o longitudinal y el mismo está interconectado por el cuerpo calloso que es un conjunto de fibras nerviosas blancas.

Clasificación de las fibras nerviosas

Estas fibras son las encargadas de que todo el sistema se mantenga conectado y pueda existir el envío de energía e información de un punto a otro sin ningún tipo de inconvenientes, y éstas sustancias blancas se pueden encontrar por la parte inferior de los hemisferios cerebrales, exactamente por la corteza, las cuales se puede dividir en tres diferentes, las fibras de proyección, las de asociación y las comisurales.

  • Fibras de proyección: es una lámina de sustancia blanca, la cual se encarga de separar a los núcleos basales del tálamo, y a su vez tienen la función de transmitir impulsos directo desde el cerebro a la médula espinal, y realizan el proceso a la inversa por igual.
  • Fibras comisurales: estos forman una gran estructura gruesa a la cual se le conoce como el cuerpo calloso que se encuentra justamente en la cisura longitudinal, y su función principal es la de transmitir y conectar los impulsos nerviosos para que los dos hemisferios se comuniquen efectivamente.
  • Fibras de asociación: éstas fibras a diferencia de las demás trabajan con un solo hemisferio, y su función es la de compartir neuronas y comunicarlas de una parte de la corteza hasta otra parte del mismo hemisferio.

Funciones de ambos hemisferios

Las funciones de los hemisferios se pueden dividir fácilmente, puesto a que en el lado derecho se puede observar una mayor actividad de los procesos no verbales que llevan a cabo las personas a diario, mientras que en el lado izquierda se desenvuelve lo verbal como por ejemplo el lenguaje.

Se ha demostrado que existe siempre un hemisferio que es más activo que el otro, y esto depende de si la persona es zurda o diestra, aunque existen algunos casos que pueden usar preferentemente un mano y que de ese mismo lado se encuentra la mayor actividad, pero en realidad no se puede decir que un lado domina sobre el otro, debido a que si una persona se enfoca en desarrollar ambos lados del cerebro podría llegar a hacerlo sin problema alguno, incluso existen ejercicios para evitar el Alzheimer constan en utilizar los lados que no están habituados a utilizar con el fin de desarrollarlo y tener menos probabilidades de sufrir de la patología mencionada.

Funciones del hemisferio izquierdo

Éste hemisferio se caracteriza por ser el del razonamiento lógico, puesto a que en él se pueden encontrar las funciones lingüísticas como el habla, los lenguajes, la escritura, la matemática, entre otras cosas.

Cuando las personas tienen más desarrollado el lado izquierdo tienden a ser más analíticas y tienen un mejor desenvolvimiento en actividades de lógica y razonamiento como las matemáticas, las lenguas, inclusive en la música ya que es un arte muy numérico.

Las conocidas pruebas de inteligencia que se le practican a las personas suelen centrarse en el funcionamiento del hemisferio izquierdo, y es que como éste tiene la habilidad de manejar todo lo lógico, lingüístico y numérico, y la mayoría de estas pruebas presentan problemas relacionados con esas temáticas es algo natural que se utilice ese lado para concretarlas.

Funciones del hemisferio derecho

Éste se considera como el lado que compete las funciones y actividades nov verbales de los seres humanos puesto a que se centra de manera distinta a la de su vecino tratando de solucionar los problemas que se le presenten no de manera analítica, sino más bien de manera integral debido a que las personas que tienen más desarrollado éste hemisferio cerebral tienden a comprender el mundo de una manera más visual, lo que quiere decir que se les facilita el aprendizaje por medios visuales.

El hemisferio derecho se caracteriza por ser el que comprende el contexto espacial del mundo, por lo que se percata de todo lo que rodea a la persona en general. Se ha demostrado que las personas que sufren de lesiones del lado izquierdo pueden llegar a desarrollar habilidades de habla en el lado derecho, aunque no son tan fuertes como las del izquierdo.

Datos curiosos del funcionamiento de los hemisferios cerebrales

Existen dos diferentes tipos de vista y maneras de percibir las cosas que dependen de si la persona utiliza más el hemisferio derecho, o el izquierdo, siendo los nombres de cada una la percepción secuencial lineal y la simultaneidad visual, siendo la primera característica del izquierdo y por ende la segunda del derecho.

Las personas con percepción secuencial lineal tienden a analizar las cosas fijándose en cada pequeño detalle antes de poder dictaminar un resultado o una opinión, mientras que las que poseen una simultaneidad visual se enfocan en todo a la vez pudiendo encontrar el problema relacionando todo el ambiente de una sola vez.

La manera de resolver los problemas más habitual en la población es mediante la utilización del análisis, pero ésta forma se ha demostrado que es exclusiva de las personas que posee la secuencial lineal, mientras que las que tienen una percepción simultánea visual tienden a utilizar la síntesis que es una forma de armar un conjunto del todo para resolverlo de esa manera.

A tempranas edades, exactamente antes de los 10 años ambos hemisferios cerebrales tienen la posibilidad de desarrollar el centro del habla, puesto a que se ha visto que los niños que sufren lesiones en el lado izquierdo del cerebro tienden a desarrollar la habilidad mencionada en el derecho.

Anteriormente solía creerse que el cerebro activaba zonas distintas dependiendo de la acción que iba a realizar el individuo pero gracias a los avances de la tecnología se pudo conocer que en realidad ambos hemisferios trabajan en conjunto para realizar la mayoría de las actividades diarias.

Para poder combatir enfermedades de pérdida de memoria como el Alzheimer es necesario realizar actividades que ejerciten ambos lados del cerebro con el fin de que si uno llegase a fallar ya ambos estén habituados a funcionar o ejercer todas las actividades que corresponden a ambos lados, otorgando la habilidad de poder recordar y actuar de igual manera a ambos hemisferios.


Categorías

Sin categoría

Un comentario

  1.   Javier Lara dijo

    Es una plataforma de divulgación científica muy amena que puede motivar a los lectores para seguir ampliando sus conocimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.