Saltar al contenido

La leyenda de la llorona para niños y adultos

La leyendas son parte del folclore, una historia que no es mito ni realidad, sino que se ubica en un punto medio. Éstas pueden ser de hechos naturales o sobrenaturales, donde en éste caso la leyenda de la llorona se ubica en el segundo punto, ya que se trata del alma en pena de una mujer que recorre distintos lugares en búsqueda sus hijos.

En este caso particular, se trata de una leyenda que es ampliamente conocida en distintas regiones de América Latina, puesto que existen distintas variaciones en cada país (incluso en distintos lugares del mismo). Ésto se debe a que desde hace años, existieron figuras con características similares, como los que encontramos en la mitología de los aborígenes; las cuales se extendieron por el continente y además, la colonización española permitió que estas fueran traducidas al idioma hispano.

Sin embargo, una de las historias más representativas y que se piensa que es la verdadera leyenda, es la de México; la cual podrás leer a continuación. Además, más adelante daremos algunos detalles de interés acerca de este ser sobrenatural que a tantas personas ha atemorizado, ya que aunque su origen se remonta a latinoamérica, también es conocida en otros países de Europa y Asia.

¿Cuál  es la verdadera historia de la llorona?

El origen de la historia no está del todo clara, puesto que como mencionábamos, existe una serie de versiones con diferencias según el país, pero al ser la de México una de las más populares, es la que contaremos a continuación.

A comienzos del Siglo XVII, una mujer indígena con un aspecto realmente hermoso estaba sumamente enamorada de un español de la colonia, el cual también se enamoró de ella e incluso quería que se casaran.  Ella aceptó y empezaron a vivir juntos, pero debido al machismo de la época, la mujer no podía acompañarlo ya que éste tenía muchas reuniones y obligaciones por ser un diplomático destacado de la época. No obstante, ambos disfrutaban de su compañía en el tiempo que podían estar juntos.

La pareja llegó a tener a tres hijos en diez años, pero la mujer aún se sentía inconforme con un aspecto que incluso no le hacía conciliar el sueño algunas noches, que era el hecho de que los suegros no aceptaban la relación, porque al ella ser de una clase distinta a la de su marido, ésto no era algo bien visto para aquella época e incluso, era considerado una falta grave para los padres más conservadores.

Debido a ello, la mujer con cada día que iba pasando y teniendo en mente aquél problema que la perturbaba, iba llenándose de odio contra la familia. Lo que ninguno de los dos sabía es que se estaría engendrando un monstruo, que en conjunto con el hecho de celar mucho a su marido y los comentarios provenientes de personas externas acerca de que éste pensaba en dejarla en cualquier momento, desataría una verdadera desgracia.

Una noche, cegada por esos sentimientos negativos, decidió llevarse a sus hijos de la casa y escapar hasta un río que quedaba relativamente cerca. Allí, sujetó fuertemente al más pequeño de ellos y lo sumergió hasta que éste falleciera, al igual que a los otros dos.

En pleno homicidio y una vez que la mujer descargó todo el odio acumulado al asesinar a sus hijos, por un momento su mente logró esclarecer y se dio cuenta de lo que había hecho. Acababa de matar a sus tres hijos ahogándolos en un río y no era ni un sueño ni una pesadilla, como a cualquiera le hubiese gustado que fuese. Eran los hechos, acaba de acabar la vida de tres pequeños niños inocentes que ella misma cuidó desde que estaban en su barriga.

Debido a ello, la mujer empezó a gritar desesperadamente a la vez que lloraba, algo que duró durante un período de tiempo considerable. No obstante, debido a que la corriente de agua se llevó a los niños y la situación tan perturbadora que sucedió, ésto le provocó una especie de amnesia; por lo que se levantó rápidamente y empezó a buscar a los tres niños, creyendo que los había extraviado mientras estaba llorando desesperadamente sin razón aparente (según ella).

Versiones de la leyenda de la llorona

  • En la versión del cuento de la llorona para niños pequeños la historia es completamente diferente, además de ser un poco más breve y se trata de una mujer fantasma que tiene como objetivo asustar a aquellos irresponsables que no han cumplido con sus deberes.
  • También existe otra variación de la leyenda en donde la mujer se suicida tiempo después de haber asesinado a sus hijos. Luego el cuerpo es encontrado por un campesino que no logra contactar con ningún familiar (recordemos que era una mujer indígena que vivía rodeada de otras clases) y la sepultó. Pero debido a su necesidad de encontrar a sus hijos, el alma quedó vagando.
  • Por otro lado, es posible hallar otra versión más en la que el objetivo de la llorona es asustar a los hombres que son infieles o a los padres que son irresponsables al cuidar a sus hijos.

Esta increíble leyenda de la llorona surgió, según se cuenta en muchos pueblos de México, debido a que durante varias noches, las personas se asustaban por los gritos y llantos de una mujer desesperada. No obstante, una noche los habitantes se armaron de valor para salir a buscar de dónde provenía