7 métodos de motivación para empleados (es más fácil de lo que se piensa)

La motivación de los empleados es el nivel de energía, el compromiso y la creatividad que los trabajadores de una empresa aplican a sus puestos de trabajo.

En el entorno empresarial cada vez más competitivo de los últimos años, encontrar maneras de motivar a los empleados se ha convertido en una preocupación apremiante para muchos gerentes. De hecho, han surgido diferentes teorías y métodos de motivación para empleados que van desde los incentivos monetarios a una mayor participación e implicación en los objetivos de la empresa.

Métodos de motivación para trabajadores.

1) Emponderamiento.

Consiste en dar a los empleados una mayor responsabilidad y autoridad para la toma de decisiones, así como aumentar su preparación para llevar a cabo esas tareas.

Como resultado, los empleados se sienten más importantes y capaces de realizar las tareas encomendadas por lo que los sentimientos de frustración se reducen notablemente.

2) Creatividad e innovación.

En muchas compañías, los empleados no expresan sus ideas creativas por temor a que sus aportaciones serán ignoradas o ridiculizadas por la dirección de la empresa.

El poder de crear e innovar en la organización tiene que desplazarse desde la parte superior (los gerentes) a la línea de personal (los trabajadores), ya que los empleados son los que mejor conocen sus puestos de trabajo, producto o servicio.

Este poder para innovar motiva a los empleados y beneficia a la organización ya que se utiliza más sabiamente la experiencia de sus empleados y aumenta el intercambio de ideas e información entre los empleados y los diferentes departamentos.

Estas mejoras también crean una apertura al cambio que puede dar a una compañía la capacidad de responder rápidamente a los vaivenes del mercado y mantener el liderazgo.

Artículo recomendado: Cómo ser un buen jefe ante los empleados

3) Aprendizaje.

Si a los empleados se les da las herramientas y las oportunidades para aprender, la mayoría va a asumir el reto.

Las empresas pueden motivar a los empleados para lograr más compromiso con la mejora permanente de sus habilidades.

Los programas de formación para empleados son una forma cada vez más popular y eficaz de aumentar la motivación. A menudo, estos programas mejoran las actitudes de los empleados hacia el cliente y la empresa, al mismo tiempo refuerzan la confianza en sí mismos.

Si los conocimientos adquiridos se pueden aplicar a la labor que debe realizarse, la adquisición de ese conocimiento será un evento que vale la pena para el empleado y el empleador.

4) Calidad de vida.

Conciliar la vida laboral y familiar es difícil. Bajo estas circunstancias, muchos trabajadores se preguntan cómo responder a las demandas de sus vidas más allá del lugar de trabajo. A menudo, este problema se plantea en el trabajo y puede reducir la productividad de los empleados y su moral.

Las empresas que han establecido acuerdos flexibles con sus empleados han aumentado su productividad.

5) Incentivo monetario.

El dinero sigue ocupando un lugar importante entre los métodos de motivación empresariales.

El reparto de los beneficios de una compañía incentiva a los empleados a realizar un servicio o producto de calidad y a implicarse activamente en el mejoramiento de la empresa.

Estos incentivos económicos a los trabajadores revertirán a su vez a la empresa pues impulsa la productividad y reduce el absentismo. Sin embargo, si estos incentivos no van acompañados de otras motivaciones no monetarias, los efectos de la motivación serán de corta duración.

6) Comunicar mejor.

La importancia de las comunicaciones con los empleados a menudo se pasa por alto. Los jefes deben comunicarse con ellos con frecuencia y hablar con ellos cara a cara, olvidarse de comunicados internos en forma de panfletos o emails. Los trabajadores tienen que saber que son valorados y comunicar personalmente con ellos es la mejor manera de mostrar su agradecimiento por su arduo trabajo.

7) Ser un ejemplo.

Los responsables de una empresa no pueden esperar que sus empleados trabajen duro o se comporten de una manera determinada si no se predica con el ejemplo. Si los directivos muestran su entusiasmo acerca de las metas de la empresa, sus empleados se contagiarán de dicho entusiasmo y trabajarán para alcanzar dichos objetivos. Los buenos estados de ánimo son siempre contagiosos, especialmente en el lugar de trabajo.

Los directores que utilizan estos métodos de motivación entre sus trabajadores promueven entornos de participación y tratan a los empleados con justicia y respeto. Los trabajadores responden con una motivación elevada.

Puedes completar la información que se da en este artículo con esta otra.

Te dejo con un clásico en Youtube sobre la motivación:


Un comentario

  1. Proponer dinámicas, que logren crear generar confianza, coordinación en la solución de retos, liderazgo y valoración por los demás ayudara a un mejor relación entre empleados y su motivación y creatividad para la enfrentar los retos de trabajo con efectividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.