Estoy en total acuerdo porque lo he vivido; el buen profesional, es el que lleva la vocación entre sus entrañas, y toma su accionar como una naturalidad que cada día al trabajar lo siente con inmensa alegría.

Responder