Saltar al contenido

Descubre cómo hacer los más hermosos votos de amor e inspírate

“Todos los días de mi vida voy a amarte, con tus errores y virtudes. No prometo estar sonriente todo el tiempo, pero prometo poner todo de mi para hacerlo lo mejor posible. Que nuestra vida y nuestro amor sea construido día a día con un pedacito de nosotros”.

Los votos de amor que se realizan el día de la boda, es uno de los momentos más emotivos de la ceremonia. Son esas palabras que se dice la pareja que se está casando donde expresan todo aquello que están dispuestos a hacer durante su matrimonio a fin de que este perdure sobre la base del respeto, la confianza, la tolerancia y el amor.

Se acostumbra a decirlos frente a los invitados y aunque a algunos les parezca cursi, ese instante donde se declaran amor es uno de los más importantes para el resto de la nueva vida que comienza como personas casadas. Sobre todo para aquellos que se encuentran realmente enamorados y anhelan que cada detalle esté en su justo lugar. Los votos de amor, en algunos ha quedado relegado, sin embargo, es importante retomarlos, porque el amor debe ser expresado.

Si estás por casarte y estás pensando cómo hacer los votos de amor:

  • En principio deben estar de acuerdo ambos cónyuges, por lo que deben conversarlo previamente de manera que estés preparados el día de la boda.
  • Determina con el padre o a quien oficiará la boda que debe haber un espacio para los votos matrimoniales.
  • Ahora si, disponte a escribir.

Los votos no deben sentirse como una presión o carga en nuestros hombros, el amor es un sentimiento que nos genera una serie de vivencias y con eso tenemos, sólo hay que dejar fluir las palabras. Toma nota de lo que quisieras expresar, de cómo te has sentido con él o ella, de lo que juntos han pasado hasta ahora, piensa que es una carta que escribes a tu ser amado. Si se dificulta aquí te mostramos algunos ejemplos que puedes adaptar a tu realidad:

  1. Por este amor que hoy nos une en matrimonio, prometo estar contigo en todo momento, ser tu apoyo y tu complemento. En cuanto a mis errores hacer lo posible para enmendarlos, pero sobre todo, prometo no hacerte daño.
  2. Eres mi amor, mi amante, mi amigo (a), por eso te sostendré las veces que sea necesario, te acompañaré en tus proyectos y te ayudaré de ser necesario a cumplir tus sueños, haré que tu vida día a día esté llena de amor.
  3. No importa cuántas veces nos equivocamos, porque es eso, no hay manuales que expliquen cómo debe ser, lo que tengo claro es que mi amor por ti se mantendrá firme ante cualquier adversidad, que esta promesa de acompañamiento que hoy nos hacemos aquí va cargada de las más profundas intenciones de estar a tu lado.
  4. Ante toda dificultad prometo estar ahí, te abrazaré fuerte todos los días para que sientas que mi amor permanece. Prometo confiar en ti, ser tu cómplice y tu compañero (a), tu amigo (a) y amante.
  5. En este día, como lo he venido haciendo te doy mi corazón, bajo la promesa que caminaré contigo, dondequiera que nuestro viaje nos lleve. Para aprender y vivir juntos siempre.
  6. Te tomo como mi esposa (o), reconociendo y aceptando tus fallas y fortalezas, como lo haces tu conmigo. Prometo ser fiel y comprensivo (a) y siempre hacer que el amor y la felicidad de nuestra familia sean mi prioridad. Seré tuyo en abundancia y en necesidad, en enfermedad y en salud, en fracaso y en triunfo. Soñaré contigo, celebraré contigo y caminaré a tu lado a través de lo que sea que traiga nuestra vida. Eres mi persona, mi amor y mi vida, hoy y siempre.
  7. Si nos mantenemos unidos no hay nada que no podamos enfrentar, por eso prometo estar siempre a tu lado, ayudarte a enfrentar los desafíos que se presenten. Seguro (a) estoy que una vida contigo no será suficiente, pero mientras la tengamos prometo hacerte feliz.
  8. Eres el amor de mi vida y me haces más feliz de lo que jamás podría haber imaginado. Me has hecho una mejor persona. Así que estoy verdaderamente bendecido (a) de ser parte de tu vida, que a partir de hoy se convierte en nuestra vida en común, para seguirnos amando como hasta ahora.
  9. Prometo amarte en libertad, estar ahí cuando me necesites, acompañarte en tus triunfos y apoyarte en tus derrotas, porque ahora todo eso también será parte de mi. Por eso si es de correr contigo así lo haré.
  10. Lo siento no puedo  describir el sentimiento que tengo hacia ti, sé que es grande, que se expande en mi pecho, que me conmueve. Que quiero estar contigo todos los días al despertar y al irme a dormir. No puedo explicarte qué siento, más allá que mis ojos se iluminan cuando tu estás, y este compromiso de hoy lo hago para hacerte saber que pondré todo de mi parte para que este sentimiento inexplicable se mantenga por el resto de nuestras vidas.
  11. Prometo fidelidad y paciencia, respeto y despreocupación, atención y superación personal. Celebraré tus triunfos y te amaré aún más por tus fallas.
  12. Eres mi luz, y me has mostrado más amor de lo que jamás haya conocido, por eso prometo tener la paciencia que exige el amor, hablar cuando se necesitan palabras y compartir el silencio cuando se amerite.

Lo que realmente importa

Ejemplos de votos matrimoniales para que tomes ideas de cómo puede hacerse, lo mejor es dejar fluir ese amor que sientes, al final cada uno con un toque personal según los gustos de la pareja. Incluso puedes agregar alguna referencia a algo que los identifique como pareja y algo que a menudo hagan juntos, pueden ser los viajes, el deporte, la aventura, la gastronomía. Lo más importante es que lo que allí se diga se mantenga durante el matrimonio pese a las dificultades, es importante mantener siempre las promesas y compromisos que se han hecho.

 

Respetar siempre los acuerdos es fundamental para mantener la pareja

 

Renovación de votos de amor

Estar casados te lleva a comprender algunas cosas que cuando a penas eran novios no se distinguían, las vivencias que en el matrimonio se generan y las responsabilidades que esto trae consigo permite que la pareja se fortalezca, si así lo han dispuesto. Seguro han pasado momentos en los que han flaqueado, conflictos y problemas que bien puedan ser generados por circunstancias externas o internas, pero de una manera u otra eso les ha hecho comprender lo que realmente significa ser apoyo y acompañar a tu cónyuge.

Luego de pasar algunos años casados, la relación ha madurado y posiblemente aquellas promesas o compromisos del principio necesitan unos cambios que se puedan adaptar a la vida de casados que mantienen ya desde hace un tiempo. Por esto las parejas deciden renovar sus votos a fin de mantener los compromisos y adecuarlos a la vida que ahora llevan.

Muchas parejas organizan sus propias renovaciones, y algunas hacen que sus hijos rindan los honores. Una de las tendencias que amamos son los amigos más íntimos de la pareja, tal vez la dama de honor original y el padrino, que eligen organizar el evento. El cual se puede llevar a cabo en una casa de oración, en su casa, en la playa, en un hermoso jardín o parque, en la cima de una montaña o en un crucero, o en cualquier lugar que tenga un significado sentimental para ambos.

La renovación de los votos no es una ceremonia legalmente vinculante, por lo que cualquier persona de amplio estima para ambos puede oficiarlo: un juez, sus hijos, un pariente o amigos cercanos. Asimismo los invitados son decisión de los conyugues, sobre todo amigos y familiares muy íntimos, pero que puedan organizar una fiesta para celebrar su aniversario y puedan renovar sus votos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.