Cómo se puede tener más humildad

chico humilde que no fanfarronea de sus exitos

La humildad es una característica humana que nos diferencia de los animales… Aunque también es una característica que debería trabajarse más a menudo en las personas puesto que no siempre las personas son todo lo humildes que debieran. La humildad es necesaria para la vida y para poder vivir bien en sociedad… Nos ayudaría a tener una sociedad mucho más cohesionada.

Tener humildad te hará crecer personalmente, serás mejor persona y además, también te permitirá ser más agradecido. Podrás vivir la vida de mejor forma y tendrás un corazón mucho más noble que si no eres humilde.

Qué es

La humildad es lo contrario a la arrogancia. Implica suprimir el deseo de destacar en la vida o de presumir de las buenas acciones que se llevan a cabo. Se trata de tener una gran fortaleza emocional que aporte la capacidad de no exhibir las buenas acciones.

chica expresando su humildad

En realidad, nuestra sociedad está muy lejos de ser humilde. A las personas les encanta jactarse de su riqueza y de mostrar lo que tienen como un intento de parecer “más” que el otro. Si bien ciertamente no hay nada de malo en tener o ganar dinero, hay algo malo en tratar de frotarlo en la cara de los demás, especialmente aquellos que luchan incluso para llegar a fin de mes.

El problema es que no tenemos idea de lo que realmente está pasando en la vida de los demás. No tenemos idea de las luchas que enfrentan, o las dificultades que intentan superar… simplemente existe un pensamiento egoísta de “mi vida es y tiene que ser mejor que la tuya”. Aunque es cierto que hay personas a las que les van bien y después de mucho luchar les va bien en la vida… no está bien que se jacten delante de los demás de esto.

La sociedad está dividida en diferentes clases… Las personas están sufriendo atrocidades inimaginables en países donde el gobierno ni existe, no les importa, o no se quiere responsabilizar de lo que le ocurre a su población. La gente se muere de hambre, no solo en los países del tercer mundo, sino aquí, a pocos minutos de nuestros hogares. No tienen techo sobre sus cabezas, dinero en sus cuentas o esperanza para el futuro.

Es necesario que las personas trabajen en su propia humildad, junto con la empatía para poder entender todo esto. Incluso si no has pasado por momentos difíciles en tu vida, e incluso si siempre has tenido una red de seguridad para hacerte levantar durante tus caídas emocionales o ssociales, solo se necesita un poco de esfuerzo para mostrar más humildad en la vida.

Pero esta no es solo una buena característica que sabemos que debemos exhibir… se trata de tener la verdadera capacidad de humildad. De hecho, el rasgo de humildad te hará mejorar a nivel personal pero también profesional. Te volverás más generoso y las demás personas podrán tenerte más aprecio. Te convertirás en una persona más real en tu vida y en la de los demás.

chica humilde disfrutando de la naturaleza

Razones para tener más humildad

Todos podemos ser más humilde en la vida, incluso si crees que no tienes capacidad para hacerlo. Sin embargo, especialmente después de experimentar las derrotas monumentales que vienen con el fracaso, la importancia para la humildad se vuelve mucho más evidente. Si nunca has sufrido el fracaso, ¡serás de las pocas personas del mundo que lo puedan decir! Pero solo si has arriesgado en la vida, habrás saboreado el fracaso… El verdadero éxito va cogido de la mano del fracaso y de las equivocaciones.

Las personas más exitosas del mundo fracasaron primero muchas veces. El fracaso es el camino más seguro hacia el éxito, pero se necesita humildad para pasar por él. Las personas que fallan y aprecian esos errores para mejorar, son humildes. Han probado las dulces victorias del éxito, pero también han sufrido los dolores desgarradores del fracaso. El fracaso destruye el ego y nos permite ser más humildes. La humildad también te acerca al camino para la bondad. Las personas que son más humildes tienen más probabilidades de dar a los necesitados. Pueden empatizar mejor con la difícil situación de los demás.

Cómo ser más humilde

Ser más humilde es una cuestión interna y si realmente quieres serlo, podrás conseguirlo. Eso sí, si solo quieres aparentar ser más humilde para agradar a otros pero en realidad eres una persona codiciosa y arrogante, entonces, es mejor que primero trabajes a nivel emocional interno esos desequilibrios que tienes en tu mente. Busca el origen de esa oscuridad emocional para darles la luz que necesitas y poder vivir en armonía no solo con los demás, si no también contigo mismo/a.

  • Ser más consciente de lo que ocurre. La conciencia situacional es una función de la inteligencia emocional, ya que se está siendo consciente de uno mismo, del grupo, de las acciones de cada uno y de las dinámicas sociales en él. Como tal, las personas conscientes en las situaciones que viven apuntan su concentración hacia afuera mientras intentan absorber (es decir, aprender) más sobre la situación que están viviendo.

manos que ofrecen amor y humildad

  • Poner a los demás primero. Las personas humildes conocen su autoestima. Como resultado, no sienten la necesidad de ponerse ante los demás solo para mostrarles cuánto saben. En cambio, las personas humildes se dan cuenta de que a nadie le importa cuánto saben hasta que esas personas saben cuánto les cuidan.
  • No dejarse llevar por el éxito. Hay quienes se dejan arrastrar por las emociones del éxito. La humildad detiene esta arrogancia y la trampa de auto-complacencia. Las personas humildes comparten las buenas emociones y la riqueza, permanecen concentradas y orientadas para continuar el camino del éxito.
  • Escuchar a los demás. No hay nada más molesto que hablar con alguien que no se toma la decencia de escucharte. Cuando una persona no te escucha o solo espera para hablar, es porque piensan que lo que tienen que decirte es más importante de lo que tú estás diciendo. Ponen primero su interés al tuyo. En cambio, las personas humildes escuchan activamente a los demás antes de resumir la conversación. Además, las personas humildes no tratan de dominar una conversación o hablar sobre otras personas.
  • Mostrar agradecimiento. En una cena de empresa, por ejemplo, no importa si estás participando en una conversación acalorada con otros o no, las personas humildes se toman el tiempo para expresar gracias al servicio por atender las pequeñas cosas… Saben que el agradecimiento les cambiará la vida a mejor.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.