Descubre qué es con exactitud la identidad personal

¿Quién soy? ¿Quién quiero ser en la vida? ¿Qué me orienta? ¿Cuáles son mis gustos? Estas son las típicas preguntas que inconscientemente todos en el mundo nos hemos hecho para definir nuestra identidad personal.

La identidad personal es la percepción subjetiva e individual que una persona tiene sobre sí misma; es la conciencia del existir. Son aquellas informaciones que causan impacto y se adquieren a lo largo de la vida, pueden llegar a tal punto de transcendencia que son capaces de alterar por completo el patrón de conducta y la personalidad.

Su desarrollo comienza a partir de la niñez; cuando el infante ya es consciente de la presencia de otros y también de la suya en el mundo, paso a paso empieza a procesar el papel que representa para la sociedad. La propia Identidad Personal se convierte en una necesidad y derecho de la persona.

¿Qué es la identidad personal? 

En gran parte del mundo, es considerado que los niños deberían desarrollarse en un ambiente escaso de actos inmorales, pues se impediría el desarrollo de un ciudadano capaz de hacerle daño a otros y a sí mismo. Desde un punto de vista íntimo, las personas son unos de los elementos más importantes en la personalidad de un individuo.

La infancia es fundamental para la formación de una identidad personal para que en el proceso de crecimiento hasta llegar a la adultez el individuo sea capaz de tener una correcta toma de decisiones, la cual es el proceso en el cual se realiza una elección entre las alternativas u opciones para resolver diferentes situaciones de la vida en diferentes ámbitos: a nivel familiar, personal, sentimental, laboral, etc.

La interacción social es una habilidad de integración social muy significativa, ya que, sin la existencia de ésta, el individuo común no tendría la facilidad de identificarse con los distintos tipos de gustos y comportamientos, los que etéreamente son pequeños detalles que definen a una persona si logra incorporarse a un grupo. Las ideologías que visiona desde la infancia, en fusión con el entorno, se inicia la formación de la visión con la que el mundo será apreciado.

Pertenecer a una comunidad y concordar con las ideas que ésta cultiva, puede generar una notable influencia en la identidad de la persona. El lenguaje, la nacionalidad, la tribu social, tradiciones e incluso la familia afectan de manera notable el comportamiento, por ser agentes que nos envuelven completamente y por su constante transmisión de información de cómo se pertenece a estas. Por otra parte, el nombre y la edad son unos de los elementos que forman el sentido de individualidad.

Cada persona es relativamente autónoma, ya que su desarrollo depende de su entorno social y cultural, por eso es que la liberación personal solo se consigue únicamente alterando el grupo de las instituciones que el ser humano ha creado y que puede oprimir o beneficiar su libertad. La actividad de un individuo no solo depende de conductas instintivas, también de su capacidad para multiplicar el registro simbólico de posibilidades de acción, lo que implica a abrir el pensamiento hacia a lo innovador y lo inédito.

Características de la identidad personal

Según el libro “Psicología Social Desde Centro América” de Martin-Baro, la identidad personal tiene cuatro características fundamentales:

  1. Es discutiblemente estable: “Sigo siendo el mismo de ayer, aunque quizás para bien ha cambiado un poco”.
  2. Está referida a un mundo o grupo social: El individuo siempre está dispuesto a pertenecer a grupos de distinta naturaleza, todos estos poseen un sentido peculiar y un significado singular gracias al entorno social en el que lleve a cabo sus actividades.
  3. La Identidad Personal se consolida en la relación interpersonal.
  4. La Identidad personal es producto de la sociedad así como lo es también de la acción propia de la persona humana.

Elementos que influencian la construcción de la identidad

La familia

Este es el principal agente en el que todos piensan cuando se mencionan los elementos, es el más directo, cercano y evidente. Todo comienza en casa, así que la familia es la institución que socialmente hablando se encargada de convertirte en una persona de bien y en el miembro de un grupo social.

La escuela

Es otra institución más abierta que la familiar en la que la sociedad le da el cargo de formar a las personas en las normas y usos sociales. En esta, el individuo se ve más vulnerable a ser influenciado por otras personas ya que cada persona y por lo tanto cada familia tiene un método de crianza distinto.

Grupos de amigos

Este es un agente que la mayoría de las veces se ignora, pero realmente influye mucho en nuestra manera de ser y actuar el tipo de persona con las que nos juntemos, como dice un dicho: “Dime con quién te juntas y te diré quién eres”.

La sociedad

La sociedad es ese grupo de personas e instituciones que conviven en un preciso lugar geográfico. Las firmas que lleve, el estilo que adquiera le aportará a un individuo el posicionamiento social de la persona, en relación a su profesión.

Sus complejos

Hay veces en las que un individuo siempre intentará tapar las cosas que no le gustan de su persona, transformando estos puntos negativos en una total obsesión que llega a tener un resultado perjudicial ya que a veces se consigue centrar la atención en aquello que se intenta ocultar, sintiéndose totalmente influenciados de forma negativa y mostrándose completamente sensibles ante cualquier comentario o crítica que algún aspecto de su identidad pueda generar.

El sentido del protocolo y la corrección que la persona posee

Esta va en relación a si es subsecuente con lo que socialmente se espera de ella en su participación en distintos ámbitos de la vida social de los que en un momento u otro ha de formar parte.

Proceso de construcción de la identidad

  • Reconocimiento de su propio cuerpo.
  • Identificación de las personas más cercanas, estos principalmente son los padres.
  • Gradualmente se va relacionando con el mundo que lo rodea en otras instituciones, este suele ser la escuela.
  • Aprende a satisfacer sus necesidades a través de comportamientos y gustos.
  • Reconoce que necesita de los demás para vivir y desarrollarse la idea del Yo.
  • “Yo” imagen que refleja quién soy.

No existe exactamente un sujeto o una identidad personal, sin aquellos que contribuyen de manera decisiva a su propio desarrollo.

Es un resultado de las relaciones con la comunidad, la persona toma modos de ser y formas de actuar, desarrolla unas capacidades y suprime algunas otras, todo esto en conjunto forma la identidad. Somos seres que pueden innovar y crear, por lo mismo se han ido aumentando las posibilidades de acción racional, de los individuos y de la especie, gracias a esas grandes capacidades de aprendizaje.

También nos define como humanos nuestras acciones, lo cual a veces se manifiesta como incertidumbre o es incluso perjudicial. En muchas ocasiones las elecciones se realizan en contextos de presión. Así, se ha aceptado la complejidad de las acciones humanas o del fenómeno moral.

La típica diferenciación entre una ética de las convicciones y una ética consecuencialista ha dado paso a una especie de cuestionamientos entre ambas, lo que ha apoyado el hecho de que surja una educación basada en la autonomía moral de la persona y en el desarrollo de su sentido crítico, que se basa en la capacidad para revisar las viejas convicciones, asimilar lo nuevo que ha observado y aprendido, en quebrantar todo legado cultural y en buscar nuevos argumentos racionales basándose en un discurso lógico.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.